Las 7 grandes ventajas de viajar sola

6
216

Recuerdo perfectamente la primera vez que decidí viajar sola. Corría el año 1990 y yo tenía mis primeras vacaciones. Por aquel entonces, mis amigos aún no trabajaban y yo tenía claro que no me quería quedar casa. Decidí irme de acampada 15 días a una playa cerca de Cangas, a Liméns, a tan solo 70 km de mi casa. Por supuesto que era la única persona que estaba en una tienda de campaña sola y, tengo que reconocer que algunas noches se me hacían largas. Por suerte hice amistad con el personal del camping y finalmente ya cenaba con ellos. Se me ocurrió apuntarme a un curso de windsurf para socializar un poco, por lo demás, me pasaba el tiempo paseando y leyendo.

Pasado un tiempo me encontré en la misma situación, pero esta vez quise descubrir Euskadi. Había visto la película Vacas y quedé prendada de ese paisaje. Gracias a una revista que leía en aquel tiempo (Integral), supe de unas casa de aleda (Bastegui), recordad que de aquellas no había internet!. Llamé para reservar una semana, cogí un avión a Bilbo y luego un autobús que me llevaría hasta cerca de Zarautz, en Zestoa. En aquel momento no hubiese ni intuido que años después iría a vivir allí!.

Y después de varios viajes con amigos y pareja por el medio siempre fui haciendo viajes en solitario. No ya tanto porque no hubiese quien pudiera acompañarme, sino porque me apetecía ir sola. En otras ocasiones me he unido a grupos de viaje, como cuando fui a Botswana o hice yo el grupo, como cuando fui a Etiopía y conocí a tres estupendas compañeras de viaje.

Con el grupo  y todos los trabajadores en el viaje a Botswana.
Con el grupo y todos los trabajadores en el viaje a Botswana.

Con el paso del tiempo me está gustando más y más el viajar sola y a día de hoy, aunque suene muy mal, es la que más me gusta. Eso no quita de que disfrute de viajes con amigos o con mi pareja, pero cuando viajo sola la desconexión es mayor, el descanso mental es total. Sencillamente, es todo más fácil.

Bajo mi experiencia, os voy a contar cuáles son las ventajas de viajar sola y, ojo, lo que para mi puede ser un ventaja, para otra puede ser un gran inconveniente. Lo que sí es que tenemos que partir de que te tiene que gustar estar sola, aunque al final estés sola muy pocas veces. Pero es mejor partir de la base que igual vas a estar dos días sin mantener una conversación. El estar a gusto en soledad es una premisa importante. Y por qué me dirijo a las chicas y no a los chicos? Pues porque aunque en mis viajes me he encontrado a más mujeres que viajaban solas que hombres, la grandes preguntas siempre vienen dirigidas desde este género. Intuyo que es porque les motiva mucho hacerlo, pero tienen miedo a dar el primer paso.

Australia fue mi primer gran viaje en solitario.
Australia fue mi primer gran viaje en solitario.

Así que hoy me he puesto a escribir mi lista de las grandes ventajas que supone viajar sola y que va dirigida a todas esas mujeres que están deseosas de sentir la libertad de viajar cuando quieran, sin depender de atar fechas con nadie y a donde quieran, sin consensuar destino.

. La fecha la pones tú. Puedes decidir irte de vacaciones cuando quieras o cuando el trabajo te lo permita. No tienes por qué coincidir con nadie. Y si tienes la suerte de poder elegir tus fechas dentro de todo el año, podrás irte fuera de las temporadas altas. Donde todo es más económico y hay menos gente.

. No tienes que convencer a nadie del destino, ni de si es o no caro, peligroso, turístico, da igual. Irás a donde tú quieras ir. Además, no tienes porque estar viendo el itinerario con nadie, todo, absolutamente todo, lo decides tú, sin tener la presión de equivocarte en alguna decisión. Si eso ocurre y los sitios escogidos no valen mucho la pena, pues no pasa nada, no tienes a nadie de morros que te lo esté recordando!

3º. Desde que te levantas hasta que te acuestas, los tiempos los marcas tú. Si quieres madrugar o prefieres quedarte en cama leyendo, si comes a la 1 o las 4 de la tarde. Si un día no estás para visitas y quieres pasarte el día en una hamaca, es tu decisión. Como si quieres pasar 5 días así, o los quieres pasar subiendo una montaña. No tienes la necesidad de consensuar con nadie lo que vas a hacer en cada momento, ni convencer a nadie de que es mejor una cosa que la otra. Tienes total libertad de hacer durante el día y la noche lo que quieras. Esto es una de las cosas que yo más valoro. Hace que tengas la cabeza siempre relajada con una sensación de libertad absoluta.

Paseando tranquilamente por los Templos de Angkor, en Camboya.
Paseando tranquilamente por los Templos de Angkor, en Camboya.

. Cuando viajas sola es cuando más gente conoces. Entre que vas conociendo a otros viajeros  por el camino y que en las guest house o albergues nos solemos encontrar todos los mochileros solitarios… es difícil que pases una cena sola. He conocido tantísima gente interesante en los viajes, que es casi imposible acordarme de todos sus nombres. Gente con historias curiosas, gente que lleva 15 años viajando, que ha dado 5 veces la vuelta al mundo, gente que ha roto con la vida convencional para hacer del viaje una forma de vida y que tienen mil y una historias que contar. Este es un buen momento para tomar nota de los próximos destinos.

En las Islas Fiji donde nos encontramos varias mujeres solitarias de diferentes países e hicimos un buen grupo.
En las Islas Fiji donde nos encontramos varias mujeres solitarias de diferentes países e hicimos un buen grupo.

. Algo que es precioso es sentir como las familias y las mujeres se solidarizan y te acogen. Al ver a una mujer sola las demás mujeres forman un equipo para ayudarte. Recuerdo en Irán que, sin poder comunicarnos con el idioma, hubo mujeres que me pagaron el billete del autobús y me llevaron a una estación para coger el siguiente, todo, con signos. Mujeres que en Armenia me invitaron a comer la fruta que llevaban para el largo viaje en autobús. Todo sin palabras. En este sentido tengo cientos de historias que contar. He sido “adoptada” temporalmente por muchas familias y muchas han sido las mujeres que han intentado ayudarme y me han ofrecido cobijo, comida o, simplemente, una sonrisa cómplice que te hace sentir que “todo está bien”.

En mi segundo viaje a la India en casa de una acogedora familia jainista donde pasé varios días.
En mi segundo viaje a la India en casa de una acogedora familia jainista donde pasé varios días.

. Una mujer sola no representa una amenaza, se bajan las barreras del miedo a lo desconocido y en muchos países esto es un auténtico lujo. Tanto niños, hombres y mujeres nos sentimos curiosos por lo diferente, pero muchas veces puede más el miedo que esa curiosidad y más cuando el grupo de desconocidos es grande. Sin embargo, si ven a una mujer sola, es una oportunidad para ellos para poder preguntarte cuestiones curiosas, cotillas incluso y otras más profundas. Me han hecho preguntas muy obvias para nosotros, pero que sí resultan interesantes para culturas donde una mujer casada nunca viajaría sola a ningún sitio. También he tenido profundas conversaciones sobre la religión, sobre el feminismo, sobre las diferencias económicas y sobre las grandes injusticias.

En el tren en Sri Lanka con una familia que compartió su comida conmigo, sin apenas entendernos...
En el tren en Sri Lanka con una familia que compartió su comida conmigo, sin apenas entendernos…

. Viajando sola haces una inmersión mayor en lo que te rodea, aprecias más cada detalle y grabas en tu memoria y corazón sensaciones y momentos irrepetibles. Cuando vas con gente vas interactuando, comentando, y es como si hubiese un canal de entrada y otro de salida. Cuando viajas sola, solamente te centras en recibir, sin necesidad de opinar ni comentar nada. Además, hay muchos momentos para la reflexión, si quieres, si no, te dedicas a captar y empaparte de todo lo que estás viviendo.

En Nueva Zelanda, en uno de esos momentos en los que vives la naturaleza a tope y te sientes muy pequeñita.
En Nueva Zelanda, en uno de esos momentos en los que vives la naturaleza a tope y te sientes muy pequeñita.

No te parecen razones suficientes para disfrutar viajando sola? Entiendo que a no todo el mundo le gusta socializar, ni le gusta guardarse los comentarios de lo que está viviendo, que el compartir momentos es lo más importante para la mayoría… Pero una vez que estás en un sitio impresionante y te llenas de él, te das cuenta que no hace falta compartirlo, que lo estás viviendo a tope, disfrutando a tope y que es posible que sea irrepetible.

A la pregunta que siempre me hacen de “no te da miedo viajar sola”? Diré que NO, en absoluto. Nunca he tenido ningún problema, nunca he visto una desventaja el ser mujer, sino todo lo contrario. Nunca me he planteado no visitar algún sitio por mi género, aunque, evidentemente no me voy a ir a Afganistán, pero tampoco un hombre o un grupo de gente sensata lo haría. Actúo con prudencia, lógica y algunos pequeños trucos.

Ya escribí un post titulado “Consejos para viajar sola”, así que si sentís curiosidad, podéis leer las 10 reglas que considero básicas para viajar con seguridad.

Y si tenéis alguna duda o pregunta, podéis comentarlo y lo debatimos!

 

¡Vota este post!

6 COMENTARIOS

    • Efectivamente María! Muy pocas veces me he sentido sola, aún no habiendo nadie a mi alrededor… Pero es que además, viajando, es casi imposible!
      Un besazo!

  1. Hola Sabela! Acabo de conocer tu blog y me está encantando. Quisiera hacerce una pregunta ya que veo que estuvistes en infinidad de sitios… Si tuvieras que recomendar un viaje en cuanto a paisaje se refiere (montaña, naturaleza verde…) con cual te quedarías? y si tuviera más que ver con cultura y gentes? …Sigue así porque haces que otras chichas nos animemos a seguir tus pasos. Muchas gracias!!!

    • Hola Isabel!
      Muchísimas gracias por tus palabras! Me alegro mucho que te guste y que lo encuentres útil!
      Sobre lo que preguntas, pues tal vez un destino de naturaleza sería Nueva Zelanda y de cultura, Birmania. Pero si quieres unir los dos… yo te recomiendo Laos. Tienes posibilidad de hacer muchos trekkings, tienes poblados, tienes cultura,…
      Otro creo que será Indonesia, que es mi próximo viaje. Estaré 40 días entre Sumatra, Java y Bali, y más que playas, lo que haré es naturaleza y cultura. Pero esas son mis expectativas! ya te las confirmaré! 🙂
      No dudes en preguntar cualquier cosa! si te puedo ayudar es genial!
      Un abrazo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí