El turismo sostenible y el compromiso de las empresas

Es una suerte que el turismo sostenible y el turismo responsable estén de moda. Ello implica mayor conocimiento y concienciación del tema, o eso quiero pensar.

Cada vez se habla más de la necesidad de poner en valor los recursos de la zona, tanto a nivel económico como social. Y yo creo firmemente en ello. Como turistas podemos hacer muchas cosas con pequeños detalles.

Estoy convencida de que en la mayoría de los casos la falta de conocimiento hace que cometamos errores o que no hagamos pequeños gestos que podrían ayudar de forma favorable a la sostenibilidad de una zona.

¿Qué es el turismo sostenible?

Vamos a empezar por el principio. Según la Organización Mundial del Turismo, el turismo sostenible es aquél “que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

En resumen, el turismo sostenible tiene en cuenta lo siguiente:

  • Bajo impacto medioambiental
  • Respeto a la cultura local
  • Generación de empleo y recursos económicos a la población local

¿Qué podemos hacer para apoyar el turismo sostenible?

Al tener en cuenta los tres indicadores básicos y muy resumidos anteriores, es fácil saber cuáles serán las pautas a seguir. Intentaré solo dar una idea general de estos tres factores ya que el tema que más me interesa plantear en este artículo es otro…

Bajo impacto medioambiental

turismo sostenible

Una de las principales actuaciones es NO DEJAR HUELLA. No solo se trata de no dejar basura en los sitios que visites (esto ya lo vamos a dar por hecho), sino que se trata también de evitar el uso del plástico en la medida que podamos. Es decir, no crear más residuos de los necesarios.

Tampoco está bien que nos llevemos recuerdos naturales. Se trata de dejar el lugar visitado igual que lo has encontrado al llegar. Y si encima quieres ayudar, estaría bien que recogieras lo que otras personas han dejado en el camino… En muchas rutas he vuelto con basura de otros, es un pequeño gesto que a mi no supone ningún esfuerzo y que deja el lugar mejor tanto para los siguientes turistas como para los que viven allí y los animales que lo habitan.

Un pequeño consejo para los que nos gusta viajar a destinos menos “desarrollados”: no dejes envases de plástico. En vez de llevar tu frasco de gel y champú, usa jabones, es más fácil de transportar y deja menos residuos. En caso de hacerlo, recuerda traerlo de vuelta, es muy posible que en estos países no tengan plantas de reciclado y ese plástico acabe en un montón de basura que tardará decenas de años en desaparecer.

Respeto a la cultura local

Es muy importante conocer las tradiciones y la cultura local antes de visitar un destino. También es importante interesarte por ellas visitando sus museos y lugares históricos. Por supuesto, el respeto a sus habitantes es imprescindible, incluso a la hora de sacarles una fotografía.

Chica de Myanmar a la que le pedí amablemente sacarle una foto.

Generación de empleo y recursos económicos a la población local

Este es un punto del que nos olvidamos mucho, sobre todo los que viajamos de forma independiente y queremos ahorrar en nuestros viajes. Yo procuro contratar guías locales por dos razones: una, la puesta en valor de un oficio y la otra, porque es la mejor manera de conocer los destinos.

Hay muchas maneras de ayudar a la generación de empleo y creo que son obvias, así que no me voy a enrollar mucho con este tema.

Apoyo a empresas de turismo sostenible

Para mi es muy importante el apoyo a las empresas que han apostado por seguir las pautas de un turismo sostenible. Muchos turistas se quejan de que es más caro, pero en realidad no siempre es así.

África, Tanzania, safari

Ruta en bici por las inmediaciones del lago Manyara con Udare

En mis viajes procuro contactar con pequeñas empresas que tengan este compromiso y he descubierto que las experiencias son muchísimo mejores. Además, sabes que, en muchos casos, el dinero recaudado va para una comunidad y, en otros, las empresas se comprometen a revertir esas ganancias en proyectos de sostenibilidad.

Dos de estas agencias de turismo que he contratado han sido Udare, en Tanzania y Kenia y Futurismo, en las islas Azores, Portugal. Dos grandes ejemplos del compromiso con el medio ambiente y respeto a los animales.

Hay muchas etiquetas que identifican a estas empresas de turismo sostenible, pero creo que leyendo e informándose de sus políticas, uno se puede hacer una idea de sus actuaciones. También tengo en cuenta las opiniones de otros viajeros y páginas especialistas en ello.

Empresas que apoyan la sostenibilidad y conservación de la biodiversidad

Y aquí llega el tema. Lo he dejado para el final porque creí que era necesario hacer una introducción a la importancia de la sostenbilidad en el ámbito que me atañe, el turismo.

Es evidente que para la explotación de recursos naturales hay un gran impacto en la naturaleza y es por ello que son necesarias políticas de sostenibilidad y desarrollo de la biodiversidad por parte de las empresas.

Hace unos meses tuve la oportunidad de hacer dos visitas realmente increíbles en Cataluña de la mano de Endesa. Nos querían mostrar dos de sus proyectos de sostenibilidad: el proyecto Coracias en el Parque Natural dels Aiguamolls de l‘Empordà y la central térmica de Sant Adrià de Besòs.

Proyecto Coracias

Este es un proyecto llevado a cabo en el Parque Natural dels Aiguamolls de l‘Empordà en Gerona. Consiste en la recuperación de la carraca europea, un ave que ha estado a punto de extinguirse.

El proyecto consiste en la disposición de cajas nidos en las torres eléctricas colocadas de tal manera que no tengan acceso sus depredadores naturales. También se hace un seguimiento con la colocación de cámaras endoscópicas gracias a las cuales se pueden obtener datos sobre sus hábitos y la actividad reproductora.

turismo sostenible

Cajas nido para la carraca europea

Gracias a este proyecto ya ha habido casi 30 puestas nuevas de las cuales hay cerca de 100 carracas que han salido adelante y vuelan en libertad en el parque. Estos nidos protegidos también son usados por otras aves que habitan en este parque, con lo que se ha ampliado el beneficio de este proyecto.

turismo sostenbile

La carraca en el Parque Natural dels Aiguamolls de l‘Empordà

Te recomiendo una visita a este parque, donde podrás disfrutar de unas horas de relax en un entorno muy bonito. Nosotros hicimos el recorrido en burricleta, unas bicicletas eléctricas que resultan muy cómodas para los que no tenemos mucho fondo. El recorrido completo para ver todo el parque son 32 km y ves desde zonas de marismas a campos de girasoles.

Turismo sostenible

En burricleta por el Parque Natural dels Aiguamolls de l‘Empordà

San Adrià de Besòs y su central térmica

¿Qué sucede cuando cesa la actividad de una central térmica? Pues en el caso de San Adriá, Endesa ha decidido donar su edificio para actividades culturales al ayuntamiento, cosa que todavía no se ha hecho efectiva a día de hoy pues están estudiando muchas posibilidades.

En el proyecto inicial se había considerado la retirada de las tuberías que van al mar, pero cuál fue la sorpresa cuando descubrieron que se había creado un arrecife artificial.

turismo sostenible

Central térmica de Sant Adrià

Así que en vez de retirarlas, decidieron preservar este nuevo ecosistema marino que está formado de erizos, estrellas de mar, esponjas, algas,… ¿Y cómo disfrutar de este nuevo entorno? Pues buceando y siguiendo la tuberías para poder observar las grandes maravillas creadas.

turismo sostenible

Arrecife artificial sobre las tuberías de la central térmica

turismo sostenible

Preparada para bucear en Sant Adrià

Tengo que reconocer que yo, aunque estaba muy ilusionada con esta experiencia, no pude hacerlo. Me pudo el miedo al agua y me agobié y, muy a mi pesar, tuve que volver al barco. Añado que la profesionalidad de los monitores de Blaumar fue increíble. Además, se dedican a recoger la basura que van encontrando en sus inmersiones para tratar de mantener el mar lo más limpio posible. Un gran gesto por su parte.

El lago de As Pontes de García Rodríguez

Además de la experiencia con Endesa en Cataluya, también conocía otro proyecto sostenible de la misma empresa, el lago de As Pontes de García Rodríguez, en Galicia. Lo descubrí durante una ruta de turismo industrial por la comarca. Es un gran ejemplo de como una escombrera puede convertirse en una zona de ocio gracias a la iniciativa de la propia empresa explotadora.

Una antigua escombrera reconvertida en un lago artificial

Es por ello que creo que, para apoyar la sostenibilidad, son muchos los actores que tienen que tomar partido. Nosotros, como turistas, las agencias que hacen una apuesta en ello (y no nosotros que debemos hacer uso de ellas) y las empresas con su compromiso de revertir parte de sus ingresos en la reconversión de espacios y en proyectos de biodiversidad.

Agradezco a los organizadores de #EndesaChallenge por esta oportunidad de conocer estos proyectos de mi primera mano.

Más información sobre estas experiencias y la economía circular en el Blog de Endesa y en el siguiente vídeo:

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.