Vietnam en moto. Etapa 4: de Phan Rang–Tháp Chàm a Dalat (ruta hacia el interior)

Dalat, moto, Vietnam

Vistas desde la carretera que sube a Dalat

Tenía muchas ganas de hacer esta etapa. Había leído que era preciosa y, sin lugar a dudas, lo es. Es una carretera de montaña que va subiendo en zigzag y desde donde hay unas vistas espectaculares. El clima va cambiando poco a poco y ya en Dalat, la baja temperatura se nota bastante.

Etapas anteriores

Datos prácticos de la ruta en moto

Etapa 4: Phan Rang–Tháp Chàm a Dalat

  • Distancia y tiempo: 105 km / 3 h
  • Gasolina: 40.000 dong
  • Talleres: muy pocos
  • Restaurantes: algunos por la carretera
  • Supermercados: pocos
  • Hoteles: Ninguno hasta llegar al final de la ruta, en Dalat.

Vídeo de la ruta

La ruta desde Thap Cham a Dalat

Dalat, moto, Vietnam

Bosque y buena carretera en la subida a Dalat.

La salida de Phan Rang–Tháp Chàm se hace un poco larga, pero a poco más de 10 km está el desvío para ver los templos budistas “Torres cham Poklongarai”, así que se hace un pequeño parón en el camino.

ruta en moto vietnam, Dalat

Torres cham Poklongarai

Después de volver a la carretera principal hay unos cuantos kilómetros que pasan por pequeñas poblaciones. En cuanto empiezas a subir la montaña, ya casi no hay tráfico y el camino se hace muy agradable. Hay muchas curvas, no se puede ir muy rápido, pero se disfruta bastante, sobre todo si haces paradas para admirar el paisaje.

Dalat, moto, Vietnam

Campos te dé cerca de Dalat.

La llegada a Dalat es un poco fea, ya que se ve desde la carretera la gran cantidad de invernaderos que hay en toda la zona. La agricultura es la economía fundamental de esta área.

Dalat, moto, Vietnam

Invernaderos en la entrada de Dalat.

Donde dormir en la ruta de Thap Cham a Dalat

Durante la ruta no hay muchas opciones para dormir. Lo mejor es hacerlo al final de la etapa, en Dalat. En la ciudad hay hoteles de todas las categorías y para todos los gustos.

Yo me quedé en un hostal que me habían recomendado, el Solo Dalat Hostal, que es muy económico y la gente es muy amable y encantadora. Incluye la cena (vegana, siempre) y el desayuno por un precio en dormitorio de poco más de 2€ la noche. Los baños son pequeños, pero el lugar merece la pena por la amabilidad y por el precio. Por un poco más tienes habitaciones privadas con baño propio.

Ruta en moto, Dalat

Cama en dormitorio en el hostel Solo Dalat.

Qué ver y hacer en Dalat

Cascada de Pongour

Esta es la cascada más lejana de Dalat, pero merece muchísimo la pena. Este hecho hace que sea muy poco visitado y conserve su aspecto salvaje. No hay tantos restaurantes ni está todo montado para el turismo. Además, son bastante grandes y la más bonita de todas ellas, para mi gusto.

Cascada Elephant

Dalat, moto, Vietnam

Están algo más cerca de Dalat y el gran caudal es impresionante. Aunque el agua viene con barro, el espectáculo es igualmente bonito. Lo malo es que el camino para bajar es bastante peligroso y más, si ha llovido. Aún así, merece la pena.

Cascada Datanla

Dalat, moto, Vietnam

Es una cascada pequeña y muy concurrida. Está excesivamente preparada para el turismo. Tienes hasta un ascensor y un carril para subirse a unos cochecitos. A mi, particularmente, no me gustó.

Dalat, moto, Vietnam

Base de la cascada

Cascada Cam Ly

Dalat, moto, Vietnam

Está muy cerca de Dalat y, aunque es bonita, huele fatal. Está excesivamente decorada con esculturas de animales por todas partes, bancos y puentes de cemento que imitan a madera.

Dalat, moto, Vietnam

Templo Truc Lam

Dalat, moto, Vietnam

Este templo es un lugar muy tranquilo rodeado de bonitos jardines. Se respira mucha paz. Para mi merece una visita si es que te has animado a ir a la cascada de Datanla, ya que queda al lado.

Dalat, moto, Vietnam

Lago Tuyen Lam

Dalat, moto, Vietnam

Muy cerca de la cascada de Datanla está este lago. No tiene mucho en especial, pero está de camino al templo.

Dalat, moto, Vietnam

Otros lugares típicos que visitar son la Crazy house, la estación de tren, el Golden Valley y el Valle del amor. Yo no fui a visitarlos porque preferí ver las cascadas y no me daba tiempo a todo…

La ciudad en sí a mi no me gusto, tal vez lo más agradable sea el lago que tiene en la parte sur. Yo intenté ir al Palacio de Verano pero estaba cerrado, de todas formas, era una casita pequeña que no estoy muy segura de tener mucho interés.

Como puedes ver, Dalat sirve de base, bajo mi punto de vista, para hacer visitas a cascadas, templos y montañas. Hay zonas para hacer senderismo al norte y fábricas de café y té que visitar.

Mapa de la ruta de Thap Cham a Dalat

Diario de viaje en moto por Vietnam 4

Después de una subida por montaña en moto preciosa y con muchas paradas, llegué cerca de las 5 de la tarde al hostel, así que descansé un rato, cené (se cena a las 6) y me fui a dar un paseo con una pareja española que conocí en él.

Reconozco que no me gustan las ciudades… aunque el ambiente en Vietnam es muy festivo y las calles están llenas de gente y puestos de comida, el ruido y el colapso al andar, no me emociona mucho. Prefiero escaparme a la montaña que estar en ellas. Eso sí, vale la pena darse un paseo solo por curiosidad por los mercados nocturnos.

Al día siguiente, domingo, fui, junto con la pareja española, a la cascada de Datanla, cuya visita nos resultó decepcionante por lo excesivo de gente, por un lado, por ser muy pequeñita y, por otro, por no tener nada de natural con tanto ascensor, restaurantes, puentecitos, no sé, fue decepcionante.

Desde ahí fuimos al lago y luego al templo, que esa visita sí que fue agradable. Un paseo por los jardines y entrar en el templo unos minutos, te da paz y calma.

De vuelta a Dalat fuimos a ver la cascada cercana, la de Cam Ly, que en sí es bonita, pero, como ya dije antes, huele muy mal y el agua viene con espuma. Este día fue un poco decepcionante en cuanto a los lugares a visitar, pero bueno, a veces estas cosas pasan.

Lo bueno estaba reservado para el lunes, el tercer día en Dalat. Me fui hasta la cascada más lejana, la de Pongour y esto fue un absoluto acierto. Nada más llegar me encantó. Casi no había nadie y la cascada estaba formada por escalones.

Dalat, moto, Vietnam

Vistas desde arriba de la cascada de Pongour

Allí me encontré con la pareja de españoles, una pareja de Suiza y un chico de Argentina, todos estábamos en el hostel. Debí de estar más de dos horas. Resultaba agradable simplemente ver como caía el agua y tener como único sonido el murmullo que este hacía.

Después nos animamos a ir a la cascada del Elefante, de la que yo tenía un poco de recelo por estar situada cerca de Dalat. Pero me gustó, no había nadie y lo que mejor tiene es su gran caudal. Sientes la fuerza de la naturaleza a lo bestia y también sientes que si te caes… en fin…

De vuelta a Dalat paramos en un pequeño templo, nada especial, pero entre bonsais todo resulta agradable. Y aquí se acaban mis dos días y medios en Dalat. La siguiente etapa será de vuelta a la costa. Después de valorarlo mucho, he decidido no ir por la montaña todavía ya que las distancias entre poblaciones son de más de 200 km y creo que serían jornadas muy duras. Además de muy solitarias.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Mi maravillosa experiencia del viaje en moto por Vietnam durante 48 días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.