Comenzando y acabando 2016 en África, mi resumen viajero

He querido hacer un repaso viajero al año que ha terminado… Un año 2016 cargado de viajes, algunas sencillas escapadas y otros viajes más lejanos. Pero de lo que no tengo duda es que este año me ha llenado de experiencias muy intensasy  variadas y, sin lugar a dudas, ha estado cargado de emociones.

Empecé el año en África cumpliendo mi sueño de visitar Madagascar y lo acabé al norte del mismo continente.

África me atrae como un imán. Es difícil de explicar. Es su magia, es su color, es la sonrisa abierta y cálida,… es,… no se. Es África.

A continuación os dejo un resumen de mis 11 viajes y escapadas del 2016. He disfrutado mucho reviviendo cada uno de ellos para compartir con vosotros estas experiencias.

1 | Madagascar y Seychelles (28 días)

Preciosos lémures en la Reserva de Anja.

Fechas: Del 18 de diciembre de 2015 al 14 de enero de 2016

Conocer la isla de Madagascar fue uno de mis sueños cumplidos. Este fue un viaje programado para finales del 2015 y comienzo del 2016 ya que, como cada año, procuro aprovechar las vacaciones de navidades para marcharme unos días, en esta ocasión fue casi un mes (28 días)

En esta ocasión el viaje tenía una peculiaridad. Me fui hasta las Seychelles a encontrarme con Manuel (donde, para aquel entonces, él trabaja) y juntos coger rumbo Madagascar. Estuvimos 20 días recorriendo varios parques nacionales en busca de diferentes lémures y paisajes. Quedamos enamorados de la Avenida de los Baobabs y de la amabilidad de la gente.

Pero no fue todo color rosa… en este viaje tuve la oportunidad de comprobar lo que significa una deforestación masiva. Aunque ya lo había leído e iba con la idea en la cabeza, no me esperaba encontrar tantos prados ni arrozales. Los bosques están acotados y protegidos como parques nacionales y son casi los únicos lugares donde sobreviven los lémures. Fue extraño, porque yo sabía que no me iba a encontrar esa isla que tanto había idealizado en mi cabeza y aún así, me sentía triste cuando iba en el autobús y durante horas y horas no veía más que prados…

El viaje lo finalicé pasando unos días en Seychelles, en concreto en la isla de Mahe, descubriendo su frondoso bosque en su interior y sus maravillosas playas.

2 | Senegal (10 días)

Saint Louis, una ciudad colonial con mucho encanto.

Fechas: Del 19 al 28 de marzo

Senegal parecía que se me resistía. Había intentado ir en dos ocasiones anteriores pero estaba de no ser… vuelos cancelados o retrasados días. Pero a la tercera fue la vencida.

Aproveché las vacaciones de semana santa y me fui sola con mi mochila y con muchas ganas de descubrir este destino. Como fueron pocos días, me centré en la zona norte y decidí dejar el sur y el Pais Bassari para otro viaje. La experiencia fue increíble, sobre todo porque tuve el apoyo y ayuda del amigo, del amigo de una amiga… Y aún siendo una relación tan lejana, me trató como si fuese de la familia. Estas son las cosas que me encantan de África, los lazos que se hacen tan rápidamente.

3 | Dublín (4 días)

Catedral de la Santísima Trinidad

Fechas: Del 28 de abril al 1 de mayo

Esta escapada a la ciudad de Dublín fue un “viaje de fin de curso” con algunos de mis compis de clases de inglés. Callejeamos durante dos días la ciudad, nos encontramos con viejos amigos y tomamos unas cuantas cervezas. Lo malo fue el frío gélido que nos hizo, porque pasear mientras la nieve o lluvia te cae con fuerza mientras el viento es muy frío, no es demasiado agradable… pero eso nos dio excusa para entrar a tomar varios cafés. Uno de los días lo cogimos para hacer una ruta por la península de Howth, sin duda una elección estupenda porque el paisaje es increíble.

4 | Jaén (5 días)

Vistas de Baños de la Encina

Fechas: Del 4 al 8 de mayo

Jaén era uno de esos lugares que sabes que existe pero que no tienes muy claro que lugares tiene de interés. Reconozco mi gran ignorancia pues la única relación que hacía con Jaén era con los olivos. Así que cuando desde la Diputación de Jaén me invitaron a conocer la Ruta de los Castillos y Batallas dije enseguida que sí. Era la oportunidad perfecta para descubrir y dejarme sorprender por este destino.

Y lo hizo, y mucho. Pueblos con encanto, paisajes preciosos, gastronomía e historia, mucha historia. Estas son algunas de las cosas que me encontré en Jaén, sin olvidar el carácter amable y sonriente de su gente. Sin duda, un gran descubrimiento.

5| Andorra (3 días)

Vistas de Andorra la Vella

Fechas: Del 20 al 22 de mayo

Con motivo del Travel Bloggers Meeting, volví a Andorra por tercera vez, pero esta vez no para esquiar, sino para conocer su montaña, su gastronomía y su historia.

Lo mejor de estos encuentros es, sin duda para mi, el volver a ver a esas personas con las que has conectado y que solo en estos eventos te vuelves a ver y desvirtualizar y conocer en persona a otros muchos con los que estás relacionándote por las redes sociales, pero que nunca habías tenido la oportunidad de conocer cara a cara.

Este fue un fin de semana muy intenso, tanto en el traslado desde Santiago hasta allí como las jornadas y actividades. Y si a ello añadimos que yo estaba con mi capsulitis y con insomnio, el resumen fue un ¡agotamiento total!  Eso sí, ¡disfrutado a tope!

6| Granada (3 días)

Me reconozco una enamorada de Granada y viendo esta foto no hay dudas de las razones…

Fechas: Del 3 al 5 de junio

Cuando me dieron la oportunidad de elegir un destino para volar con puntos de Amex, no dude en escoger Granada. En esta ocasión tuve la suerte que me acompañara mi sobrino Xavi, con el que ya viajé a Sicilia, Paris y otros lugares de España.

A pesar de que yo había estado una vez, fue hace tantos años, que decidí volver a visitar cada uno de los sitios de interés que esconde esta bonita ciudad. Y es que lo bueno de volver a una ciudad que ya has visitado es que sientes más calma cuando recorres sus calles. Es como que ya no te urge no perderte detalle. Así que fueron tres días soleados paseando y disfrutando, tanto de su arquitectura e historia, como de su tapeo, cosa que adoro profundamente…

7 | Ferrol (3 días)

Vistas de la Playa de Santa Comba

Fechas: Del 9 al 12 de junio

Otra gran oportunidad para volver Ferrol y seguir descubriendo tantos rincones que tiene para perderse. En esta ocasión fui invitada por el Ayuntamiento de Ferrol para poder conocer algunas de sus ofertas de turismo activo, actividades desconocidas para mi y que las tenia tan cerca…

Fue un fin de semana muy divertido con el que compartí con otros blogueros momentos estupendos y vivimos pequeñas aventuras, como volar en parapente. Ver caer el sol sobre una bonita playa mientras estás volando es algo que no se puede describir, solo vivir.

8 | Tanzania, Uganda y Kenia (45 días)

Entusiasmada por conocer, por fin, el Parque Nacional de Serengeti

Fechas: Del 21 de julio al 4 de septiembre

Y llegó el gran viaje del 2016. Este viaje iba a ser un “cumplesueños”… Iba a hacer un safari en Tanzania con Udare, aparte de recorrer la zona norte por mi cuenta de una forma pausada. Pocos lugares pero intensos. Con la compañía de mi mochila roja me subí a autobuses y autobuses que me llevaron hasta pequeños pueblos, montañas y ciudades. El safari fue la guinda del pastel. No era la primera vez que hacía un safari, pero la emoción era como si fuese mi primer día ante una gran experiencia. Disfruté con una gran sonrisa y, en ocasiones, lágrimas en los ojos, del fascinante escenario que tenía delante de mi. Momentos que no podré olvidar.

Un espalda plateada en Bwindi National Park

Después de estar en Tanzania 22 días, crucé la frontera hacia Uganda a pié, donde me esperaba mi coche todoterreno con el que me perdería por sus montañas (casi literal) durante 10 días. La emoción que tenía por llegar a Uganda era muy grande, iba a cumplir un gran sueño: visitar los Gorilas en Bwindi National Park. Y parecía que no lo tenía fácil. Tuve que escoger el día exacto y lugar de visita de los gorilas meses atrás, con lo que el itinerario giraba en torno a este día. Fue mucho dinero y eso metía más presión a la visita, la que en ningún caso podría perderme.

Pero empezaron los problemas. Primero cambiaron el sistema de visado para entrar en Uganda, me pospusieron el visado y me dijeron que lo tramitase en frontera, con los nervios de que me lo denegasen. Aparte, había hecho mal el cálculo para llegar al parque, ya que era casi imposible que llegase a tiempo en el coche en solo una tarde. Las distancias no se miden por km, sino por horas y, evidentemente, había hecho un cálculo pésimo. Por suerte les pregunté a los del alquiler de coche como lo veían y ellos me advirtieron y ofrecieron darme un días más de coche gratis… con lo que adelanté mi entrada en Uganda un día. Pero cuando iba sobrada de tiempo para llegar allí en mi segundo día allí, me quedé casi sin gasolina y no me llegaba para llegar al parque y volver. Eso me hizo dar una vuelta de unos 80 km por un camino de tierra terrible. Llegué de noche, pero llegué. Con los nervios no podía dormir, todavía tenía miedo que algo pasase al día siguiente… y pasó! Se equivocaron de grupo y me llevaron al que no era, cuando volvimos a buscar al mío, ya habían partido. Después de dos largas horas sin saber lo que iba a ocurrir, a punto de llorar de la impotencia y la rabia, me dijeron que otro guía nos acercaría hasta allí a unirnos con el resto del grupo. Fue una hora a la carrera por medio de campos de té y bosque. Subiendo y bajando colinas a un ritmo fuertísimo hasta que llegamos al grupo que acababan de salir de la zona donde estaban los gorilas. Ahora era nuestro turno. El del chico con el que estaba en el mismo grupo y nos despistaron y el mío. Así que pudimos disfrutar con la máxima relajación y en un grupo más que reducido mi primer encuentro con una familia de gorilas…

En Kibera, uno de los slum más grandes del mundo.

Después de mis aventuras en Uganda, donde hice también un trekking para ver chimpancés y un safari por el Queen Elizabeth NP, me metí en un autobús 16 terribles horas para llegar a Nairobi. Aquí estaría una semana en el slum de Kibera que me marcó profundamente. Después de entrevistar a 12 chicas, de conocer sus historias, a sus familias, el lugar donde vivían y sus inquietudes, volví con el firme propósito de ayudarlas. Y no solo haciendo un blog dando difusión al proyecto de escolarización que lleva la ONG con la que trabajé, sino que me lo tomé como algo personal y desde entonces estoy buscando de manera activa personas que quieran unirse al proyecto y ayudar a darles la oportunidad de tener un futuro. Fue una experiencia muy dura, en general. Todo fue muy intenso, tanto, que cuando acabé allí me fui a descansar a la playa y a empezar a escribir todo lo que llevaba dentro. Necesitaba relajarme, necesitaba silencio y alejarme de la realidad.

9 | Omán (11 días)

Oasis que nunca olvidaré de Omán

Fechas: Del 22 de septiembre al 2 de octubre

Omán era un destino que tenía en mente desde hacía más de dos años, cuando, después de descartar Yemen por la situación política, busqué en su país vecino. Desde aquel momento empecé a buscar información para viajar allí. Pero la oportunidad me vino de la mano de los premios #BlogueroGold de Amex ya que, al ser finalista, me dieron puntos para viajar a donde yo quisiese. Tardé un minuto en decidirme por este destino.

Y si tenía altas expectativas, todas ellas se vieron satisfechas y, además, sobrepasadas. Me enamoré de su paisaje cambiante, de su cultura y, sobre todo, de su gente. Guardo buenísimos recuerdos de los momentos vividos allí con el que fue mi couchsurfing y con el chico que me vendió mi tarjeta de móvil y me devolvió el DNI que me había dejado en el local. Ya sabéis que soy un desastre olvidando cosas, pues ya veis, muchas veces se convierte en cosas buenas. Cuando pienso en Omán es imposible contener una sonrisa.

10 | Túnez (15 días)

Como siempre, los oasis de montaña me fascinan. Esta vez en Chebika, al sur de Túnez

Fechas: Del 25 de diciembre de 2016 al 8 de enero de 2017

Tengo que reconocer que nunca me había llamado demasiado la atención viajar a Túnez. Total ignorancia por mi parte, por su puesto. Imaginaba que solo me iba a encontrar playas y un desierto lleno de turistas. Y otra vez fue la casualidad la que me llevó a este viaje. Buscando destinos económicos para navidades vi unos vuelos baratos a Túnez, así que me puse a buscar más información y ver qué podía hacer yo allí durante 15 días. Me sorprendió de tal manera que la decisión fue rápida.

Pero si ya sabía que me iba a encontrar más que arena de sus playas y desierto, lo que no me esperaba era tantos rincones preciosos que descubrimos Manuel y yo allí. Y, como no, el carácter amable de su gente. Fue un viaje inesperado en todos los sentidos.

11| Escapadas por Galicia de fin de semana

Una de mis playas preferidas, la de Lariño, en Ancoradoiro

Fechas: noviembre y diciembre

Aprovechando la visita de una amiga armenia que fue mi anfitriona cuando hice couchsurfin en Yerevan, nos fuimos a unas cabañas en el bosque cerca de Noia y desde donde hicimos base para recorrer la costa. Es una excusa perfecta para visitar esos sitios que tanto me gustan, como el castro de Baraño, la playa de Lariño, Fisterra,… y tantos rincones increíbles que nos ofrece Galicia. Unas semanas más tarde, repetí un recorrido por las Rías Altas acompañada de mi madre haciendo base en O Pindo, pequeño pueblo costero donde desconectar y descansar.

En total en el año 2016 estuve 105 días de viaje, sin contar las dos escapadas de 4 y 3 días que me hice por las rías altas de Galicia. Ha sido realmente un buen año viajero, un año lleno de experiencias y vivencias, un año para recordar.

Previsiones 2017

Por ahora solo tengo dos viajes fijos. El de semana santa a Azores, de 10 días y el del verano a Chile, de 45. Quedan muchos puentes y fines de semana libres, así como las próximas navidades, con lo que ¡espero vuestras sugerencias ansiosa!

Marcar el Enlace permanente.

3 comentarios

  1. En Navidades no porque podrías morir (de frío, pena, etc.) pero te animo a que te plantees en algún momento una buena incursión a Islandia (preferiblemente de mayo a septiembre). A mí es un viaje que se me quedará grabado para siempre en todas las partes de mi cuerpo 😉

    • Pues sí que le tengo ganas! Es que además habéis ido casi todos y la experiencia después de estar allí siempre es la misma: espectacular!
      A ver si me puedo escapar para el año que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com