Visita a los chimpachés de Kibale National Park, Uganda

IMG_20160817_122048

Los chimpancés son uno de los animales más tiernos y que siempre me atrajeron. Tengo apadriandos dos a través del Instituto Jane Goodall, así como soy socia y apoyo el proyecto de móviles usados. Supongo que por su parecido a nosotros y a su actitud tan amorosa, siempre me resultaron entrañables. El año pasado fui a ver los orangutanes en Sumatra, actualmente en peligro de extinción por la explotación masiva del aceite de pala. La experiencia fue también increíble!

En Uganda es posible ver chimpancés fácilmente en el Parque Nacional de Kibale. El coste del permiso (a tramitar en Uganda Wildlie Authority, UWA o una agencia) es de 150$ e incluye el trekking de rastreo. Esta era otra de mis visitas imprescindibles, junto con los gorilas, en Uganda.

 

Trekking para ver chimpancés en Uganda

Chimpance Uganda

Los trekking para ver chimpancés empiezan a las 8 de la mañana en las oficinas principales del parque, a 30 km hacia el sur de Port Forte. Una vez allí, sobre las 7.30, entregué mi permiso y nos reunieron en una sala para hablarnos del parque y de cómo comportarnos en presencia de los chimpancés. Nunca, nunca, se ha de intentar imitarlos. Eso me quedó claro.

Nos dividieron en grupos de ocho personas, aunque a mi no me colocaron en ninguno… Temiéndome que me pasase algo parecido en el trekking para ver gorilas, fui rápida hasta un guía para decirle que no habían contado conmigo en el reparto de los grupos. Debo ser invisible!

Fuimos juntos hasta la oficina a ver si yo estaba en el listado, porque a mi no me creía. Y sí, allí estaba yo, en la lista con mi permiso presentado. Rápidamente me colocó con el último grupo, tres personas de unos 70 años, un chico de Uganda de unos 18 y un americano de unos 45. Cuando nos adjudicaron el guía, resultó ser la chica que el día anterior yo había llevado en el coche hasta su pueblo, que me quedaba de camino.
Nos explicó que teníamos que ir en coche hasta la zona del parque donde suelen estar los chimpancés, así que nos fuimos todos juntos en una ranchera que conducía el simpático americano. Al llegar al punto indicado resultó que todos estábamos allí, es decir, las treinta personas, aproximadamente, que estábamos en la oficina del parque de Kibale.

Empezamos a andar en varias direcciones y a mirar hacia los árboles, a ver si veíamos algún chimpancé jugando por ahí. La guía me dijo que siempre se ven los chimpancés, que ellos sabían donde andaban, pero que dependía de la hora del día, estaban arriba comiendo o abajo, jugando y desplazándose. Ahora era la hora de la comida.

IMG_20160817_122327

Pasó muy poco tiempo cuando vimos el primero, a unos 10 m subido a un árbol. Resultó ser una hembra muy embarazada. Fue genial porque después de haber unos frutos, se hizo su cama con unas cuantas ramas del árbol donde estaba. Fue una forma super inteligente de hacerse con un sitio cómodo para dormir. Simplemente dobló las ramas hacia su tronco y con cuatro de ellas, se hizo una camita para echarse una siesta.

Estas son las cosas que más me gustan de ver los animales en su hábitat. Puedes disfrutar de su comportamiento, costumbres, hábitos,… y quedarte, la mayoría de las veces, con la boca abierta!

IMG_20160828_125102

Seguimos el rastro de más chimpancés y poco a poco fuimos encontrando más, cada vez más abajo de los árboles. Una madre con su cría que nos miraba curiosa. Un macho inquieto. Jóvenes dispuestos a jugar.

Lo único malo es que estábamos las treinta personas juntas cada vez que había algún chimpancé cercano. Unos se habisan a otros y allí estábamos todos en gran grupo, observándolos y fotografiándolos con cara de tontos. Todos sonreíamos de oreja a oreja.

IMG_20160828_125156

Furon varios los encuentros con los chimpancés, pero hubo uno con el que me acojoné, y mucho. Era un macho que se había puesto al lado de un árbol. Nos indicaron que no nos acercáramos al árbol, ya que lo iba a golpear. Me cambié de sitio y me puse al lado del resto de la gente, agachada. El chimpancé empezó a gritar. Me acojoné y me avisaron con nerviosismo que me pusiera de pie. Yo era la que estaba más cerca de él. Cogí mi móvil e iba a sacar una foto cuando empezó a gritar mucho más y a dar golpes super fuertes contra el árbol. Fueron movimientos muy agresivos. Mi corazón se precipitó y me giré rápidamente hacia mi guía. El resto siguió allí, sin inmutarse… No entendí nada.

Resulta que ya habían avisado lo que iba a hacer. Es su llamada. No es que estuviese enfadado, que se sintiese acorralado por las treinta personas que estábamos allí. Simplemente teníamos la oportunidad de disfrutar de un momento que es difícil de ver. El llamamiento de un macho chimpancé. Pues no me enteré cuando lo explicaron. Es por eso que yo me alejé y los demás quedaron grabando ese momento.

IMG_20160828_125127

Después de eso, les vi el lado más agresivo, y eso que solo llamaban. Pero son grandes, fuertes y muy ágiles. Si se encabrona contigo, olvídate! Aún así, me siguen pareciendo entrañables. Eso sí, ahora les tengo algo más de miedito…
Durante unas cuatro horas en total, estuvimos paseando en diferentes direcciones en busca de más chimpancés. Vimos a una a muy pocos metros de mi, a unos tres. Se sentó y me miró. Me entraron ganas de agacharme e indicarle que viniese a darme un abrazo. Pero cuando empecé a flexionar las rodillas escuché un enérgico “stand up”! Siempre se me olvidaba!

IMG_20160817_122154

Terminamos la jornada de avistamiento de chimpancés, más que trekking, en el mismo punto donde empezamos. Cogimos el coche y volvimos a la oficina. La verdad es que duró menos de lo pensado. Había dejado para esta actividad todo el día, pero en realidad solo lleva media jornada. Tenía la opción de ir al lago cercano, a un santuario de mariposas, a unas cuevas cerca de For Port… Después de muchas vueltas, me quedé donde estaba y pasé mi segunda noche de acampada en un resort sin ningún cliente, salvo yo…

Al día siguiente tenía que dejar el coche de Uganda Roadtrip en Kampala. Me dio mucha pena. Le he cogido cariño y resulta tremendamente cómodo y rápido…

Mi permiso para entrar en el Kibale National Park y ver los chimpancés fue gestionado por Uganda Roadtrip, quienes me llevaron los permisos (al igual que el de los gorilas) hasta la entrega del coche, en la frontra con Tanzania.

Recomendaciones para visitar chimpancés

  • Imprescindible calzado cómodo, tipo zapatillas de trekking.
  • Calcetines largos que pondrás por encima de los pantalones.
  • Chaqueta por si hace frío (como fue mi caso).
  • Repelente de mosquito
  • Prismáticos.
  • Cámara de fotos con objetivos 250 mínimo.
  • Tramitar el permiso con suficinte antelación. Coste: 150$.

Marcar el Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Hola Sabela, ayer no te comenté que te descubrí por lo de finalista bloguerogold, supongo que los que tenemos blosg nunca pensamos en algo así pero estas cosas pasan y está bien el reconocimiento a tanto trabajo.
    Hoy he visto el reportage de los chimpancés y confirma lo que pensé el primer día un gran trabajo.
    Felicidades

    • Hola Jaume de nuevo!
      Vaya, así que fue gracias a #Bloguerogold! Es cierto lo que dices, nunca imaginé tal cosa y este reconocimiento da muchos ánimos! No creo que pase de aquí, pero yo ya con ser finalista soy feliz! Además, gracias a eso en pocos días me voy a Omán!
      Gracias de nuevo por tus palabras sobre mi blog, da muchas fuerzas! Y cuál es tu blog?
      Un gran abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com