La tranquila ciudad de Mwanza en el Lago Victoria

Mwanza, Tanzania, Lago Victoria

Bismarck Rock, un emblema de la ciudad de Mwanza a orillas del Lago Victoria

Mwanza, la segunda ciudad más grande de Tanzania después de Dar es Salaam. Y si te imaginas que la capital es muy grande y caótica, es cierto, sin embargo, Mwanza es un lugar tranquilo donde descansar y dar largos paseos.

A pesar de ser estar considerada como importante ciudad de finanzas, Mwanza tiene tan solo 400.000 habitantes y conserva el espíritu de las pequeñas ciudades. Algo curioso es la gran influencia india que tiene y que se puede ver en sus tiendas, templos y gente.

Lo más destacado de esta ciudad a orillas del Lago Victoria, son sus rocas, que la rodean allá donde mires, incluído el lago. Y es allí donde se encuentra una roca que se mantiene en equilibrio sobre las demás, la Bismarck Rock, símbolo de la ciudad.

IMG_20160810_093442

Un paseo por el parque situado enfrente de estas rocas es un imprescindible, aunque tengas que pagar 2.000 TZS. Otra opción es caminar por la acera paralela al parque que tiene las mismas vistas. Para llegar allí hay que acercarse al puerto de Kamanga, desde donde sales ferrys que cruzan el lago. Esto queda a cinco minutos a pie del centro ya que, como ya dije, es una ciudad muy pequeña. Las mejores vistas para una preciosa puesta de sol sobre el Lago Victoria.

Lugares de interés en Mwanza

Aparte de pasear por el parque situado en el Bismarck Rock, poco hay más que ver en Mwanza. Este es un lugar para descansar y pasar, perderse en sus mercados y tenerlo como punto de partida para varias visitas de los alrededores.

Sin embargo, los templos hindúes merecen una visita, ya no por su arquitectura, sino por el ambiente tranquilo que se respira. También hay un templo sijs y varias mezquitas que pasan más desapercibidas, pero que también puedes visitar.

Mwanza, Tanzania

Templo hindú en el centro de la ciudad de Mwanza. Actualmente en reconstrucción

Al norte, una pequeña colina guarda unas preciosas vistas del lago y sus alrededores, se llama Jiwe Kuu, y es un caos de rocas en la parte alta del monte. Para acceder es mejor ir con alguien, ya que es bastante complicado llegar sin guía. Yo cogí una moto (piki piki) por la que pagué 9.000 TZS por ida y vuelta y tiempo de espera (no hubo mucho regateo, que conste). Al llegar hay que pagar 10.000 TZS a un “guarda” por el acceso a las vistas… Así está establecido y por mucho que una proteste por estar en un espacio abierto, hay que pagar para pasar. Según dijeron, ese dinero está destinado a una iglesia que están construyendo (peor me lo pusieron!).

Justo en la zona de acceso, están elaborando ladrillos de forma artesanal, no se si para la iglesia o para otras construcciones. Los chicos me pidieron que les hiciese una foto, así que aquí los tenéis, todos posando!

IMG_20160810_093604

Una vez hecho el pago y las fotos a los obreros, pudimos disfrutar de las grandes vistas que tiene este enclave sobre el Lago Victoria y Mwanza.

IMG_20160810_093529

En todo el centro hay una pequeña colina en la que se puede ver desde diferentes lugares, una casa totalmente destartalada. Un recuerdo de los tiempos alemanes. En la actualidad viven en ella masáis y es posible visitarla previo pago de unos 5.000 TZS.

En la ciudad ya no hay mucho más interesante que visitar, salvo sus mercados, el central y el masái. La ciudad de Mwanza está compuesta de calles muy parecidas con edificios muy parecidos. Rompe el escenario dos edificios modernos, pero el resto sigue siendo de edificios de una o dos plantas pintados de colores claros.

IMG_20160810_100226

Desde Mwanza puedes visitar: Parque Nacional de la Isla de Rubondo y Ukerewe (una pequeña y tradicional isla), entre otros pequeños lugares.

Y este fue mi paso por esta ciudad a orillas del Lago Victoria, una parada obligatoria en mi rumbo hacia Uganda.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com