Visita a la pequeña y bonita ciudad de Bagamoyo, Tanzania

 20160725_084852
Bagamoyo está a tan solo 65 km al norte de Dar es Salaam. Es una pequña ciudad cargada de historia que tenía muchas ganas de conocer. No puedo evitar que me atraigan las ciudades decadentes, lugares con aire nostáligico que dejan libre a la mente para imaginar cómo eran esas casas de colores cuando vivían su mejor época. Por otro lado me enturbia recordar el por qué de estas construcciones. La época de las colonias. La esclavitud…
Esta mañana decidí estar solo en Dar es Salaam unas horas para recorrer el Museo Nacional de Tanzania. Un gran espacio al aire libre donde han reproducido las diferentes contrucciones tribales que existen en toda Tanzania. La verdad es que es una visita interesante porque te permite hacerte una idea de las diferentes formas de vida que existían y que, en algunos casos, todavía se mantiene. Una buena introducción antes de recorrer este gran país.
En la visita me acompañó Glori, mi anfitriona en Dar es Salaam y me fue explicando algunas cositas mientras compartíamos curiosidades de nuestras vidas. Después de la visita ella se volvía a su casa, un slum situado a casi una hora, y yo el bus para Bagamoyo, justo en la estación de buses que estaba en frente del Museo Nacional.
 DSC_0011
No fue difícil encontrar bus, ni comprar bebida. Lo único que quería era poder hacer el viaje sentada, así que esperé a un bus que tuviese sitio libre pero que no estuviese muy vacío, para no esperar demasiado a partir (hasta estar lleno no arrancan la mayoría). Y ahí me fui tranquilita en mi recorrido hacia el norte con la primera parada en Bagamoyo.
Glori me aconsejó un hotel en el que ella había estado y decidí ver que tal estaba y qué precio. Al bajar del bus nos abordaron decenas de taxistas, pero la verdad es que no fueron pesados. Le pregunté a uno por el hotel Firefly y me dijo que estaba a 1 km o más. Me dijo que me llevaba por 2.000 y dije que iba a pie, que era cerca. Me ofreció ir en tuktuk por 1.000 y acepté. Un chico salió corriendo y volvió en una moto con una sonrisa. Yo también sonreí.
Efectivamente estaba cerca, pero me hubiese llevado 15′ caminando bajo el sol del mediodía y por otro lado, es una forma de aportar a la comunidad. Nada más entrar en el hotel me encató. Una antigua casa colonial que conserva la decadencia con un estilo precioso. Un montón de rincones acogedores por todas partes, piscina y en todo el centro. El precio en dormitorio es de 15$ pero voy a estar sola, así que me quedo en una gran habitación solo para mi!
Después de comer y tomarme un rico zumo de mango y fruta de la pasión (mezcla deliciosa), me fui hacia una pequeña oficina de información turística. Resulta que estaba totalmente vacía. Es de un guía oficial muy emprendedor que la está preparando para dar información y hacer de guía a los turistas interesados en conocer mejor la historia de los rincones de esta bonita ciudad. Donde tú ves ruinas, él te cuenta toda una historia. Es por ello que cada vez contrato más guías locales. Apoyo al turismo sostenible y la mejor manera de conocer realmente el lugar y sus curiosidades.
Para visitar la ciudad de Bagamoyo, recientemente declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hay que pagar una tasa de 10.000 chelines e incluye la entrada a las diferentes construcciones que, a día de hoy, se están renovando. De la gran mayoría solo se puede ver la fachada porque son edificios privados.
Bagamoyo fue fundada a finales del siglo XVIII como puerto estratégico en África del Este. Árabes procedentes de Omán e Indios tenían aquí su ruta comercial. Más tarde fue colonia alemana, puerto comercial de esclavos y de marfil. Aunque de mayoría musulmana, la cristiandad llegó también aquí, así que conviven las dos religiones en perfecta armonía.
El fuerte de Bagamoyo y, por ende la ciudad, fue tomada por los ingleses durante la Primera Guerra Mundial. Es curiosa la visita al Cementerio de los alemanes, donde hay varias sepultaras alineadas y, apartada, una que es de un oficial inglés.
La visita empieza precisamente aquí, en el “Old Fort”, donde se paga la tasa para la visita del casco histórico. Mi guía me estuvo contando el uso de las dependecias y detalles de su construcción. Luego bajamos hasta cerca de la playa para visitar el cementerio de los alemanes. Continuamos la visita por la playa para subir de nuevo y entrar en el “German Boma”, edifio en plena renovación.
 1469430128287
Después de varias explicaciones continuamos la visita por el centro de esta ciudad con una calle empedrada a la que llegan caminos de tierra. Me gustó la explicación del significado de la ornamentación en las puertas… También visitamos el antiguo mercado de esclavos que, a día de hoy es usado como mercado de arte, donde puedes comprar preciosos recuerdos de Tanzania.
Bajamos al mercado de pescadores, un hervidero de gente en la playa haciendo diferentes actividades. Arrastrando cuerdas de los barcos, cubos de pescado, otros despedazando,… comprando, vendiendo, cocinando,… Si coméis pescado y marisco, creo que es un buen lugar para cenar.
 IMG_20160724_183553
Después de esto ya damos terminada la visita, pero retomándolo mañana por la mañana ya que me quedaron dos lugares que visitar. Como puedes ver, Bagamoyo es posible visitarlo en 3 horas. Hay mucha gente que viene a pasar el día desde Dar es Salaam, pero yo creo que vale la pena dedicarle algo más y quedarse a dormir aquí. Eso sí, un día es suficiente para callejearlo.

Marcar el Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Qué interesante todo lo que cuentas! Gracias … Y qué tal el ambiente? Es relajado, seguro? Hay mucha población? Nada que ver con India, imagino.
    Un abrazo. Ya sabes que te sigo.

    • Gracias!! Pues sí que es seguro! Las guías dicen de no pasear por la noche por la playa sola, pero bueno, no se si es realmente peligroso. A mi me parece todo muy tranqui y la gente muy amable y sonriente. Vamos, que lo recomiendo!
      Un gran abrazo!

  2. es una maravilla lo que has hecho, de verdad te admiro, te quiero preguntar si es necesario si o si hablar ingles para hacer este viaje en solitario, pues poco se de ese idioma, ademas soy una persona algo mayorcita ya tengo 64 años, pensas que es un impedimento para hacer ese viaje en solitario, he viajado sola, por paises de america, pero claro hablo el idoma, y he andado por casi toda europa, pero africa no es lo mismo y no tengo a nadie que me acompañe, que pensas???, besos y sigue disfrutando de la vida, Mirta de argentina

    • Hola!!
      Muchas gracias por tus palabras!
      Sobre hablar inglés, me temo que vas a necesitar un poquito, lo mismo que otros países que no hablan inglés.
      Necesitas saber lo mínimo para buscar un hotel, un autobús y poder hacer compras básicas. Lo mejor de hablarlo es poder conocer gente, pero bueno, siempre puedes encontrar gente que hable español!
      Así que la respuesta es que creo que un mínimo sí necesitas, sino, igual te sientes algo perdida.
      Otra opción es estar en contacto con algún guía que hable español y que te pueda ir resolviendo problemas con una llamada telefónica!
      Yo conozco a uno que igual te podría venir bien para hacer algún tour y tener de mano en caso de necesidad!
      Me aviaas con lo que sea!
      Besosssas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com