Qué ver en Dublín en un día

Dublín, Irlanda. Esta ciudad del siglo IX fue fundada por los vikingos para ser base militar y centro de comercio de esclavos y ha sido escenario de guerras y conflictos políticos. Está situada en la costa este bañada sobre el Mar de Irlanda y a pesar de no ser una ciudad que destaque en museos y monumentos, tiene unas joyas que hay que visitar inexcusablemente para luego perderse por sus jardines, lugares estos de lo que se sienten orgullosos.

La visita a la capital irlandesa se puede hacer en un intenso día para ver y visitar sus rincones más destacados y sentir el ritmo dublinés, un ritmo que se acelera al llegar las cinco de la tarde y sus míticos pubs se empiezan a llenar de gente termiando la jornada con unas buenas cervezas.

Dublín es una ciudad que invita a madrugar y recorrer el paseo por el río e ir cruzando alguno de sus puentes, algunos de ellos con formas muy modernas y otros del año 1816, como el famoso Ha’penny. Después de este paseo para despertar los sentidos, debemos organizar bien las visitas porque la mayoría de los centros turísticos cierran a las 17.30, momento en el que empieza la vida en las calles y pubs…

Voy a dividir el recorrido en sitios que visitar, es decir, entrar y disfrutar de sus espacios, los que hay que ver, es decir, ver sus fachadas o estructuras, donde ya no es necesario horarios ni pagar entradas y por último, qué hacer en Dublin… Mi recomendación es que primero visites los tres lugares que recomiendo: biblioteca de la Trinity College, Castillo y Catedral de la Santísima Trinidad y luego empieces a callejear…

Qué visitar en Dublín

Trinity College y su biblioteca

qué ver en Dublin

Esta es la joya de Dublín. En este recinto universitario del año 1592, se encuentra una de las bibliotecas más bonitas y más grande de Irlanda. Desde el año 1801 fue el depósito legal de Irlanda, es decir, de todos los libros publicados, una copia tenía que ser depositada en esta biblioteca. A día de hoy, toda la biblioteca alberga más de tres millones de libros! Su sala principal, la “Long room” es la más bonita y la que se puede visitar. Su olor a libro y sus cálidos colores hace que sea una delicia para los sentidos estar en ella.

El libro más destacado por excelencia en la Trinity Library es, sin lugar a dudas, el Libro de Kells, del que hay una bonita exposición a la entrada de la biblioteca y que recomiendo ver detenidamente y apreciar la caligrafía ornamentada. Se cree que este libro fue escrito en el año 800 por monjes celtas en Kells y contiene un texto en latín de los cuatro evangelios.

Para entrar a visitarla tendrás que pagar 11€ y su horario es de 9.30-17.00 de lunes a sábado, los domingos abre de de 9.30-16.30 de mayo a septiembre. El resto del año abre a partir de las 12 del mediodía. Para más información podéis visitar el sitio web de la Library of Trinity

Catedral de la Santísima Trinidad

qué ver en Dublin

Es la catedral más antigua de las dos protestantes que hay en Dublín. Su primera construcción fue de madera y data del año 1038, manda a construir por el rey vikingo Sitric. En el año 1172 fue cuando se empezó su construcción en piedra tardando en llevarla a su término más de cien años. Fue restaurada en los años 1871-1878 cambiando su estilo a neogótico, es que como a día de hoy la podemos disfrutar.

El precio de la entrada es de 6€ y se puede visitar de lunes a sábado de 9.45-17.15, domingos de 12.30-14.30.

Castillo de Dublín

qué ver en Dublin

El Dublin Castle se alza sobre un asentamiento vikingo muy antiguo y a día de hoy es usado para reuniones de estado e investiduras y su cripta como centro de artes. Construido en el siglo XVIII, fue sede del gobierno británico en Irlanda hasta el año 1922. El precio para su visita guiada es de 4,50€ y dura unos 45 minutos. Su horario es de 10.00-16.45 de lunes a sábado y los domingos de 14.00-16.45 h. Para más información puedes visitar la Web oficial de Dublin Castle

Qué ver en Dublín

Calle O’Connell

que ver en Dublin

Esta es, sin duda, una de las primeras zonas que ver en Dublín. Es la arteria principal y donde podrás encontrar todas las tiendas de moda. En su paso central encontrarás varias estatuas que representan a grandes luchadores por la libertad de Irlanda. También podrás encontrar decenas de sitios para comer algo rápido o simplemente picotear dulces, helados o tomar café.

La aguja de Dublín

Como ya estás de paseo por la Calle O’Connell, verás una escultura singular que es tal cual una aguja. Mide 120 m y está considerada la escultura más alta del mundo. La verdad es que no tiene nada de especial, pero ya que estás de paseo apreciando las diferentes esculturas cargadas de historia que te brinda esta avenida, aquí tienes una singularidad más.

Puente Ha’penny

Qué ver en Dublin

Este pequeño puente peatonal une las dos partes de la ciudad de Dublín y data del año 1886. Su nombre viene de la época en la que había que pagar un impuesto para pasar por él. El montante a pagar para cruzarlo era de medio penique y desde entonces así se ha llamado, a pesar de que desde 1919 dejó de pagarse tal peaje.

Fachada de la Casa de la Aduna (Custom House)

qué ver en Dublin

En Dublín te puedes encontrar con decenas de edificios emblemáticos que datan de la fundación de la ciudad, pero hay uno que en especial me llamó la atención por su historia, el edificio de la Aduana. Este edificio neoclásico fue construido en el siglo XVIII con la función de aduana pero en realidad nunca llegó a funcionar como tal ya que todos los servicios aduaneros fueron centralizados en Londres… En el año 1921 fue quemado durante el alzamiento irlandés por ser un símbolo de la soberanía inglesa.

Esculturas en las calles

Podrás encontrarte decenas de esculturas en cualquiera de las calles de Dublín. Es por ello que esta ciudad es para pasear, para perderse por sus callejuelas y descubrir algunas maravillas de acero.

qué ver en Dublin

Qué hacer en Dublín

Beber cervezas en el Temple Bar

qué ver en Dublin

Desde luego que esto es mundialmente conocido y es inevitable acabar disfrutando de unas pintas en los pubs tan bonitos que hay en el Temple Bar y sus alrededores. Si no te gusta la cerveza, no pasa nada. Siempre hay opción a vinos o refrescos. Tal vez te sorprenda ver la cantidad de despedidas de soltero y soltera que se celebran en Dublín, así que no te asustes si ves a mucha gente ridiculamente disfrazada…

Probar la gastronomía irlandesa en alguno de sus míticos pubs

Que ver en Dublin

Las verduras y la carne forman el menú de cualquiera de los pubs donde también sirven comidas. Con gran cantidad de guarnición, podrás probar la comida más típica y que es muy similar a la gallega.

Dar un paseo por el Jardín botánico

Si te sobra algo de tiempo, un paseo por este parque considerado de los más bonitos de Irlanda, será una forma alternativa de terminar la jornada antes de irt al Temple Bar.

Visitar la fábrica de Guinness ¿?

IMG_7863

Esta es, tal vez, la mayor turistada que puedes hacer si visitas Dublín. Yo la hice, al igual que cientos de turistas que diariamente pagan 20€ por ver su fábrica, ver el proceso de elaboración de la cerveza, aprender a catar y finalmente disfrutar de una pinta en el mirador que hay en su parte alta. Un mirador de 360 grados desde donde ver toda la ciudad.

Para más información y organizar mejor tu ruta, puedes visitar la web oficial de Turismo de Irlanda en donde podrás buscar más destinos y si te das de alta, podrás tener tu espacio personal donde guardar tus sitios preferidos.

Cada día a las 11 de la mañana, dan comienzo muchas visitas guiadas de dos horas que te llevan por algunos de estos lugares que he mencionado, sin incluir su entrada. También hay visitas temáticas, que pueden llegar a ser muy interesantes. A continuación te dejo unos cuantos tours para hacer en Dublín y cercanías.

Excursiones dentro de Dublín:

Excursiones desde Dublín:

Marcar como favorito enlace permanente.

4 comentarios

  1. Hola Sabela

    Nunca estuve en Dublin cada vez me da ganas, ya tengo los billetes de avión para ir a esta ciudad que me ha encantado ver con tu relato e imágenes.

    Un abrazo

    • Muchísimas gracias!
      La verdad es que es una ciudad que tiene una historia impresionante! y desde ella puedes visitar pueblos de pescadores entrañables. Vale mucho la pena! y no solo 1 día, sino más!
      Un gran abrazo!

  2. La verdad es que todos esos son lugares imprescindibles en Dublin. Si en vez de un día, fuesen dos, añadiría el Museo Nacional y un paseo por el parque St. Stephen’s Green.
    Saludos.

    • Estoy totalmente de acuerdo! Yo no pude ir, ni pude entrar en algunos museos que podrían ser de interés, pero para una escala en la ciudad, creo que estos podrían ser los indispensables! Muchísimas gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.