Visitar la Muralla China sin turistas

Muralla China, Jinshanling

Visitar la Muralla China es uno de los sueños de casi todos los viajeros y, aunque este enunciado parece casi imposible después de ver las fotografías que circulan viendo a miles de personas aglutinadas en un espacio tan pequeño, te puedo decir que sí, sí que es posible! Es posible poder disfrutar de un tranquilo paseo por su muro y sus torres sin apenas encontrar a casi nadie, no sentir el agobio de la masa y poder sacar esas fotos tan chulas que parecen imposibles.

El lugar desde donde se suele partir para visitar la Muralla China es Beijing (Pekin) ya que es la zona donde mejor se conserva y que queda cómodo visitar. Pero si te dejas llevar por las ofertas de los viajes en las agencias o los reclamos en la calle, es posible que acabes en un autobús aparcando al lado de cientos de autobuses con cientos de personas deseosas de sacar una foto más que disfrutar de la contemplación de esta gran obra de ingeniería.

Nosotros teníamos muy claro que eso no era lo que buscábamos y nos pusimos a buscar varias opciones que resultaran relativamentee cómodas, baratas y no demasiado lejanas. Eso sí, preferíamos dedicarle todo el día a la visita de la Muralla China aunque tuviéramos que tardar varias horas en llegar, a no disfrutar de ella.

Muralla China

Panel descriptivo del sector de Jinshanling

Fuimos preguntando en varios sitios para ir al sector de Jinshanling, situado en el noreste a 125 km de Beijing, y en la mayoría de los sitios, la visita implicaba la parada en fábricas y comercios (algo muy común en China) y los precios eran bastante altos. Por fin en un hostel encontramos lo que buscamos a un precio razonable y sin paradas, algo más pensado para el turista occidental. También es posible ir en transporte local hasta Jinshanling, pero nosotros preferimos optar por la opción cómoda esta vez, aunque algo más cara.

Madrugamos mucho y tras tres horas de un caos de tráfico, pitidos y carreteras en pésimo estado, llegamos a Jinshanling. Estábamos emocionadísimos! Las vistas desde abajo eran espectaculares y éramos solo unos poquitos los que estábamos allí. No llegábamos a doce.

Muralla China, Jinshanling

En este sector puedes disfrutar de 10,5 km de longitud y 67 torres bastante bien conservadas, algunas de ellas, en su base principal, reconstruidas totalmente. Desde este sector puedes conectar con Simatai y el coste de la entrada es de 65 RMB y subir en el teléfico 40 RMB.

Desde esa base puedes subir por un sendero o en un pequeño teleférico. Nosotros escogimos la segunda opción y allá fuimos subiendo en la cabina lentamente y con el corazón acelerado por la emoción. Cuando llegamos arriba quedamos en silencio maravillados ante tal visión.

Muralla China, Jinshanling

Teníamos tres horas para nosotros, así que decidimos pasear subiendo y bajando sus torres. El paisaje es indescriptible y las cientos de fotos que saqué no reflejan tal belleza.

Un detalle que me sorprendió fue encontrar a los vendedores de botellas de agua en las torres cercanas a la subida al teleférico. Los pobres subían y bajaban bajo un calor feroz las torres siguiéndote y cargadas de botellas refrigeradas. Yo no pude evitar comprarles una botella.

Muralla China, Jinshanling

Vendedores de agua en la Muralla China, sector de Jinshanling

Volvimos a la hora acordada y nos despedimos del lugar con la emoción de haber hecho un sueño realidad.

RECOMENDACIÓN: Preguntad en los albergues y hoteles la visita al sector de Jinshanling y aseguraos que no implica paradas ni visitas a fábricas ni tiendas. Si queréis ir en transporte local, podéis leer el post en inglés que he vinculado anteriormente. Llevad agua, pero si podéis, compradle a los vendedores pues casi no hay diferencia de precio y para ellos es el único recurso económico.

Muralla China, Jinshanling

Vistas impresionantes en un entorno apacible sin gente.

Muralla China, Jinshanling

Teleférico en Jinshanling para subir a la Muralla China

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Qué pasada. China está por supuesto en la lista de destinos pendientes, ¡me apunto estas sugerencias para el futuro!
    Un abrazo

    • Hola! China es muy especial, yo creo que es de los sitios a los que hay que ir antes de morir, pero eso sí, guarda mucha paciencia para cuando vayas! Esta visita a la Muralla China ha sido de lo mejorcito del viaje!
      Un gran abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com