Diario de viaje a Indonesia. Etapa 7. Viaje en moto alrededor de Bali

Esta etapa corresponde a los días 34-39 del viaje por Indonesia. El recorrido de este viaje en moto alrededor de Bali lo fui haciendo sobre la marcha, solo tenía pensado visitar Batur y el Pura Besakih, también llamado el “Templo Madre”. El resto fue improvisado. En este tour no incluí Munduk (un imprescindible) porque ya lo había hecho unos días antes en moto.

Día 1. Recorriendo desde el sur hasta el norte por su costa Este de Bali

Por la mañana temprano preparé la mochila pequeña y metí otro pantalón y alguna ropa más. El botiquín, la cámara de fotos y el saco sábana lo metí debajo del asiento. Con el mapa en la mano y con la única idea de salir en dirección Este, arranqué muy animada a empezar mi tour en moto! En la primera gasolinera que vi llené el depósito, porque, aunque no hay problema de encontrar gasolina en cualquier esquina vendida por botellas de litro, siempre es más económico directamente en la gasolinera.

La verdad es que la salida y la carretera que va hacia Padang Bay es tipo autovía y el tráfico es enorme, así como muy rápido y polvoriento. Como la visera del casco estaba muy rayado, tuve que ir con él casi todo el rato subido y con las gafas puestas… menos mal que llevaba mi máscara, al menos no tragué tanto polvo!.

Preparada para el tour en moto!

Preparada para el tour en moto!

Mi primera parada fue buscando el Pura Masceti y al llegar me encontré con un grupo de gente preparados para la oración. Me quedé un rato viendo la playa rocosa y como todos se concentraban en rezar en silencio. No deja de sorprenderme la fe de la gente. A veces hasta me da envidia verles creer con tanta certeza en que existe algo superior bondadoso…

Bali

Seguí rumbo este y empecé a subir hacia Klungkung, pues mi idea era coger la carretera de Sideman, que decían que era preciosa. Al llegar a esta ciudad me encontré de pura casualidad, con un palacio, pues sí, estaba ante el Palacio Real de Klungkung y yo sin saberlo! Aparqué la moto y me dispuse a visitarlo, aunque cuando entré todavía no sabía cómo se llamaba este sitio. La verdad es que es precioso, y las pinturas que tienen sus pabellones flotantes son increíbles. Cuando estaba paseando le pregunté a un hombre el nombre del sitio y resultaba que sabía hablar español! Allí me explicó que esto era una parte del Palacio, que fue destruido en la lucha contra los holandeses. Sus pabellones flotantes tienen unas pinturas que se conservan muy bien y que cuentan, dicen…, historias muy bonitas. Para entrar aquí, a pesar de no ser un templo, es necesario el uso de sarong.

Bali

Palacio Real de Klungkung

Palacio Real de Klungkung

Palacio Real de Klungkung

Seguí por la carretera de Sideman y tengo que decir que sí que es muy bonita! disfruté muchísimo pues por esta zona son carreteras estrechas con poco tráfico y con campos de arroz a ambos lados.

Tenía previsto parar sobre las dos o tres de la tarde cada día, para no cargarme mucho la espalda, así que empecé a buscar un sitio para dormir. Fui preguntando y todos me indicaban que tenía que llegar hasta la zona de Amed. No me importó continuar el recorrido porque las vistas eran preciosas, pero sobre todo cuando después de una curva me encuentro con este panorama…

Bali

La visión era estupenda, pues la foto no hace honor a la realidad… pero os podéis imaginar que al fondo se ve el mar y que estoy en un valle lleno de arrozales. Continué con las indicaciones que me dijeron y llegué, sin haberlo planificado, al pueblo de Amed. Y me gustó mucho! Es una zona turística porque aquí se practica mucho buceo y en la última playa se puede hacer snorkeling. El problema fue conseguir una habitación barata, porque en toda Indonesia me he encontrado con el mismo problema, es el mismo precio para una que para dos personas, teniendo en cuenta que incluyen el desayuno!.

Después de probar en un par de ellos, me quedé en uno que me dio un precio bastante razonable porque estaba en una habitación preciosa con terraza y cama con dosel… En realidad cada habitación era un apartamento independiente con cocina y bien equipada. El precio, 150.000 rupias (unos 10€).

Habitación en Amed

Habitación en Amed

Lo primero que hice fue irme a la playa a pasear y descansar el trasero y espalda… al final fueron más horas de las previstas. Aunque mereció mucho la pena! Por la noche todavía no tenía muy claro si quedarme dos noches allí o seguir la ruta.

Playa de Amed

Playa de Amed

Resumen

  • Recorrido: Sanur – Amed
  • Aproximadamente 100 km/6 horas con todas las paradas y visitas

Mapa Bali

Día 2. Disfrutando de la costa norte de Bali

Por la mañana temprano me fui a dar un paseo (en moto) por el pueblo, que no deja de ser una hilera de hoteles, tiendas y empresas de buceo. Me fui hasta la punta y desde allí las vistas son realmente bonitas. En ese momento, y viendo que lo que había que hacer ahí era solo snorkel, decidí seguir el rumbo hacia el oeste por la costa.

Vistas de Amed

Vistas de Amed

Seguí por la carretera sin saber donde parar ni donde llegar a dormir. El plan era, en principio igual que el día anterior, parar sobre las tres de la tarde o antes. Y en mi ruta tranquila disfrutando de la carretera sin casi tráfico y de las vistas del mar, vi que señalaban una cascada… me dije, por qué no!

Seguí las indicaciones y cuál fue mi sorpresa cuando veo este salto de 30 m donde, efectivamente, tal como me decían en la entrada (hay que pagar 20.000 rupias), te puedes duchar, no bañar.

BaliComo ya llevaba puesto el bikini pues tenía idea pasar el día en la playa de Amed, no me lo pensé dos veces y allá me fui, a meterme debajo de esa potente cascada y que daba unos masajes en la espalda increíbles. Varios chicos locales se estaban duchando, sí, duchando con jabón y lavándose la cabeza. Qué mejor agua que esta para hacerlo!

El nombre de esta cascada no lo vi por ningún lado y me olvidé de preguntarlo, así que no lo puedo poner. Lo que sí es que vale mucho la pena!

Continué por la carretera de la costa con playas de arena negra, palmeras y olor a incienso… Empecé a buscar un sitio para dormir y me metí por un pueblo donde había tres resort vacíos y con precios de habitaciones que no bajaban de los 400.000 rupias. Después de hablar un rato con un guapo profesor de inglés que estuvo llamando a diferentes sitios para ver si me podían hacer precio, decidí tirar rumbo oeste y, en último caso, llegar a Lovina. Ese sitio al que he estado a punto de ir ya en dos ocasiones.

Y finalmente allí llegué, Lovina me sorprendió gratamente, porque es un pueblo muy tranquilo, equipado para el turismo pero sin casi gente. Me metí hacia las primeras indicaciones que vi de hoteles y pregunté en el primero que vi. Me hacía precio a 200.000 rupias con piscina… Le dije que iba a buscar algo más barato, subí a la moto y a los dos minutos di vuelta porque pensé que lo más seguro es que no encontrase nada mejor y de ser, serían 2 € más barato… y darme un baño en la piscina después de esta larga jornada, era algo que me apetecía muchísimo!

Hotel en Lovina

Hotel en Lovina

Me fui a dar un paseo hasta la playa y a cenar algo por ahí. Me gustó mucho el ambiente que se respira aquí. En la playa hay muchas familias locales y a última hora ves muchísima gente que va a “mariscar” con la marea baja. A la vuelta del paseo por la playa conocí a un hombre que lleva viajando desde hace 30 años, pero en barco, catamarán, velero,…  Nos ofreció a una chica inglesa con la que yo estaba hablando y a mi ir al día siguiente a recorrer Bali en un coche que ya había alquilado. Fue una pena, no entraba en mi plan y la chica se marchaba también al día siguiente. Pero la conversación fue de lo más interesante. Es increíble la gente que vas conociendo por le camino…

Playa de Lovina

Playa de Lovina

Esto de la moto me cansa mucho más de lo que creía. Después de la charla y de ver la puesta de sol, me fui a dormir, no sin antes darme un chapuzón en la piscina!

Resumen

  • Recorrido: Amed-Lovina
  • Aproximadamente 90 km / 5 horas con paradas largas.

Mapa Bali

 

Día 3. De Norte al Sur de Bali pasando por montañas

Tras dar un paseo mañanero por la playa, cogí la mochila y subida de nuevo en la moto me dispuse a deshacer parte del camino andado el día anterior para tomar la carretera que me llevaría al Templo Madre.

El tramo de carretera interior es precioso y parece que estás en otro lugar! Hay pinos y mucha neblina, así como frío… me puse guantes y el Buff, así como un jersey… aún así, hacía fresco.

En moto por el interior de Bali

En moto por el interior de Bali

La primera parada fue en el Templo de Batur (Pura Batur), donde tienes que ir hacia otro recinto a pagar la entrada… pero que nadie te chequea. No se, son estas cosas que te hacen sentir que hay mafias detrás llevándose el dinero, más que para la conservación del propio templo. Por supuesto, es obligatorio entrar con sarong.

Pura Batur

Pura Batur

Pura Batur

Pura Batur

Desde aquí seguí el recorrido hacia el Lago Batur, que por desgracia, tenía una parque te bosque alrededor quemado. Como no me había informado bien y no tenía mi guía conmigo, di una vuelta y no vi nada más interesante que buscar unas termas, cosa que no me apetecía. Así que, después de dar un paseo y sacar unas fotos, decidí volver a la carretera principal.

Lago Batur

Lago Batur

A los pocos kilómetros llegué al Templo de Besakih (Pura Besakih) o Templo Madre, el más importante de Bali y que data del siglo X. Es un complejo muy grande y con muchísimos rincones. Ha sido declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. En la noche de hoy habrá luna llena, que es un día de celebración y festejo para los hindúes, y es por ello que el complejo estaba lleno de gente orando por un lado y de turistas por el otro.

Ya en la carretera y antes de aparcar, me hicieron pagar la entrada, pero luego cuando iba a subir al templo, me avisaron que no podía hacerlo sin la compañía de una persona local. Me indigné un poco… le dije que yo había pagado la entrada, así que tenía derecho a entrar. Me dijeron que no… que tenía derecho a caminar alrededor del templo. Le pregunté cuanto me costaría esa persona local y me dijo que sobre 4€, que eso no es dinero para nosotros… Y ahí me tocó la fibra! Le dije que me iba a escuchar atento y le eché un discurso sobre que ser occidental no es sinónimo de ser rico y que las cosas hay que pagar por ellas en su justa medida, no dependiendo del dinero que tenga la persona pagadora. En fin, me miró con cara de, vale… lo que tú digas.

Aún así me daba mucha rabia estar ahí y no entrar, y fue justo cuando vi que bajaban una pareja que se veía claramente que eran españoles. Les pregunté si había subido con alguien y me dijeron que no, que se habían ido por un lateral y que nadie les dijo nada. Como yo ya lo había intentado dos veces y en ambas veces me cogieron por el brazo, esta vez me acompañaron ellos hasta arriba y NADIE DIJO NADA. Después de darles las gracias a la pareja me dispuse a perderme por los rincones de este bonito templo.

Al salir del templo pensé en buscar un lugar para dormir, pero no parecía que por esa zona hubiese nada, así que cuando vi que Ubud estaba a menos de una hora y Sanur a poco más… me planteé llegar allí. Como en Ubud estaban unos amigos, que están viajando por el mundo durante dos o tres años y con los que ya me encontré en Irán hace ahora un año, pues me dispuse al ir al encuentro de ellos, cenar juntos y que me contasen sus novedades.

La verdad es que es una gozada pasar el tiempo con gente tan sencilla y que va absorbiendo todo lo que van viviendo. Al final me quedé en el mismo hotel en el que estaban y nos fuimos a pasear, cenar y charlotear.

  • Recorrido: Lovina – Ubud.
  • Aproximadamente 125km /6 h

IMG_7067

 

Mapa de Bali

 

Día 4. Desde Ubud a los alrededores

Hoy ha sido una jornada rara… Salí tarde de Ubud porque estuve de charla con los amigos Víctor y Pedro y sin saber qué rumbo coger. Me sentía muy cansada y no me apetecía hacer muchos kilómetros y como había quedado con un Couchsurfer en Denpasar, pues me quedé por la zona.

Al final me fui al templo más fotografiado al atardecer, el Templo Tana Lot, que en plena mañana ya estaba llenísimo de gente. No me quiero imaginar lo que será por la tarde! Este pequeño templo hinduista fue construido sobre un islote en el siglo XVI y está dedicado a los “Espíritus guardianes del mar”. En marea alta, queda casi totalmente aislada, pero en marea baja, como se puede ver en la foto, puedes acceder sin ningún problema. No se puede subir ni entrar al templo, pero la vista y su ubicación bien merece la pena una visita.

Muy cerca está el Pura Batu Bolong, otro pequeño templo al que se accede desde un puente.

Templo Tana Lot

Templo Tanah Lot

Templo de Tanah Lot, Bali

Vistas desde el mirador cercano al Templo de Tanah Lot, Bali

Pura Batu Bolong

Pura Batu Bolong

Después de dar unos paseos por esta zona, cogí la moto rumbo a buscar una playa tranquila solo para descansar. Encontré una muy chula llena de locales practicando surf! Lo malo es que no había nada de sombra…

Pantai Balu Bolong

Pantai Balu Bolong

A las 5 la chica de Couchsurfing me avisa de que no puede acogerme… que tuvo que cancelar la barbacoa con sus amigos porque tenía un problema y tenía que estar hasta tarde con su abogado. Así que me puse a buscar donde dormir… me cayó la noche (y el móvil de la moto…) pero después de unos cuantos tumbos, encontré un lugar majo, donde la mujer me preparó la cena al verme la cara de cansada. En fin días raros… Pero interesantes!

  • Recorrido: Ubud-Tanah Lot-Denpasar
  • Aproximadamente 40 km / 2 h.

IMG_7104

Día 5.  Buscando la mejor playa del Sur de Bali

  • Recorrido: Denpasar-playas del sur-Sanur
  • Aproximadamente70 km/ 3 h.

Hoy he salido en busca de una playa paradisiaca para descansar el ultimo día en Bali y de mi viaje. Después de recorrer la costa y ver varias playas para surfers con buenas olas, viento y sin sombra, me propuse hacer mi día paradisiaco personal… Yo es que prefiero playas sin olas y con sombrita…

Playa de Pantai Seseh

Playa de Pantai Seseh

Tiré hacia Sanur y, después de dejar las cosas en el hotel, me fui directa a la playa. La grata sorpresa fue que había marea alta y era como una piscina! Sin olas (hay una barrera de coral) y sin profundidad… perfecta para mi!

Playa de Sanur

Playa de Sanur

Así que me di el día de homenaje, que solo entenderán las mujeres… Después de comer a pie de playa por 4€, allí mismo me di un masaje completo por otros 4€. Pero quería más! Me fui a hacerme un peeling corporal, limpieza facial, masaje corporal (otra vez, sí), manicura y pedicura (3 horas!) por 14€!! Así que así me he gastado mi último día de vacaciones, cuidando mi cuerpo y mi mente!

Final de mi viaje en moto alrededor de Bali, con un balance positivo y que me alegro muchísimo de haberlo hecho. Creo que es la mejor forma de conocer esta bonita isla, sobre todo su interior, y poder huir de las zonas masificadas.

Mañana serán cuatro aviones y llegaré el miércoles a casa… Vuelta a la realidad! 

Mapa de Bali

Mapa de Bali

Post sobre el viaje a Indonesia

Más información sobre Indonesia

 

Marcar como favorito enlace permanente.

4 comentarios

  1. ¡Qué pasada de viaje! Nunca he estado en Asia y me da mucha curiosidad, tendré que empezar a planear algo 😉

  2. Genial el recorrido en moto!! me lo apunto, gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.