Diario de viaje a Indonesia. Etapa 2. Por las tierras del norte de Sumatra

Día 16. Recorriendo la isla de Samosir en el Lago Toba

Después de muchas horas de sueño reparador, esta mañana me levanté sin ningún plan. Desayuné, vi una moto y lo decidí. Me alquilaría una y me iría a dar una vuelta por la isla.

Esta isla está poblada por los Bataks, pueblo canibal que proceden de las tribus neolíticas de Tailandia y Myanmar que fueron expulsados por siameses y mongoles. Son el pueblo más guerrero de Sumatra y según parece, tienen bastantes problemas entre las diferentes aldeas y la práctica del canivalismo duro hasta el 1816.

Este pueblo se resistió durante décadas al islam y finalmente fue el cristianismo quién los convenció, siendo a día de hoy en su mayoría protestantes. La población actual es de más de seis millones desde 200 km al norte y 300 km al sur del Lago Toba (info extraída de la guía Lonely Planet).

Algo peculiar de los Batak es la música. Puedes ver a muchísimas personas con una guitarra en la mano, yo he visto incluso niños que la llevan a la escuela. También tocan dentro de los autobuses para pedir dinero y los puedes escuchar en cualquier esquina.

Vistas desde de la carretera haciendo el recorrido en moto

Vistas desde de la carretera haciendo el recorrido en moto

El pueblo de Tuk Tuk está en una pequeña península en la isla de Samosir, dentro del Lago Toba y se une a tierra por un puente al este de la isla. Este lago volcánico está a bastante altitud, por lo que se está bastante fresco, sobre todo si no pega el sol directo.  La zona más explotada es la del pueblo de Tuk Tuk, donde hay una grandísima oferta de hoteles, restaurantes y alquiler de bicicletas y motos, pero hay una playa al norte en donde el ambiente es increíble. En mi ruta en moto paré ahí de casualidad y descubrí a donde iban a parar las motos acuáticas, bananas y demás juegos acuáticos que vi pasar por la mañana.

Estaba lleno de gente, pero todos turistas indonesios, tanto cristianos como musulmanes estaban jugando vestidos en la orilla o en colchonetas gigantes arrastradas por motos. Todos se sorprendían mucho al verme pasear por ahí, pero todos me ofrecían una sonrisa, con lo que no fue una situación incómoda.

Playa de recreo para turistas locales en el Lago Toba

Playa de recreo para turistas locales en el Lago Toba

Seguí mi rumbo en dirección a las termas parádome a cada rato a disfrutar de tantos rincones bonitos y agradables que me iba encontrando. Comí por el camino y aunque intenté explicarme que nada de carne ni de picante… solo conseguí lo primero. Así que fui comiendo a los pocos y mezclándolo con trozos de tomate y pepinillo. El plato de noodles vegetal me costó 0,70 céntimos de euro. Este es el precio normal por un plato básico y si vas a un restaurante y pides algo más elaborado, puede que te gastes, como mucho, 3 euros.

Casas tradicionales en Sumatra

Casas tradicionales en Sumatra

Cuando llegué a las termas me decepcionaron bastante, me imaginaba otra cosa, desde luego. La visita es a la fuente del agua caliente a través de un estrecho camino. Al llegar solo ves caer un chorro de agua caliente. Me volví para ver la posibilidad de meterme en el lago cerca de la salida del agua caliente, pero lo que hay son locales con piscinas (nada de lujo ni mucho menos) y con el calor que hacía, era lo que menos me apetecía!

Fuente termal en el Lago Toba

Fuente termal en el Lago Toba

Cogí el camino de vuelta haciendo más paradas y seguí hacia la zona sur, pasando Tuk Tuk. Desistí a los pocos kilómetros. La carretera, si se puede llamar así, es malísima y, aunque el paisaje era bonito, ya llevaba más de siete horas en ruta y empezaba a estar cansada. Decisión: volver al hotel!

Vistas del ambiente rural del Lago Toba

Vistas del ambiente rural del Lago Toba

 

Al ir a devolver la moto le pregunté a la chica si el masajista que se anunciaba allí cerca era bueno y me dijo que ella conocía a una mejor. Una mujer fuerte que ofrecía masaje indonesio y que iría a la habitación a dármelo. El precio, 100.000 rupias, unos 7 euros. Aunque yo estoy en modo ahorro total, este lujo me lo quise dar así que, una hora más tarde, se presentó en mi habitación una agradable mujer y me dio un masaje estupendo! Este masaje se basa en frotar constantemente el músculo en dirección ascendente usando más los dedos que las palmas de las manos. Tal y como tenía la espalda, fue lo mejor que me pudo pasar!

Ya con el cuerpo casi como nuevo me fui a cenar y allí conocí a una curiosa familia malaya de origen chino cuya guapísima hija trabaja en Singapur. Estuvimos de charla bastante tiempo mientras esperábamos durante más de hora y media a que llegara nuestra comida…

Creo que todavía no estoy recuperada porque son las nueve de la noche y ya me retiro a descansar! No tengo ningún plan para mañana… supongo que será día de relax.

Día 17. Día de relax en Tuk Tuk (Lago Toba)

Se nota que hoy es lunes. Mi hotel ha quedado casi vacío y los ferrys ya casi no descagan gente. En las calles pocas personas pasean, solamente los dueños de los comercios que colacan sus cosas.

Decidí tomarme el día muy tranquilo ya que los siguientes serán, en principio, algo moviditos. Un largo desayuno con vistas al lago mientras ves a las mujeres lavar la ropa y los hombres salir a la pesca, es muy relajante. En mi hotel tienen unas mesas, una especie de piscina con el agua del lago y tumbonas y no había nadie! Momento para escribir, leer y disfrutar de este entorno.

Desde la terraza del hotel, que también sirve de puerto donde atracan los ferrys para recogerte.

Desde la terraza del hotel, que también sirve de puerto donde atracan los ferrys para recogerte.

Día 18. Desde Parapat a Butik Lawang

Hoy tocó dejar la preciosa isla de Samosa en en Lago Toba. A las 8.30 de la mañana pasó el barco al que puedes parar como un taxi fuese desde cualquier pequeño muelle que tienen los hoteles. Desde mi hotel hasta Parapat tardó unos 50′, a las 10 de la mañana tenía previsto el coche compartido hasta Bukit Lawang.

Pero no salí hasta las 11 de la mañana… y no fui hasta Bukit Lawang directamente como me dijeron, sino que fui hasta Medan y allí cambié de coche. Lo bueno es que esta vez iba sola y el conductor era muy agradable. La música que tenía era bastante buena y uno de los buenos momentos fue cuando llegamos al pueblo de Bukit Lawang y empezó la canción “I wanna know if you,ve seen rain before” versionada por Rod Stiward y los dos nos la pusimos a cantr en voz alta! Fue divertido!

Cuando llegué era ya de noche y solo pude intuir lo que había alrededor. Pregunté por un lugar barato para dormir y un chico me acompañó hasta que vine a dar a Bukit Lawang Inn, un sitio sencillo pero agradable y con una comida excepcional! Son pequeñas cabañitas dispersas por el terreno muy cerca del río.

Después de cenar una ensalada de frutas tropicales impresionante (y muy bien presentada) estuve planeando qué hacer los siguientes días. Aunque había pensado visitar solo la plataforma de alimentación y marchar al día siguiente, después de hablar con un guía, cambié de opinión. Para ir allí pagas 150.000 rupias más 100.000 por la cámara y eso puede durar unos minutos. Por 500.000 tenía un día de visitas a los alredores y un día de trekking con comida incluida. Me lo pensé unos minutos y me decidí por quedarme esos dos días allí y al tercero salir dirección Medan para al cuarto coger el avión hacia Java. Con este nuevo plan me saltaré la visita al volcán de Berastagi… pero ahora mismo me apetece más estar rodeada de jungla, así que aquí me quedo!

Día 19. Visita a los alrededores de Butik Lawang

Hoy quedé con mi guía para hacer varias visitas. Cogimos su moto y allá empezamos un interesante recorrido. Primero me llevó a visitar un proyecto de granja ecológica que surte de comida a los eco-lodges y preparan los bambús para su construcción. Tienen de todo! Todo tipo de fruta y verduras mezclada con flores que funcionan como repelentes contra los insectos. Dan trabajo a más de 50 personas y fomentan el uso de la agricultura ecológica.

Vistas del Bukit Lawang

Vistas del Bukit Lawang

Vistas del Bukit Lawang

Vistas del Bukit Lawang

Granja ecológica en Bukit Lawang

Granja ecológica en Bukit Lawang

Después me llevó a ver unas “piscifactorías” pequeñas y caseras. No son más que estantes de barro, pero que ayudan a la economía familiar. Todo esto yendo por estrechos caminos y pueblecitos y dando botes en la moto! También pasamos por uno de tantos bosques de palma que hay en Sumatra. Es una explotación masiva que se ha llevado por delante el bosque autóctono y que ha roto el ecosistema en pro del beneficio económico, cosa que no es ninguna novedad…

Fuimos a comer al río comida que compramos por el camino y que, como siempre, era picante! Como hacía bastante calor nos quedamos allí bastante rato discutiendo… charlando, volviendo a discutir y haciendo las paces! Un chico muy susceptible mi guía! Pero fue incluso divertido!

Bukit Lawang

Extracción del latex... Aquí le llaman el condon tree...

Extracción del latex… Aquí le llaman el condon tree…

La última visita era a la llamada Bat Cave… que sí, que hay murciélagos, pero llamarla así! Me gustó bastante aunque una gran parte ahora está al aire libre al caer el techo. Pero hasta eso le da un toque misterioso… envuelto todo de densa vegetación.

Mientras estaba allí una chica que estaba allí con su guía sacó una foto con flash y acto seguido le preguntó al guía si eso era malo para los muerciélagos. La respuesta: no. Yo, que no me puedo quedar callada le dije, sí, por supuesto que sí! Y ella me miró y me dijo que no lo sabía, que solo por eso preguntaba. Por favor, usemos el sentido común! Y que decir de los “guías”… falta de profesionalidad total, pero espero que con el tiempo esto cambie.

Bukit Lawang

Cueva cercana al pueblo de Bukit Lawang

A la tarde volvimos a pueblo, que a las 7 es ya noche, y a descansar, leer y escribir! La verdad es que me lo estoy tomando todo con bastante calma! Hasta camino más despacio… 🙂

Día 20. Visita a los orangutanes en Butik Lawang

Después de un desayuno potente salimos mi guía y yo hacia la jungla. Al final hubo cambio de planes. En vez de ir con el guía de ayer y una pareja holandesa, fui yo sola y con otro chico. Mejor imposible!

Empezamos el ascenso y a la media hora y empezamos a buscar movimiento en los árboles. En silencio y con paciencia nos íbamos moviendo, esperábamos, nos encontrábamos con otros grupos (de hasta 8 personas) y seguíamos buscando. Hasta que mi guía me dijo… mira allá arriba… y allí estaba! En seguida vinieron los otros grupos y allí nos juntamos unos cuantos. Yo la verdad es que disfruté igual, estaba pasmada viendo al jóven orangután y como nos veía… y se iba y volvía. Y empezó a moverse rápido, a saltar de rama en rama… y se cayó!! A un metro de mí, de espaldas. Yo no sabía si ayudarle a levantarse o salir corriendo. Di un paso atrás y miré a mi guía a ver que me decía. En seguida se levantó y marchó. Nos dio muchísima pena, porque aún se llevó un buen golpe… aunque supongo que son bastante fuertes y que en realidad eso no le hace daño, o eso quise creer.

Orangután joven en Bukit Lawang

Orangután joven en Bukit Lawang

Orangután joven en Bukit Lawang

Orangután joven en Bukit Lawang

Bukit Lawang

Orangután joven en Bukit Lawang

Nos separamos de los grupos y nos fuimos a buscar al macho grande, que hubo un grupo que ya lo había visto y fuimos a por él. Qué impresión da el animalito… Nos lo encontramos casi de frente y prudentemente nos pusimos detrás de unas ramas, poco a poco nos fuimos acercando y fuimos siguiendo sus pasos. De vez en cuando se quedaba quieto y nos miraba. Para entonces ya nos habíamos juntado un montón de gente… pero lo mismo, daba igual, todos estaban en silencio y con cara de flipe!

Orangután adulto en Bukit Lawang

Orangután adulto en Bukit Lawang

Lo seguimos un buen rato y luego mi guía me dijo que fuéramos a comer. Nos alejamos de allí y nos dispusimos a comer el arroz (esta vez no estaba picante), cuando veo que de frente se acerca el orangután grande dando pasos super grandes. Avismé a mi guía y solo dijo: go, go, go!!!! Yo me levanté de un salto, cogí la mochila y aún con la hoja de palma con arroz en mi mano, salí coriendo monte abajo! De vez en cuando volvía a mirar hacia atrás y allí lo veía, seguía viniendo hacia nosotros… subidón, subidón! Ni puenting ni leches, si quieres adrenalina, que te siga un orangután!

Seguimos avanzando hasta que encontramos un grupo y los avisamos y ellos también empezaron a caminar rápido. Minutos más tarde le perdimos la pista. Ya relajados nos alejamos unos metros más y nos dispusimos a seguir nuestra comida…

Desde allí bajamos al río, desde donde mucha gente vuelve al pueblo haciendo rafting, pero yo no quise pagar más y bajé caminando. Nos quedamos por ahí un rato media metida en el agua completamente vestida y comiendo deliciosa piña. Al final fueron casi seis horas, pero se me hizo corto. Me hubiese gustado hacer el trekking de 3 o 5 días, pero queda para otra. Aún así, con tanto calor y humedad, me sentía cansada, así que la idea de darme una ducha de agua fría (no tengo otra!) y descansar, me atrajo mucho y pensé que sí, que 6 horas llegan. Me he quedado muy contenta. He visto dos orangutanes, los he seguido… me han seguido, he visto un babuíno, muchos monos, aves extrañas e insectos enormes. Qué más puedo pedir!

Babuinos en Bukit Lawang

Babuinos en Bukit Lawang

Me gusta pasar las tardes-noches en el bar este. Hay mucho silencio, solo si hay gente se escuchan sus voces, sino, es solo el murmullo del río y de los diversos animalitos que nos rodean. Una pena, pero mañana marcho de aquí…. Me voy a Medan para pasado mañana coger el avión que me llevará a la isla de Java. Todavía no he decidido si irme temprano y conocer el palacio y la gran mezquita de Medan, o irme pola tarde y disfrutar la mañana por aquí. Me gusta este lugar…

Bukit Lawang se encuentra situado en un borde del enorme Parque Nacional de Gunung Leuser, considerada una de las selvas con mayor biovidiversidad del mundo. En él habitan tigres, rinocerontes, elefantes, leopardos y ocho especies de primates. En las visitas que se hacen solo se pueden llegar a ver los orangutanes y otros primates. Se organizan excursiones de 1 a 7 días por el PN aunque también se puede visitar la plataforma de alimentación dos veces al día (los precios son 150.000 entrada y 100.000 por cámara).

El Centro de recuperación de Orangutanes que ha hecho famoso este lugar fue abierto en 1973 para ayudar a los estos animales a adaptarse a la jungla después de haber estado cautivos. En todo este tiempo se han reinsertado más de 200 orangutanes procecentes de la cautividad. Se les ha enseñado a conseguir alimentos, construir nidos, trepar y curar las enfermedades contraídas por el contacto con los humanos. Las plataformas sirven, en este caso, de apoyo alimenticio.

Después de mi experiencia, dudo mucho de que el precio que se paga como entrada del parque, aparte del trekking, llegue a manos del Parque o del Centro de Recuperación ya que en ningún momento hay control de entrada ni de número de personas que están dentro del PN. Supuestamente no se han reinsertado orangutanes desde 1996, por lo que no encuentro sentido a las plataformas de alimentación, se supone que después de todos estos años deberían de haberse adaptado, por lo que me hace suponer que las mantienen como reclamo para los turistas. Aún así, la mayoría de la gente hace trekking para verlos (o no…) en su hábitat, lo que me mosquea es la falta de control, ya que los precios son muy altos: 25 euros por 3 horas, 35 por 6 y 40 por día completo durmiendo en la jungla (precios a agosto de 2015).

Día 21. De Bukit Lawang a Medan

Finalmente cogí un taxi compartido hasta Medan que salió a las 8.30, tres horas más tarde ya estábamos en este fea y ruidosa ciudad…

Me fui al hotel que me recomendó un chico, un sitio barato y pegado a la Gran Mezquita y al palacio. La verdad es que es cutre de narices… el peor colchón de mi vida! Se me clavaban los muelles en todo el cuerpo… el olor a humedad era impresionante y no había donde moverse. Pero como era una noche, allí me quedé.

Me fui a visitar la mezquita y el palacio, y al ver que ya no había nada más interesante que ver, volví hacia el hotel y me metí en el único lugar que vi con aire acondicionado y wifi… un MacDonals… y no se si fue un castigo del planeta… pero el helado que me comí me sentó fatal, pero muy mal… Me pasé el resto de la tarde en la cama horrible del hotel, con mareos y nauseas. Ni cena ni nada… Tenía que haberme dejado llevar por mi primer impulso, que era irme a un buen hotel con spa que vi por 27 euros…

Gran Mezquita de Medan

Gran Mezquita de Medan

Gran Mezquita de Medan

Gran Mezquita de Medan

Gran Mezquita de Medan

Gran Mezquita de Medan

Palacio de Medan

Palacio Maimoon

Palacio de Medan, jóvenes posando con los trajes reales...

Palacio de Maimoon, jóvenes posando con los trajes reales…

Y aquí se acaba la etapa por el norte de Sumatra, mañana salgo para Yogyakarta, en Java!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

5 comentarios

  1. Pingback: Diario de viaje a Indonesia. Etapa 11. Viaje en moto alrededor de Bali | Viajando. Imágenes y sensaciones

  2. Pingback: Roadtrip por Uganda: conduciendo mi propia aventura

  3. Hola, un articulo excelente de Sumatra.

    Estoy pensando en visitar esa zona, sabes si Diciembre es mala época? O como afectan las lluvias a esa zona?
    Muchas gracias, enhorabuena por el post.

    • ¡Hola Samuel!
      ¡Muchas gracias por tu comentario! Sobre viajar en diciembre, pues es época de lluvias y las carreteras son muy malas. Tal vez es la zona de Indonesia más abandonada (y menos turística). Yo estuve en verano, en agosto, que es época seca, así que no te puedo decir si las lluvias son grandes o no, pero por lo verde que es todo, te diría que llueve mucho…
      Si decides ir, ya nos cuentas que tal la experiencia, para que tomen nota otros viajeros. Un abrazo y ¡que disfrutes del viaje!

  4. Pingback: Visita a los chimpachés de Kibale National Park, Uganda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.