Diario de viaje a Ghana. Días 8, 9 y 10. Conociendo lo más destacado de Accra y visita a los talleres de ataudes

Últimos días y continuación del diario de viaje a Ghana.

Día 8. Llegada a Accra y corta visita a James Town

A la mañana temprano me fui hasta la parada de autobuses de los Ford… sí, se llama así, son unas minivan con aire acondicionado muy cómodas que por 19 cedis te llevan hasta Accra. Un puntazo! En poco más de dos horas llegamos a destino.

Ahora el problema era el hotel, tenía reservada la última noche, pero como me vine un día antes de lo previsto, pues no tenía nada para esta noche. Mi amigo me dijo que me iba a decir de uno que me hacían buen precio, pero yo ya estaba de camino a uno que recomendaba la guía. Cuando llegué no me gustó nada… estaba cerca de los fuertes, de James Town y del mauséoleo, pero lejos de todo lo demás, además, para llegar había que pasar por un gran descampado. Le dije a mi taxista que íbamos al que me indicó mi amigo… pero cuando vi que empezábamos a alejarnos del centro, cambié de opinión y le dije que me llevara hasta donde él decía que era una buena zona: Osu. Y tenía razón, allí era donde estaban todas las tiendas y hoteles concentrados, también los turistas y los precios altos.

Como ya había pasado más de una hora, le dije que allí me quedaba, en un hotel básico con una relación precio-calidad malísima, pero no me apetecía perder más tiempo. Además, la tontería del taxi me salió en 80 cedis..

Una vez dejado mi mochila en el hotel me fui a pasear por el barrio, donde había un festival y estaba la calle principal cerrada y llena de stands vendiendo de todo lo imaginable. De ahí me cogí un taxi para ir a visitar el Mausoelo de Kwame Nkrumah, líder político que luchó por la independencia de Ghana.

Mausoleo de Kwame Nkrumah e Accra

Mausoleo de Kwame Nkrumah e Accra

En la parte de atrás del mausoleo hay un pequeño museo que cuenta un poco su historia a través de las fotografías.

Al salir de aquí me fui a pie directamente al Fuerte de Ussher. Queda bastante cerca, lo malo es el calor…

Cuando llegué me encontré con la puerta entreabierta, así que entré y vi que al otro lado de un patio había un hombre. Intuí que era el guardia, me dijo que podía entrar por 10 cedis, pero que el museo estaba cerrado. Preferí dejarlo para el día siguiente que no era festivo y volver a intentarlo.

Fuerte de Ussher en Accra

Fuerte de Ussher en Accra

A la salida me dirigí hacia el otro fuerte, pero nada más pasar el muro me encontré con un montón de gente a la entrada de una “puerta” que daba a un patio y desde donde veía que la gente bajaba a algún sitio, intuí que a la playa… pero había que pagar!

Sin saber muy bien hacia donde me dirigía, pregunté si yo podía entrar (era evidente que era la única turista en muchos metros a la redonda) y me muy sorprendidos y sonrientes me dijeron que sí. Pagué mi entrada y me pusieron un cuño en la mano. Creé un poco de expectación ya solo entrando… a medida que me dirigía a ver para qué había pagado, fue en aumento.

En James Town, Accra

En James Town, Accra

Me fui hacia el balcón de la terraza y desde allí pude ver cómo disfrutaban del tiempo libre en esta zona de la ciudad. Música y playa! Fue muy divertido estar allí…

Después de un rato decidí marcharme y continuar el camino hacia el Fuerte de James. Cuando llevaba pocos metros me empecé a agobiar un poco… Aunque me habían dicho que era una zona muy tranquila, que era el antiguo centro de la ciudad y donde viven los auténticos locales, no me sentí cómoda al ser objeto de tantas miradas. Sin pensármelo dos veces y haciendo caso a mi estómago (se me encoge cuando se crea una alerta) me volví para coger un taxi.

Y aquí hicimos otro lío! yo no me acordaba del nombre del hotel… ni de la zona… solo que era algo parecido a Usu, Isusu…. pero lo podía localizar en el mapa que yo tenía. Se lo enseñé para que me llevase a esa zona… aparecí en uno de los mejores hoteles de Accra, en La Palm Royal Beach Resort… lejos de mi hotel pero ya que estaba allí, decidí quedarme a tomarme una cerveza en su terraza con piscina y pedir ayuda para encontrar el nombre de hotel.

Pues cuando ya me dirigía hacia la terraza escucho: ¡Sabela!!!! y se me planta una chiquilla delante de mi. Intenté rápidamente deducir quien era y no quedar mal no recordando su nombre. En pocos segundos acerté a adivinar que eran mis compañeras de vuelo! Una encantadora familia que vivía en Londres desde hacía ya 15 años, pero que volvían todos los años a visitar a la familia.

Después de una charla, me fui a tomar mi cerveza, ya localizado mi hotel y con la sensación de no tener prisa para hacer nada… solo para el relax.

Volví a la zona de Osu, pero ya directa al Koala Shopping Center, un supermercado donde puedes conseguir de casi todo, eso sí, a precios elevados. Me compré unas cuantas cosas y me fui al triste cuarto de mi hotel a descansar y escribir.

Día 9. Traslado de hotel y visita al pueblo de Teshie-Tema, lugar donde fabrican féretros de fantasía

Temprano dejé mi oscuro hotel para dirigirme al hotel que ya tenía reservado y donde ya había estado la primera noche, el Alisa Hotel. Solo con pensar en volver a ese hotel y darme una buena ducha, se me ponía una sonrisa en la cara!

Lo bueno de Ghana es que parece que no hay hora de entrada, así que a las 9 de la mañana yo ya estaba entrando en mi bonita y fresca habitación de hotel. Me di una buena ducha y me puse mona, hoy toca paseo por la ciudad y, en la medida de lo posible, en plan “bien”. Es el capricho del viaje!

Hablé con un taxista del hotel para que me llevase a Teshie-Tema para visitar los talleres donde hacen los ataúdes de fantasía. Es decir, cada uno, acorde a su profesión, encarga un ataúd donde se vea representado lo que fuiste durante toda tu vida.

Al llegar al pueblo ya se ven desde la carretera los diferentes talleres que exhiben sus obras. Nosotros (el taxista y yo) fuimos a dos de ellos, en donde vi cámaras de fotos, aviones, martillos, camiones, piñas, … es realmente muy curioso y creo que es una visita interesante a hacer si estás en Accra. Por cada visita se suele dar 10 cedis.

Después de casi una hora curioseando las diferentes formas y hablando con los artesanos, nos volvimos a Accra en el taxi con aire acondicionado… de lujo! Me dejó en el Museo Nacional de Ghana, lugar recomendado en las guías.

Interior del Museo Nacional en Accra

Interior del Museo Nacional en Accra

Y fue genial! nada más entrar veo una mujer asiática que se me acerca sonriente para decirme que somos las dos únicas personas allí y que si ya conocía Accra y empezamos una larga conversación. Qué encanto de mujer! Estaba por negocios y aprovechaba cada viaje para escaparse unos días y conocer el lugar. Había estado en más de 85 países! En seguido conectamos e hicimos planes para pasar el día juntas y algún que otro viaje también!

Después de visitar el museo, que es bastante completo e interesante, nos fuimos al Teatro Nacional. Allí entramos en una rápida visita pues estaban montando todo para un espectáculo por la noche. El edificio, edificado por el gobierno de China e inaugurado en 1992, es realmente muy bonito. Creo que es el edificio de estilo más moderno de la ciudad. Aunque solo sea por ver el edificio por fuera, vale la pena acercarse.

Teatro Nacional de Ghana

Teatro Nacional de Ghana

Cuando terminamos la visita le dije a Wipada que podíamos intentar entrar en el Fuerte de Ussher e ir hasta el faro callejeando por James Town. Dijo que sí encantada y allá fuimos en taxi después de comer en su hotel que estaba a la vuelta de la esquina. Mejor dicho… hotelazo!

Cuando llegamos al fuerte el guarda nos dijo que el museo estaba abierto y que había una visita guiada que empezaría en un ratito. La verdad es que cuando entras cuesta crear que hubiese un museo por ahí… Está todo abandonado y bastante destruido.

Interior del Fuerte de Ussher, Accra

Interior del Fuerte de Ussher, Accra

Este fuerte, al igual que la gran mayoría, no fue construido en origen para ser cárcel de esclavos, sino como comercio de los holandeses sobre el año 1640. Tiene construcciones de diferentes periodos, pero la triste historia es que acabó siendo prisión para esclavos y de presos de guerra. En el museo te hacen una visita visual de lo que fue el comercio de esclavos en la Costa de Oro, antigua Ghana.

Interior del pabellón de celdas del Fuerte de Ussher en Accra

Interior del pabellón de celdas del Fuerte de Ussher en Accra

Después de visitar el fuerte nos fuimos hasta el Centro Cultural, que está a 5′ andando. Como siempre, no deja de ser un mercado donde se vende artesanía. En este caso, sí que acosan un poco más e intentan llevarte a su tienda, cosa que en Kumasi no pasó y se agradece…

Muy cerquita está el Mausoelo de Kwame Nkrumah, así que mi nueva compi fue a visitarlo mientras yo esperaba fuera muy entretenida viendo el reportaje fotográfico de una boda… Al terminar su visita le dije que me apetecía disfrutar de las últimas horas en Ghana en la estupenda piscina del Hotel Alisa y descansar un poco. Nos despedimos con la promesa de seguir en contacto e intentar hacer un viaje juntas.

Por cierto, en la comida me enteré de que tenía 61 años! Su vitalidad y su físico me hizo pensar que no llegaba a los 50… Si es que el espíritu viajero rejuvenece!

Al llegar al hotel me fui directa a ponerme el bañador y bajar a la piscina donde me pegué varios chapuzones y me relajé y refresqué estupendamente. La verdad es que es una maravilla poder disfrutar de este lugar.

Ghana

 

Día 10. Regreso a casa

El día de hoy fue de vuelta a casa, con la mala combinación de tener que esperar en Madrid más de 8 horas para mi último vuelo que me trajo a Santiago…

Se acabó este corto viaje a Ghana, un viaje tranquilo, agradable y variado. Una buena experiencia!

Diario de viaje a Ghana

Información general para viajar a Ghana

Marcar el Enlace permanente.

4 comentarios

  1. jajaja mira que olvidarte del nombre del hotel 😛

    ¡Muy original lo de los ataúdes!

    Siempre que leo sobre África, me entran unas ganas tremendas de volver. Tengo que planear un viaje ahí ¡YA!

    • Pues sí… aunque siempre me suelo llevar una tarjeta o sacarle una foto al cartel del hotel… esta vez ni había tarjetas y me olvidé de la foto. Lo que también es cierto es que era tan pequeño y cutre que nadie lo conocía… y como todo pasa por algo… al final acabé en el hotelazo tomándome una cerveza y charlando con mis compis de avión!
      Pues Ghana es un lugar muy tranquilo para viajar y con mucho transporte público. Anímate!
      Besos!

  2. A mí me pasa lo mismo que a Flavia, ¡qué ganas de conocer África! Es un continente que me tira mucho, a ver si para el año que viene puedo organizar algo 😀 ¡Genial tu viaje, Sabela!

    • Muchísimas gracias!
      Pues oye, anímate con Ghana, que es un país muy facilito para viajar por cuenta propia y con gente muy amable, buenos servicios y comunicaciones.
      Para cualquier cosa, ya sabes, aquí estoy!
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com