Diario de viaje a Ghana. Día 3. Caminando entre elefantes y visita a Mognori y Larabanga

Continúo escribiendo el diario de mi viaje a Ghana… hoy toca safari y visitas a los pueblos con Zaina Lodge.

Antes de la hora prevista, nos encontramos Kojo, Isha y yo, tal era el ansia de este safari… Desde el hotel (que está dentro del parque) empezamos a caminar hacia la entrada para tomar un camino que a los pocos metros nos llevó hasta donde iban caminando los elefantes…

Fue muy emocionante, aunque ya he hecho más safaris, nunca lo hice a pie y la verdad es que es de lo mejor! Fuimos caminando detrás de ellos a una distancia prudencial y de vez en cuando atajábamos para ir a par suyos escondidos entre los árboles. Qué experiencia!

Elefante en el Parque Nacional de Mole mientras les seguíamos a pie

Elefante en el Parque Nacional de Mole mientras les seguíamos a pie

Poco a poco fuimos caminando a su lado hasta el pantano donde todas las mañanas va a bañarse la manada de elefantes. Qué bonito… esta experiencia hay que vivirla…

Elefante en el Parque Nacional de Mole mientras les seguíamos a pie

Elefante en el Parque Nacional de Mole mientras les seguíamos a pie

Estábamos muy tranquilos cuando veo que detrás del guía y frente de mi viene un elefante que se había quedado rezagado… no entré en pánico porque estaba Isha con nosotros, pero casi no di hablado para avisarle que detrás de él había un elefante que venía directos hacia nosotros…

Elefante en el Parque Nacional de Mole rezagado y un poco amenazante...

Elefante en el Parque Nacional de Mole rezagado y un poco amenazante…

Nos dijo que fuesemos caminando despacio hacia los árboles y él se fue tranquilamente hacia el elefante, cogió una rama y empezó a hacer ruido,… parecía que se estaban retando… el elefante se movía hacia ambos lados e Isha daba golpes con la bara… mi corazón latía fuertemente, Kojo y yo seguíamos caminando despacio hacia los árboles pero yo no le quitaba ojo a la situación. Después de lo que pareció una conversación, el elefante cogió rumbo hacia el estanque por fin. Eso sí, no nos quitó ojo en todo el rato que estuvimos allí. Momentazo!!!

Manada de elefantes en el Parque Nacional de Mole

Manada de elefantes en el Parque Nacional de Mole

Después de un buen rato disfrutando de la preciosa escena, subimos hacia el hotel a desayunar y esperar a los chicos de Zaina Lodge que nos llevarían a Mognori y Larabanga.

Tal como había leído, la comida del Hotel Mole es bastante básica y no tiene mucha calidad. Además,  hay que encargar la cada comida con, al menos, una hora de antelación. Esto es lo que tiene ser el único hotel del parque… aunque esto cambiará en breve con la apertura del Zaina Lodge.

A las 10.30 salimos hacia Mognori dónde nos esperaba el amable guía y quien nos fue explicando temas sobre la construcción y decoración de los muros de las casas, lo primero hecho por los hombres y lo segundo por las mujeres. Es un pueblo muy tranquilo y bonito, está bastante limpio y la gente está a lo suyo, incluso los niños. Nadie pide ni ofrece nada.

Explicación del guía sobre la construcción de las casas

Explicación del guía sobre la construcción de las casas

También conocimos a la mujer que alquila una habitación en su casa y nos estuvo enseñando fotos y un cartel donde ella aparece… todo muy tierno, ella es un encanto. La habitación de invitados está bastante bien, muy limpia y con mosquitera y a un precio muy barato. En otro post escribiré toda la info para organizar un dia y una noche en Mognori.

La encantadora mujer que ha preparado una habitación para los huéspedes

La encantadora mujer que ha preparado una habitación para los huéspedes

Dimos un paseo por el pueblo donde el guía iba explicándonos las propiedades medicinales de algunos árboles, el lugar donde secan la tapioca, la casa del jefe, y el palomar, entre otras cosas. Como no teníamos tiempo no pudimos ir a hacer un paseo en barca por el río,  actividad muy recomendada… pero animo a los que viajen con más tiempo que yo a que vivanesa experiencia.

Después del paseo, de las conversaciones y haber sacado algunas fotos, nos despedimos de este tranquilo y aislado pueblo y nos dirigimos hacia Larabanga, donde el caos de sus callejuelas es lo que más destaca, también es cierto que este pueblo esta en la carretera principal por lo que hay más comercio. Cuando llegamos nos recibieron varios guías,  que, después de pedir permiso al jefe para entrar en el pueblo, nos llevaron a comprar los tickets al lado mismo de la mezquita.

Mezaquita de Larabanga

Mezaquita de Larabanga

Lo más destacado de Larabanga es, sin lugar a dudas, su mezquita.  El estilo es igual a las de Sudán y, aunque el dato no está confirmado, cuentan que fue construida en el 1421. No es posible entrar, así que después de escuchar la explicación del guía,  dimos una vuelta alrededor de ella y nos fuimos. Tal vez se puede callejear un poco yver las actividades diarias del pueblo, pero con cinco minutos son suficientes… Lo bueno es que la actividad de la gente ha cambiado mucho. Las recomendaciones en algunas guias, en los foros y demás lugares de consulta, es la de no visitar Larabanga puesto que su gente es agresiva, muy pedichona y pesados con los turistas pero por suerte esto ha cambiado al ver que estaban espantando el turismo.

Jefe de Larabanga

Jefe de Larabanga

En las afueras del pueblo, dirección Kumasi, hay un lugar sagrado donde dentro de un muro hay una piedra que se mueva como se mueva, siempre acaba en el mismo lugar… no puede verla… íbamos justos de tiempo pues a las 3.00 Kojo tenía que estar en Tamale paracoger su vuelo a Accra.

Yo aproveché para ir con ellos y pasar la tarde en Tamale, reservar bus para el día siguiente y descansar. Lo del bus no fue tarea fácil pues no había hasta la tarde del día siguiente, fuimos preguntando en las tres estaciones hasta que una de ellas dijo que habíaun bus que salía a las 7.00 de la mañana,  pero que no podía reservar porque la oficina estaba cerrada… que estuviese allí a las 5.30 para asegurarme tener billete.

La verdad es que después del mareo de estaciones, de las esperas y demás, estaba ya cansaday decidí ir directa al hotel. Además,  era probable que estuviese cerrado en Centro Cultural y con la búsqueda ya había paseado por los mercados y callejeado pir el pueblo. Desde aquí quiero agradecer a Rashid, de Zaina Lodge, todas las molestias que se tomó fonmigo y que no se quedó tranquilo hasta que se aseguró que yo tenía garantías de tener mi billete. Hasta le pidió el número de teléfono a un empleado de la compañía de buses y le hizo prometer que se aseguraría que yo fuese a tener asiento en ese bus… La amabilidad en Ghana es increíble…

Mercado en Tamale

Mercado en Tamale

Ya en Guest House Pionner, un lugar alejado del ruido y agradable, me he puesto a subir fotos de estos dos días como loca. Quiero compartir lo maravilloso de estos días! Ahora, una vez subido fotos y escrito mi diario… toca dormir. Como siempre, mañana toca madrugar!

Diario de viaje a Ghana

Información general para viajar a Ghana

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com