Costa Rica: Etapa 5. Visita al Parque Nacional de Corcovado y a la Isla del Caño

Día 6. Traslado desde San José hasta Bahía Drake

Nuestro bus salió puntual a las 5.20 de la mañana desde la estación de Tracopa. Allí hay un sitio donde pudimos comprar algo de comida y bebida para el viaje de 5 horas que teníamos por delante.

Después de dos paradas, una corta y otra de media hora para comer, llegamos antes de la hora prevista, así que para antes de las 10 de la mañana estábamos en Palmar Norte, desde donde teníamos que coger un taxi para ir hasta Sierpe. En Palmar hay varios cajeros donde retirar dinero, ya que en Bahía Drake no hay ninguna posibilidad, incluso para pagar con tarjeta es complicado, pues no todos los sitios disponen de terminal y te cobran comisión, así que si no llevas suficiente efectivo, es el último momento que tienes para hacerte con él.

El taxi cuesta 8.000 pero se puede compartir preguntando en la parada de autobús (el siguiente bus para Sierpe creo que sale a las 11.00), nosotros fuimos con una americana y una tica simpatiquísima a la que le gustaba mucho el licor…

En el embarcadero hay un buen sitio para comer y allí están los capitanes de las diferentes embarcaciones preguntando por el nombre de los hoteles, pues según pudimos ver, ellos se encargan de reservar los sitios para nosotros.

image

El precio es de 15$ / 8.000 colones y se tarda 1h 30′ aproximadamente. El recorrido es muy agradable porque va por el manglar más grande de Costa Rica, siendo un paisaje espectacular. Cuando llegamos al mar empieza el meneito y el paisaje cambia por completo, ahora vemos un bosque denso con playa, rocas y arena casi negra. Solamente el traslado ya es impresionante.

image

Para las 13.30 ya estábamos en nuestro hotel, Cabinas Manolo, donde, después de buscar durante semanas, encontramos la opción más económica y más cómoda: 3 noches de hotel, 1 tour a Corcovado (ida y vuelta en barca y trekking de 12 km), 1 día de snorkel a Isla del Caño y todas las comidas incluídas, pagando en efectivo y cogiendo todo el “pack”, conseguimos un buen precio. Además, el trato es de primera, todo está muy limpio, la comida es muy rica y estamos a 5′ de la playa….Vamos, una buena opción.

Algo que comentamos muchos turistas es el tema de los altísimos precios que hay para el turista en Costa Rica. Las actividades son carísimas, por ejemplo, un paseo por los puentes colgantes de Selvatura en Monteverde son 30$, el día en Corcovado, 80$, snorkel, 70$,… y lo peor son los hoteles. Lo que más me ha sorprendido ha sido el precio de la habitación en Puntarenas, un lugar que no es turístico y que el sitio más barato que encontré nos costó 70$!!!! Ni le saqué fotos… solo decir que era muy básico, feo y con un colchón malísimo. No me importa en absoluto pasar la noche en sitios así, pero no a esos precios. Lo que está claro es que viajar a Costa Rica es bastante caro y que para los que estamos acostumbrados a presupuestos bajos, es un cambio muy grande.

Y después de esta reflexión económica, que nos llevó a decidir que a partir de ahora reduciremos las actividades, nos dimos un paseo por la playa, aprovechamos para lavar la ropa e ir a dormir muy temprano después de una rica cena. Mañana toca trekking, uno de los más deseados por mi! A ver si vemos muchos animalitos…

Día 7. Trekking en el Parque Nacional de Corcovado

Por fín llegó el día tan esperado del trekking que todo el mundo tilda de más espectacular en Costa Rica! Después de desayunar a las 5.30, a las 6 ya estábamos subidos a la lancha para ir a la entrada del parque. El recorrido hasta allí fue también precioso aunque no tuvimos la suerte de ver ningún delfín ni ballena, de ser así ya sería lo más!

Nuestro guía, Carlitos, es fantástico! Le gusta mucho lo que hace y es muy respetuoso con la naturaleza. Nos pidió que sintiéramos lo que veíamos, que agudizáramos todos los sentidos y viviéramos la jungla. Que la información de los hábitos o conductas de los animales los podríamos aprender en otro momento. Aquel era el momento de sentir. Fue estupendo…

Como espero escribir una entrada en el blog de este día, pues fue muy especial y me gustaría escribir con más detalle, ahora solo resumiré la jornada diciendo que es un imprescindible y agradezco a todos los que me sugirieron esta visita. Es una pena no habernos quedado a pasar la noche en la Estación Sirena y vivir más tiempo la jungla, pero lo decidimos así por razones económicas.

Aquí no puedo subir muchas imágenes (la conexión es lenta), así solo pondré un montaje y mencionaré las especies que vimos: serpiente terciopelo, mono tití, mono aullador, mono spider, saino, perezoso de 3 dedos, tapir, garrobo, iguana negra, pavón norteño, pava crestada, lechuza, quiebrahuesos y tinamú. No nos encontramos con ningún jaguar… pero aún así fue espectacular!

image

Día 8. Snorkel en la Isla del Caño

Hoy empezamos el día con emociones fuertes! Cuando salímos de la habitación para ir a desayunar, vimos que estaban varias personas en el caminito buscando algo… (las habitaciones dan a un balcón y todo está al aire libre) preguntamos que pasaba. Cuando nos dijeron que acaban de ver una boa en el camino pensamos que estaban de broma, pero no! Había una boa de tres metros en el jardín! La misión era intentar capturarla porque se estaba comiendo a los perros y gatos del lugar y, como los vecinos querían matarla, éstos querían trasladarla a una zona segura para ella y para los animales domésticos. Ahora había que encontrarla y capturarla…

A los pocos minutos fue localizada y fuimos testigos (con grabación incluida) de su difícil captura. La verdad es que fue emocionante, yo estaba a tan solo dos metros de ella y el sonido que hacía al verse atacada era de ponerte los pelos de punta. A uno de los chicos le raspó una mano y, finalmente, se pudo meter en una bolsa. Fueron unos valientes, porque lo más fácil hubiese sido matarla (como querían los demás), pero ellos se arriesgaron para poder salvarla. Todo un momento emocionante!

A media mañana nos fuimos a la Isla del Caño, Reserva biológica de Costa Rica y lugar dode puedes encontrar mucha fauna marina. El día estaba gris y amenazaba lluvia, pero aún así nos pusimos las máscaras y lanzamos al agua!

image

Aunque el agua estaba algo turbia por la lluvia, pudimos ver algunos bancos de peces, corales y una estrella azul. Después de una hora y cuando ya llovía más fuerte, cambiamos de zona. La verdad es que con la que caía y como se estaba poniendo el mar, no apetecía nada, aún así, y bajo un buen chaparrón, volvimos al agua en busca de tortugas…. que no llegamos a ver. La verdad es que estaba el mar muy picado y hacía frío, era un poco de locos seguir allí. Grabé un vídeo que espero subir cuando llegue a España, parece que estamos naufragados!

Tiritando de frío se decidió volver a la Bahía pues era probable que allí hiciese sol, a pesar de estar a menos de 1 hora en lancha. Y así fue! De repente hacía calor, pegaba el sol y estábamos con casi calma chicha. Ya nos dijeron que los cambios de clima son muy grandes!
Fuimos a la playa de Josecito, un trozo de paraíso de postal. Allí comimos con dos preciosos papagayos sobre nuestras cabezas y con dos paisajes impresionantes, una playa preciosa y un bosque frondoso.

Después de unos chapuzones nos volvimos a Bahía Drake, donde ya descansamos el resto de la tarde… teniendo en cuenta que solemos cenar a las 6 y yo irme a dormir a las 8, pues no es mucho tiempo.
Con esto se nos acaba nuestra estancia en Corcovado, un lugar precioso y que recomiendo visitar si viajas a Costa Rica. Mañana vuelta a madrugar!

Día 9. Traslado desde Bahía Drake a San José

Otra vez a las 5 de la mañana en pie para coger la barca de regreso a Sierpe. Las barcas suelen salir a las 7 y las suelen reservar ya los hoteles, así que al llegar allí solo tienes que decir el nombre de tu hotel y ya te distribuyen ellos en ellas. Nosotros quedamos para el final, pero tuvimos suerte pues fuimos en una lancha pequeña y atajamos por el interior del manglar. Fue estupendo!

image

Desde Sierpe hay varios taxis colectivos esperando que, por 2.000 colones, te llevan a Sierpe. Nosotros nos encontramos con la familia alemana con la que compartimos el trekking de Corcovado y con la que conectamos mucho y nos ofrecieron ir con ellos hasta San José. Rápido dijimos que sí, porque nos habían caído genial, pero el coche no estaba preparado para ir cuatro personas atrás y cuando llegamos a Palmar Norte les dijimos que mejor íbamos en autobús.

Buscamos un cajero y el tercero funcionó… es algo bastante habitual por lo visto, así que no hay que desesperar e ir probando de cajero en cajero. Nos despedimos de la familia y, a pesar de que eran las 9.45, el bus para San José de las 9.20 estaba a punto de salir y había sitio! Además, es el que va por la costa, es decir, el rápido. El autobús hace una parada para comer a las 10.45 (ya tenemos los horarios de las comidas muy cambiados) y poco antes de las 3 estábamos en San José. Buscamos nuestro agradable hostel y nos dedicamos a no hacer nada! Pasear por la ciudad no nos resultaba muy sugerente, así que fue tarde de descanso absoluto.

En el hostel nos ofrecieron transporte a Tortuguero y, según parece, la diferencia entre ir por cuenta propia en buses e ir directo en transporte privado, son 2$ por persona. Nos quedamos con la opción cómoda y mañana nos vamos a las 6 de la mañana hacia el Caribe! De esta manera aprovechamos mucho más el tiempo allí.
Mañana nueva etapa!

Ir a  Etapa 6. Visita al Parque Nacional de Tortuguero

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Etapa 4. Día de aventura, canopy (tirolina) en Adventure Park Costa Rica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -