Costa Rica: Etapa 3. Ruta en Monteverde por los puentes colgantes y tarde de playa en Puntarenas

Día 4. Puentes colgantes en Monteverde y rumbo a Puntarenas

Después de darle muchas vueltas a qué ruta hacer, decidimos ir al parque de Selvanatura que está pegado a la reserva de Santa Elena, dentro del Parque Nacional de Guanacaste, en Monteverde. Teníamos muchas ganas de pasear por puentes colgantes y disfrutar del bosque desde arriba y como vimos que éste estaba muy cerca de la reserva, imaginamos que sería lo mismo a ver… Aquí la entrada cuesta 30$ y el recorrido son unos 3 km, que haces en poco más de una hora.

image

Este paseo es muy agradable, pasas por nueve puentes desde donde tienes unas vistas impresionantes y desde donde se ve la exuberancia de Costa Rica. Esto es precioso chicos…
Después de la ruta nos fuimos a ver los comederos de los colibrís, donde me entusiasmé intentando captar una buena imagen de estos preciosos y rapidísimos pajaritos.

image

Después de 400 fotos imaginé que alguna sería aprovechable y nos fuimos a comer, aunque temprano, en el restaurante del recinto. Qué rico todo! En Costa Rica los vegetarianos no tenemos ningún problema, se come muy bien y hay mucha variedad. Un diez para la cocina tica!

Decidimos no entrar en ninguna de las dos reservas: Santa Elena y Monteverde, ni hacer ninguna actividad más y tomarnos la tarde tranquila en Puntarenas. Esta vez el cálculo de dos horas para llegar allí fue correcto… en dos horas bajamos de Monteverde y estábamos en la playa.

Este fue un cambio radical, la otra cara de Costa Rica, la de la playa, calor, familias, música y relax (y sin extranjeros). Puntarenas es un pueblo que no tiene atractivos turísticos, pero es ideal para saborear la realidad tica. Un paseo por su playa es suficiente para apreciar como disftutan en familia del tiempo libre, las cenas en familia con una barbacoa en la playa, las grandes reuniones entre amigos sacando las sillas fuera de la casa… me recuerda tanto a mi vida en Venezuela…

Después de un paseo por la playa llegamos al faro, desde donde nos dijeron que se ve la mejor puesta de sol del mundo… bueno, fue bonita sí…

image

Y siguiendo con nuestra racha de buena suerte, al llegar al faro y sentarnos a observar como caía el sol rodeadas de familias… llegó una pareja de músicos que nos deleitaron con preciosas canciones. Sabéis cuando hay un momento perfecto? Ese momento que estás con quien quieres, viendo algo espectacular, en un ambiente agradable y escuchando dulces canciones latinas…

Aunque nos costó marcharnos de ahí, nos fuimos a cenar (esta vez no fue nada espectacular) y volvimos el paseo por la playa donde decenas de niños jugaban, aún siendo noche cerrada, en los parques. En realidad eran las siete de la “noche”…

Ir a Etapa 4. Día de aventura, canopy (tirolina) en Adventure Park Costa Rica!

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.