Anécdota de viaje: de cuando casi no me dejan subir al avión

Continúo con el hilo de anécdotas de viaje, esta vez, un gran susto con final feliz también.

Viajar a India era uno de mis sueños. En mayo del 2011 decidí que era el momento de ir y me pasé varios meses planificando la ruta, leyendo en foros, en blogs y en guías los sitios que visitar y como aprovechar al máximo mis 24 días de viaje en solitario por allí que iba a hacer en esas navidades.

Por fin había llegado diciembre y uno de mis sueños que se iba a hacer realidad. Con mi mochila y mis documentos de viaje llegué a Barajas con tiempo suficiente para estar de primera en la fila. Cuando por fin abren y me dirijo sonriente a entregar mi pasaporte y la copia del billete electrónico, me piden la tarjeta VISA con la que había pagado el billete… Bien, pensé, la tengo… así que la busqué y entregué. Es entonces cuando me dicen que no es la misma y que sin esa tarjeta no me pueden dejar embarcar.

Os podéis imaginar como me sentí! me quedé sin saliva y me temblaban las piernas. Resulta que la tarjeta de CITIBANK cambiaba de número cuando la renovabas, que era lo que me había pasado. Llamé al teléfono principal de esta compañía y les pedí el número de mi anterior tarjeta… pues no, un amable chico me dijo que esa información no me la podían facilitar por teléfono. Le expliqué desesperada mi situación: estoy en el aeropuerto a punto de perder mi vuelo a la India, cuando realmente tengo todo pagado y es el viaje de mi vida! y me dice el chico, en eso no le puedo ayudar, pero si quiere hacer otra gestión… lo mataba! Le rogué de mil maneras que, por favor, me facilitara esos números… nada. Me dijo que intentara verlo a través de internet, en mi cuenta con ellos. Así lo intenté, pero nada, ya habían pasado casi dos horas desde que había empezado el martirio…

Volví varias veces al mostrador a hablar con el chico, que me veía que estaba desesperada pero que no podía hacer nada… ya la cola se había acabado y solo faltaba yo… Volví otra vez y le dije que seguro que había algo que pudiese hacer, me dijo que fuese a hablar con una chica que estaba en una oficina. Dios, como se puede ser tan borde… la chica fue muy desagradable y me dijo que nada, que lo sentía pero que yo no me podía subir a ese avión. Por mucho que les explicase la incongruencia de todo eso, ellos solo me repetían que eran las normas de la compañía (Qatar) y que no podían hacer nada.

Ya más que desesperada volví al chico del mostrador y le dije que no entendía como teniendo mi billete pagado desde hacía meses no podía hacer uso de él, que era lo más estúpido que había escuchado nunca. En eso que se me queda viendo y me dice… hace cuanto pagaste el billete? Hace unos 5 meses, le respondo. Pues creo que, en ese caso, lo podemos desbloquear! el corazón empezó a latir de nuevo!

Empezó a hacer llamadas y me dijo que tenían que hablar con Doha, con la central de la compañía, para ver si lo desbloqueaban. Fueron unos minutos eternos… yo veía a la persona que estaba llamando detrás de una ventana e intentaba interpretar lo que decía. Cuando colgó me miró y asintió!

Fue un subidón! Volví a tener saliva y el chico me dio por fin mi tarjeta de embarque. Entré y me fui a esperar delante de la puerta sin creer todavía lo que me había pasado…

Cuando llegué a Doha e iba a coger el segundo vuelo hacia Delhi, no se si fue una compensación divina… pero me recolocaron y me pusieron en primera clase!

Volando en primera clase de Doha a Delhi

Volando en primera clase de Doha a Delhi

Nota: nunca te olvides de llevar contigo la tarjeta de crédito con la que has pagado el billete! No siempre lo piden, pero…

 

 

Marcar el Enlace permanente.

9 comentarios

  1. Buenas, me siento identificada con tu post porque hace dos meses me pasó lo mismo, pero volando con Iberia. Mi problema estaba en la reserva en Expedia, pues en algunas reservas al azar hacen comprobación de tarjeta de crédito/débito con la que se ha pagado, y en mi caso, me tocó a mí. Lo importante es que conseguimos llegar a nuestro destino :).

  2. Vaya susto Sabela, a mi lo más raro que me ha pasado en un aeropuerto ha sido en un viaje a Israel. En Barajas nos separaron a mi marido y a mi y nos estuvieron interrogando para saber por qué íbamos allí, luego comenzaron a pedirnos datos de nuestra vida, de nuestras amistades y al final nos pidieron hasta una nómina para demostrar que trabajábamos donde decíamos. Como si fuese lo más normal del mundo viajar con la nómina encima, de lo más surrealista. Al final les debimos de convencer de que no éramos peligrosos y nos dejaron subir al avión.

    • Bueno! increíble!!!! interrogatorio a lo peli de espias! jajajaja
      Tuvo que ser alucinante! lo bueno es que con el tiempo nos quedan historias que contar…
      Un abrazo!

  3. Pingback: Lista de indispensables para viajar

  4. Pingback: Aventuras en el aeropuerto - Atreverse a viajar

  5. Madre mía Sabela, puedo imaginar el estado de nervios en el que tuviste que entrar, incomprensible el por qué necesitan la Visa. Me alegro que finalmente disfrutaras de India 🙂 Un abrazo

    • Fueron momentos horribles!!! meses preparando el viaje! tenía toda la ruta y una ilusión enorme! Viajar a la India era un sueño… y que no me dejasen embarcar porque no llevaba la tarjeta con la que había pagado… cuando estaba cargado en la cuenta desde hacía meses!!! Pues eso fue lo que me salvó, que había pasado más de 3 meses. Y los incompetentes de los de la tarjeta que no me querían dar el número de la anterior… mira, la boca seca y el corazón en un puño en plan “esto no me puede estar pasando a mi”!!!!
      Pero sí, al final volé!!!!!!!! eso sí, no vuelvo a ir sin la tarjeta con la que pagué el billete! jajaajaj
      Un abrazo!

  6. Pingback: ¡Aterriza como puedas! 3ª parte: sorpresas en facturación | De Pronto A Bordo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com