Viajar de forma respetuosa | Turismo responsable

Creo que las personas que viajamos no somos realmente conscientes de la repercusión que tienen nuestras visitas y nuestras acciones durante ellas. Es por ello que pienso que es importante promover un turismo responsable y ser capaces de distinguir cuándo estamos dejando una mala huella.

Pequeños gestos, como el dar regalos o dinero, pueden tener una influencia muy negativa y llegar a crear “malos hábitos” que luego, curiosamente, nos resultan incómodos y nos hacen sentir “un dolar andante”, como he escuchado decir en muchas ocasiones, tenemos que recordar que es mejor dar aportaciones a las ONG, escuelas u hospitales.

Por otro lado, y es el tema que quiero abordar hoy, está la participación en actividades realizadas con animales de una forma muy irrespetuosa y dañina.

Foto cedida por FAADA

Foto cedida por FAADA

Desde aquí no quiero criticar a las personas que hacen o han hecho uso de estas actividades con animales, sino que me gustaría que se pararan un poquito a pensar en el daño que están haciendo inconscientemente por no haberse informado correctamente. Es muy fácil no darse cuenta del daño a los animales pues no siempre es evidente. Es lógico que cuando llegas a Tailandia, por ejemplo, lo que más te apetezca es ir a ver elefantes, y se puede hacer, pero hay que saber elegir los lugares y evitar las actividades que impliquen su uso. Es más responsable hacerles una visita en una Reserva Natural o centros de rehabilitación.

Hay muchos lugares que ofrecen un turismo responsable con safaris fotográficos donde se respeta el espacio de los animales en los Parques Naturales, con el riesgo de que marches para el hotel sin haber visto ninguno, pero siendo consciente de que estás invadiendo su entorno y que no puedes alterar más su hábitat. Pero lamentablemente hay muchas empresas y particulares que explotan los animales de una forma que a mi me parte el alma y de la que no podemos ser partícipes.

Mis experiencias en el turismo con animales

A continuación escribo sobre mis experiencias relacionadas con los viajes y los animales, mis aciertos y mis fallos:

Botswana. Mi primera experiencia fue un safari fotográfico a Bostwana. Previamente me había informado sobre la agencia de viajes (Kananga) y todo apuntaba a que hacían un turismo responsable. Atravesamos los PN y siempre desde una distancia prudente y sin hacer mucho ruido, pudimos ver muchos animales en su hábitat: elefantes, hipopótamos, cebras, jirafas, …

Safari fotográfico en Botswana

Safari fotográfico en Botswana

Zimbabue. En el mismo viaje anterior, algunos del grupo nos fuimos a un centro de recuperación a estar con leones cachorros. Ellos estaban en su hábitat y nosotros íbamos, con mucha prudencia, caminando con ellos, todo parecía perfecto. A pesar de que yo pensé que no había ninguna irresponsabilidad, lamentablemente así fue. Según me han informado los de FAADA, “existen una gran cantidad de falsos centros de rescate que crían estos animales para poder “aprovecharlos” en diferentes actividades con turistas: acariciarlos y darles el biberón cuando son unas crías, caminar con ellos cuando se hacen un poco más mayores y cuando ya son adultos, en muchos casos, venderlos a las empresas de caza enlatada”.  Esto ha sido irresponsable por mi parte. Más información en los siguientes enlaces: Paseo con grandes felinosCaza enlatada y THE LIFE OF A CAPTIVE BRED LION IN SOUTH AFRICA.

A continuación dejo las webs de centros en Sudáfrica que trabajan para la protección de los grandes felinos:

Visita a un centro de recuperación de leones en Zimbabwe, lamentablemente de forma inconsciente, fue irresponsable por mi parte

Visita a un centro de recuperación de leones en Zimbabwe, lamentablemente de forma inconsciente, fue irresponsable por mi parte

Egipto. Cuando fui a ver las pirámides de Keops había muchos hombres que te ofrecían un paseo en camello. Solo con ver en las condiciones en las que los tenían daba mucha pena, más para subirse en ellos, así que no hubo paseo en camellos. Hacer estos paseos no es responsable.

Foto cedida por FAADA.

Foto cedida por FAADA.

Marruecos. En el primer viaje a Marruecos, cuando estábamos en el desierto nos ofrecieron ir a dormir con los beduinos, un viaje de unas dos o tres horas en camello. Nos lo pensamos mucho, pero veíamos que los camellos estaban bien y el beduino que los cuidaba y que sería nuestro guía era muy atento con ellos. Decidimos ir porque consideramos que era responsable. A este respecto tenéis más información detallada en el siguiente enlace: paseos en camello.

En una siguiente visita a Marruecos, subimos al Toubkal donde ofrecían portearte las mochilas en los burros. Por supuesto que dije que no, pero cada vez que veía pasar a un burro cargado de “maletas”, no entendía la inconsciencia de las personas. En un momento le pregunté a un porteador cuántos kilos llevaba cada burro y me dijo que sobre 80… Esto no es responsable.

Jordania. Me resultó durísimo ver como en Petra usaban a los burros para subir hasta el Tesoro. Recuerdo ver a una señora obesa sobre un pobre burro al que le temblaban las patas y el dueño fustigándola para que subiera. Me partió el alma y sentí mucho rechazo por esa mujer que no fue consciente del daño que le estaba provocando a ese pobre animal. Esto no es responsable.

Australia. Hay muchos Parques Nacionales y hay mucho control sobre los animales. Fui a ver a los pingüinos en Philip Island y todo fue muy respetuoso. Desde unas gradas, a oscuras y en silencio, pudimos ver como llegaban los pingüinos a la playa para ir a sus madrigueras. Estaban prohibidas las fotos con flash y todos lo respetaron. Esto es responsable.

En el mismo viaje fui a Kuranda NP, cerca de Cairns, donde había varias zonas para visitar animales. No me pude resistir a coger un koala y hacerme una foto. El animal estaba en los brazos de la cuidadora, yo solo tenía que seguir sus instrucciones para tenerlo en mis brazos. Lamentablemente me han informado los de FAADA que más que Parque Natural, es un zoo. Existe un hospital de koalas en Australia con gran necesidad de voluntarios, si quieres interactuar con ellos, puedes ir a Koala Hospital.  Por lo tanto, esto ha sido irresponsable por mi parte.

Camboya, Laos, Thailandia. Y aquí empezamos con los elefantes en el sudeste asiático. En estos países hay muchos ejemplos de turismo irresponsable. Hay muchas ofertas para dar paseos en elefantes o, incluso, tenerlos atados como reclamo para que vayas a sacar la foto. Nunca me subí a un elefante porque entiendo que esos animales están sacados totalmente de su hábitat puestos al servicio de los hombres para hacer cada día la misma ruta. Ni siquiera fui a ningún centro de recuperación porque ahora es difícil saber cuáles son honestos y hacen una buena labor o cuáles lo usan como reclamo. Ante la duda, no fui a ninguno.

Foto cedida por FAADA

Foto cedida por FAADA

Foto cedida por FAADA

Foto cedida por FAADA

Sri Lanka. Recuerdo que dentro de un templo muy turístico había un pequeño elefante atado para que la gente se sacara fotos a su lado a cambio de dinero… a mi es una imagen que me entristece muchísimo y me cuesta entender que la gente quiera esa imagen. Sobre los safaris fotográficos a los PN, pues me quedé con mal cuerpo. Pensé que sería como en Botswana pero no, los conductores se acercaban muchísimo a los elefantes, incluso los arrinconaban pero sabéis qué…. lo hacían porque así se lo pedían los turistas, todo por tener una buena foto. Hice uno y le comenté al conductor mi parecer.

Por otro lado está el tema del avistamiento de ballenas, también en Sri Lanka. Dudándolo muchísimo y después de darle muchas vueltas, decidí ir a ver ballenas. Después de dos horas de navegación, llegamos a la zona donde suelen estar, pero éramos unos diez barcos arrinconando las ballenas, esto no es una actitud correcta por parte de los organizadores. Al final solo vimos una de lejos, nuestro barco se separó del resto y fuimos seguidos por los delfines. Ese fue el mejor momento! En el siguiente enlace podréis leer un código general de conducta cerca de los mamíferos marinos: AVISTAMIENTO DE CETÁCEOS

Cómo actuar responsablemente

Siguiendo las indicaciones de FAADA en su página web, transcribo los consejos sugeridos por ellos para evitar que nuestro comportamiento en los viajes tengo un efecto negativo en los animales:

Foto cedida por FAADA.

Foto cedida por FAADA.

  • No pagues para dar de comer a los elefantes u otros animales a quienes sus propietarios exhiben o hacen actuar por las calles de algunas ciudades.
  • No te apuntes a los paseos en elefante y no vayas a ver los elefantes que actúan.
  • No participes de actividades que impliquen animales enjaulados, encadenados o en actuaciones.
  • Evita alojarte o comer en hoteles y restaurantes que expongan animales salvajes en cautividad.
  • Participa tan sólo de actividades que realmente ayuden a los animales.
  • No nades con delfines u otros animales salvajes.
  • Ayuda a los perros y gatos abandonados.
  • Evita los paseos a caballo o burro o en carros tirados por ellos.
  • No des de comer a los animales salvajes (salvajes o en cautividad) ya que esto puede tener graves consecuencias para su salud y para tu seguridad.
  • No toques a los animales salvajes, ya que sin quererlo podrías pasarles alguna enfermedad y también poner en riesgo tu seguridad.
  • No grites, hagas ruido o fumes cerca de los animales.
  • Evita asistir a festivales crueles aunque sean tradicionales.
  • No provoques a los animales ni te acerques demasiado a ellos.
  • No compres souvenirs hechos con partes de animales ni te lleves ningún animal vivo como recuerdo.
  • No apoyes el uso de animales como objeto fotográfico y no te hagas fotografiar con animales que se utilizan para este propósito.
  • No sustentes el negocio de los osos bailarines.
  • No interactúes de ninguna manera con animales peligrosos.
  • Denuncia cualquier actividad que creas que no respeta a los animales a los organizadores, entidades de protección locales o a nosotros.
  • No apoyes espectáculos donde los animales tengan que realizar posturas o comportamientos que no tienen nada que ver con su naturaleza.
  • No te dejes engañar por centros que se hacen llamar santuarios, orfanatos o centros de conservación. Asegúrate primero de ir de que realmente lo sean.
  • Recoge toda la basura, especialmente plásticos, que encuentres deshechados en entornos donde viven animales.

En avistamientos de animales en su hábitat natural:

  • Pide a tu guía que no se acerque demasiado a los animales para evita que se asusten con nuestra presencia o que interfiramos en su comportamiento natural
  • Si un animal intenta esconderse o parece asustado o alarmado con nuestra presencia, pide a tu guía que no lo persiga más.
  • Cuando te encuentres en proximidad de un animal, habla en voz baja y no hagas movimientos repentinos que puedan asustarle.
  • No te acerques a zonas de cría (nidos, madrigueras, guaridas, etc) ya que esto puede poner en peligro el éxito de la cría.
  • Ten en cuenta que utilizar el flash de la cámara de fotos puede asustar a los animales y hacer que se asusten y se vuelvan agresivos.
  • No te acerques a los animales, sino deja que sean ellos que se acerquen a ti cuando y si lo quieren.
  • Si decides no participar en una actividad que implique animales enjaulados o maltratados explica a los responsables el por qué de tu decisión. Deben saber que el bienestar de los animales preocupa a mucha gente y que pueden perder ocasiones de negocio si siguen explotando animales.
  • Si observas algún tipo de maltrato durante tus vacaciones toma fotografías, toma nota de toda la información posible y …ponte en contacto con nosotros!

Espero que con este conocimiento de “la realidad” y sabiendo qué hacer en cada caso, empecemos entre todos a actuar de una forma considerada y sigamos viajando con un turismo responsable con los animales.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

11 comentarios

  1. Buen artículo y muy útil información, que es lo que hace falta.
    No se trata de llevarse las manos a la cabeza y pensar “¡entonces no se puede hacer nada!¡para eso mejor no voy!” Se trata de hacer las cosas “con sentidiño” como decimos en Galicia e infomándose para no provocar que estas prácticas se mantengan e incluso vayan a más.
    Nosotros estos días también hemos hecho examen de conciencia y a pesar de intentar ser siempre respetuosos con los animales hay veces que por desgracia caes en la trampa.Leyendo la info de Faada me sorprendió mucho lo de los centros de cuidado de fauna salvaje con paseos que comentas.Sinceramente, nosotros también hubierámos caido y hubiéramos ido y así con muchas cosas…Como leí hoy en un artículo muy bueno al respecto de estas cuestiones “la ética no puede ir de vacaciones”

    • Muchas gracias María!
      No sabes que mal me sentí cuando me enteré lo que había detrás de los paseos con leones… Nos lo vendieron como centro de recuperación, como un sitio donde los cuidan… Con el koala, lo mismo, estaba dentro de un parque natural y la cuidadora lo tenía en el regazo, pensé que el dinero de esa foto sería para su protección, no para su explotación. Ya vi tu artículo y lo del cocodrilo… fuimos ingenuas.
      Me da mucha rabia no haber tenido esta info antes, pero nunca es tarde, así que como bloggers de viajes, podemos poner nuestro granito de arena con la difusión de estos consejos para actuar de forma responsable con los animales.

      Un abrazo muy grande!

    • Gracias por compartir tus experiencias.Otra cosa, ¿pudiera ser didactico tirar las carretas con animales de dos patas? para ver qué opinan después.
      Saludos

  2. Completamente de acuerdo contigo, te haría una salvedad en Toubkal hay gente que cuida a sus animales y empresas responsables, nosotros antes de cada viaje, verificamos el estado de los animales y siempre contamos con los mismos proveedores. Un Saludo

    • Me alegra saberlo, yo todos los burros o mulas que vi pasar iban con un sobrepeso exagerado, con maletas enormes, y me dio mucha tristeza. Yo nunca he usado ningún servicio así aunque supongo que para algunos lugares es casi imprescindible tener porteador. Si quieres, puedes publicar aquí el nombre del proveedor que ya garantizáis vosotros que son responsables.
      Un saludo y gracias por comentar

  3. Bien hablado! Yo también me arrepiento de algunas cosas que he hecho, como montar en elefante, en camello y visitar a los tigres en Tailandia. Una irresponsabilidad, que en el momento no se piensa. Menos mal que he sabido recapacitar, ya nunca más caeré en esos errores 😀

    • Hola Diana! Muchas veces es difícil saber si algo es bueno o malo para los animales porque “parece todo muy bonito” o, simplemente, nos engañan. Pero esa es la actitud! aprender, tomar nota y ver hacia delante intentando ser responsable!
      Un abrazo!

  4. Muchas felicidades por el post.

    Desde Australia me encuentro ahora mismo buscando información sobre cómo ver animales de forma responsable.

    Respecto a Tailandia, mi recomendación (y la de un gran número de organizaciones) es visitar el santuario (real) Elephant Nature Park, cerca de Chiang Mai. Dejo la entrada que escribí sobre el tema por si alguien quiere más información: https://msfogg.wordpress.com/2014/11/19/dia-73-chiang-mai-tailandia.

    Para ver orangutanes es más complicado y caro, pero ir al Parque Nacional Tanjung Puting, en Borneo, es una de las experiencias más fascinantes que he vivido: https://msfogg.wordpress.com/2015/01/17/dia-132-borneo-indonesia/

    Para ver puestas de huevos de tortugas marinas muchos recomiendan Sukamade, en Java (también en Indonesia). Pero yo finalmente me quedé con las ganas de ir, así que no puedo atestiguarlo.

    Saludos!

    • Hola Victoria!
      Muchísimas gracias por tus apuntes! Son muy útiles!
      Sobre Borneo, me podrías decir con que compañía fuiste y el precio final por grupo aproximado? Voy en agosto a Indonesia y llevo viendo lo de la visita en Klotok pero son muy caros… Me encantaría vivir esa aventura de 3 días en el barco navegando por el parque…
      Un abrazo!

  5. Pingback: Actividades para conocer y disfrutar de la isla de San Miguel, Azores

  6. Pingback: El turismo sostenible y el compromiso de las empresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.