Diario de un viaje por Armenia de 8 días

Armenia, agosto 2014

Armenia, agosto 2014

Este viaje por Armenia forma parte de un recorrido que empezó en Georgia y continuó por Irán durante 45 días.

Ruta por Armenia de 8 días

  • Día 1. Dilijan
  • Día 2. Trekking por las montañas de Dilijan
  • Día 3. Yerevan
  • Día 4. Visita al Monasterio de Geghard y Templo de Garni (noche en Yerevan)
  • Día 5. Visita Monasterio de Khor Virap, Catedral de Zvartnots y Echmiadzin (noche en Echmiadzin)
  • Día 6. Echmiadzin y rumbo a Yeghegnadzor
  • Día 7. Yeghegnadzor y Tatev
  • Día 8. Tatev y cruzar la frontera con Irán

Día 1. De Tbilisi a Dilijan en autobús

El bus salió a la 1, con lo que estuve dando vueltas e intentando gastar los últimos laris, el precio es de 30 GEL y se tarda una 4 horas a Yerevan. Por suerte en el minibus había un chico encantador, escritor y profesor de humanidades francés con el que me entretuve todo el camino con todo tipo de conversaciones.

En mitad de ninguna parte al norte de Armenia

Yo me quedé en el norte, a una hora de la frontera, en medio de ninguna parte… así que me puse a caminar hacia el pueblo y ya en el puente había un chico al que intenté preguntar donde había un banco (necesitaba moneda local para coger el bus a Dilijan, a 33 km de aquí). Con lenguaje corporal me hice entender y de la misma manera él me dijo que me llevaba… así que me subí a su furgoneta y allá fui, luego le pregunté por el bus para Dilijan y allá me llevó y le dijeron que ya no había más hasta el día siguiente, así que cuando yo intentaba decirle que no se preocupara, que iba a buscar un hotel ahí, solo decía la palabra Dilijan y dije, ok, Dilijan. Pues nada, que allá me llevó! Esta vez el coche se paró porque se recalentaba y tuvo que parar varias veces en la subida. En este trayecto fumó 5 cigarros, es increíble lo que fuma la gente por estos lares.

Al llegar a la entrada de la ciudad paró y me dio un bote de algo que parecía yogur… pensé que el iba también para aquí pero no, volvía a la otra ciudad. Me quedé de piedra y muy gratamente sorprendida por tanta amabilidad.

Así que ya en Dilijan empecé a caminar por un pueblo muy feo, con muy pocas casas y nada que pareciese interesante. En cuanto pude pregunté por el nombre de un B&B que había escogido, más que nada porque parecía el único lugar donde se hablaba inglés… Una persona pudo leer la dirección, no me acordaba que ellos tienen otra grafía, y me indicó todo de frente. Durante una hora estuve caminando entre pequeñas casas muy feas sin ver nada que pudiese ser un hostel. Ya empezaba a pensar que me había equivocado de lugar cuando le pregunté a una mujer por el B&B y me indicó un lugar y un taxi. Bien, existía! En eso que escucho un “What are you looking for?”, me volví enseguida, alguien hablaba inglés!. Le expliqué y resultó que era un guía de montaña que se iba de vacaciones a Georgia pero al llegar a la frontera se dio cuenta que no tenía pasaporte y decidió perderse por esas montañas. En seguida preguntó donde estaba el sitio y me llevó hasta allí. De verdad que la gente de por aquí es super amable! Al final también se quedó a dormir (pero acampando) en el B&B.

Y para terminar estupendamente el día, conecté enseguida con una chica con la que quedé hacer mañana un trekking. Si es que tengo muy buena suerte con la gente!! Una maravilla!

Día 2. Trekking por Dilijan

Siguiendo con mi buena suerte, ayer me dieron una habitación doble para mi sola! Así que descansé muy bien y esta mañana estaba lista para empezar un trekking que nos recomendaba la dueña del GH.
Cogimos un taxi (4.000 AMD) hasta los monasterios, que es donde empieza la ruta. Dicen que son de los más bonitos pero creo que  los han rehabilitado tanto, que parecen nuevos y han perdido ese encanto del paso del tiempo.

image

Según parece la ruta es de unos 15 km, la dificultad es media y yo creo que se puede hacer en 5 horas. A nosotras nos llevó casi 7 porque hicimos muchas paradas para sacar fotos. ¿Sabéis cuando algo es tan bonito y te sientes tan bien que parece que se te hincha el pecho, que te expandes? Bueno, igual solo me pasa a mi… pero el paisaje es precioso y yo no podía más que parar para disfrutarlo. Total, tenía todo el día para ello.
La ruta no está marcada pero se pueden seguir bien el sendero principal, no hay mucha pérdida. Dejo unas fotos, pero desmerecen mucho la realidad.

image

image

image

Cuando llegamos a unas casas, donde había una parada de bus donde la gente más que esperar estaba de reunión, los hombres que allí estaban nos sonrieron enseguida y trataron de ayudarnos. Nosotras queríamos coger un taxi porque ya estábamos cansadas y el sol nos había quemado un poco. Otra vez con lenguaje corporal para comunicarnos, un hombre fue a buscar un coche y nos llevó hasta cerca del GH, incluso pararon a comprarnos helados!
Compramos algo de fruta y nos fuimos a descansar, Raquel se marchaba a Tbilisi, yo decidí quedarme una noche más y pensar que hacer mañana.
Al final mi host en Erevan, Asia, me contactó y hemos quedado que me voy mañana para allí y hacer las visitas a otros lugares cercanos tomando como base la capital, en los lrededores hay mucho que ver!

Día 3. De Dilijan a la capital, Erevan

Continúo con mi viaje por Armenia hacia el sur. Desde Dilijan salen minibuses cada hora desde la plaza principal (ahora no os imaginéis la de vuestra ciudad, tan solo una rotanda sin casi nada alrededor) pero hay que ir con tiempo para comprar el ticket (1.000 dram) pues está saturado, incluso con ticket… Cuando me subí al bus me senté en un asiento cualquiera, pues bien, resulta que también hay asientos en banquetas improvisadas donde nadie quiere ir y la que se armó! y yo sin enterarme de nada… Supuestamente están numerados y la gente que llegó más tarde no querían la butaca. Yo solo sabía que a mi nadie me iba a mover, por mucho que lo intentaron dos mujeres enseñándome su número de asiento. Yo también tenía número y nadie sabía cual era cual, así que con lo poco que pude entender la situación, me negué pues siempre son el mismo tipo de mujer que se te cuela en el supermecado y encima te mira mal, por una vez, salí ganando!
La carretera pasa por el lago Sevan y la verdad es que me alegro no haber ido a pasar el día allí, no es nada especial y no hay nada que hacer, salvo bañarse. Nos llevó unas dos horas el viaje y nos dejó bastante lejos del centro. Pregunté y me indicaron un bus que estaba allí mismo y por 100 dram me fui al centro. Y, como no, me crucé con otra armenia encantadora que, cuando le pregunté en el bus donde me tenía que bajar para ir al sitio donde había quedado con mi couch, se bajó conmigo y me acompañó hasta el lugar. Luego se dio media vuelta y siguió su camino. ¿No os parece muy loable que la gente sea tan amable y agradable? Yo es que estoy alucinando… 🙂

image

Y apareció Asia! la chica que me hospeda através de Couchsurfing y que es encantadora, alegre y divertida… Me fui a su apartamento a descansar y cuando regresó del trabajo fuimos a dar un paseo por el sitio que parece que prefieren los turistas, La Cascada, en fin, a mi no me “dijo” nada ese lugar. Lo podéis ver vosotros en la siguiente foto.

Por una noche me fui de restaurante “de bien” y probé un variado de quesos y vino tinto del país. Me encantó! Después de muchas risas nos vinimos a una hora prudente a descansar. Estoy muy a gusto aquí con ella, como si nos conociéramos de años!

Día 4. Monasterio de Geghard y Templo de Garni

Hoy a sido un día perfecto (otra vez!). He cogido a las 10 el primer bus para ir al Monasterio de Geghard y por los pelos! La estación de buses queda más lejos de lo que esperaba y me llevó un rato saber cual era la parada y número de bus. El recorrido hasta allí es muy bonito y durante un rato puedes ver las nieves del monte Ararat (4.090 m) y un paisaje agreste.

image

Como en otras ocasiones, en los minibuses (Marshrutky) se aprovecha mucho el espacio. No se cuántas personas íbamos en el bus…

image

Según me informaron (seguimos con lenguaje corporal) es mejor ir primero al monasterio pues es la última parada y luego regresar hasta Garni en taxi.

El Monasterio de Geghard es el más bonito que he visto hasta ahora, tiene una parte excavada, aparte de cuevas en la ladera. Fue fundado en el s. IV y tiene dos iglesias que son del s. XIII.

image

image

image

image

Después de un paseito por este relajante lugar cogí un taxi (1000 dram) hasta el Templo de Garni, completamente reconstruído y que fue dedicado al dios del sol, Mitra.

image

Desde allí tienes unas vistas preciosas! La pena fue el duro sol que pegaba y el fuerte calor, pero aún así me gustó estar ahí.

image

Esta zona está llena de turistas, la gran mayoría que vienen en autobuses en viajes organizados y otros pocos que vienen en taxi. Yo, como hago siempre que puedo, me fui a esperar el siguiente minibus a Yerevan.
La tarde la pasé recorriendo el centro de la ciudad y visitando el Museo de Historia de Armenia (1000 dram) el cual me gustó mucho. Tiene muchísimas piezas y está bien organizado. Lo malo, casi no hay textos traducidos al inglés.

image

En Yerevan hay muchos museos, iglesias y sobre todo, muchísimos parques. De hecho, la zona centro la rodea una gran zona ajardinada. En las afueras hay un aquapark al que realmente apetecía ir con el calor que hizo hoy.
Para mañana tenía previsto la visita al Museo del Genocidio pero está cerrado por otras hasta el 2015. Seguiré con visitas de los alrededores, que son muy interesantes!

Día 5. Monasterio de Khor Virap, Catedral de Zvartnots y Echmiadzin

Vaya día más agotador! Me cogí el primer autobús para Khor Virap a las 9 de la mañana con mis mochilas al hombro pues desde allí volvía hacia Yerevan pero solo para coger un bus para Echmiadzin, al oeste de la capital. Lo que no sabía es que tenía que andar poco más de un km bajo un sol abrasador por una carretera de asfalto.

image

Las vistas del monasterio con el Monte Ararat detrás son increíbles, aunque una nube tapara la cumbre nevada!. La verdad es que me esperaba algo más, no si porque fue mucho el esfuerzo (caminar hasta la estación de metro, ir hasta la estación de bus, casi una hora de autobús, 20′ caminando…).

image

image

Este monasterio es un famoso lugar de peregrinaje construido sobre un templo pagano cuando el rey king Trdat III se convirtió al cristianismo.

Después de menos de una hora decidí regresar ya que no hay mucho que ver, esta vez me cogí un taxi  hasta la autopista para poder parar allí a un bus que me llevara de vuelta a Yerevan. Total, que para estar una media hora (y haciendo tiempo), me llevó más de cinco entre ir y volver! Encima tuve que ir en el bus de pie una hora. A pesar de que este lugar es una estampa típica de Armenia, lo es más por las vistas con el monte Ararat que el monasterio en si. De saberlo, no hubiese ido…

Y de vuelta en Yerevan me puse a buscar un sitio para comer… ante la imposibilidad de saber si la comida tenía carne (incluso señalando los animales en mi guía visual), decidí ir a una pizzería donde tampoco sabían inglés, pero tenían la carta traducida.

De ahí a buscar el lugar donde se cogen los taxis compartidos para Echmiadzin y de paso intentar ir al Museo de Arte Moderno, lo que fue una misión fallida (tampoco insistí mucho, solo pregunté 3 veces). El taxi es barato, 400 dram y como parecía una competición de rally, llegué muy rápido a la catedral que está antes de llegar a la ciudad, Zvartnots. La entrada cuesta 700 y el uso de cámara 1.000 dram, aunque no había nadie que controlase nada. Es una explanada con las ruinas de esta catedral construida entre el 641-661, hay varias maquetas con lo que fue el edificio antes del terromoto en el 930.

image

image

Y después de caminar entre las ruinas e ir al pequeño museo, me fui a la autopista a intentar buscar algún transporte a la ciudad. En un minuto ya estaba en un minibús con un simpático conductor que me llevó a la iglesia principal. Esto es como el vaticano de la Iglesia Apostólica, un complejo religioso donde fue construída la primera iglesia cristiana, Mayr Tachar (Madre Iglesia de Armenia), entre el 301 y 303. Fue reconstruida entre el 480 y 483, posteriormente fue ampliada en el 600, 1600 y 1700.
Como estaba tan agotada, llamé a mi couch, Vard, para quedar cuanto antes e ir a descansar. Solo vi un poco todo por encima, no estaba en condiciones!

image

Nos fuimos para su casa y allí pasamos la tarde con su encantadora madre que quería poder hablar con nosotras, pero yo no se ruso ni alemán, así que Vard hacía de intérprete.

image

Al final decidí dejar las visitas para mañana, estoy muy cansada. Pasar las horas en casa de un familia armenia, viendo sus fotos, comiendo con ellas es una de las mejores maneras de conocer el país…

Día 6.  Echmiadzin y camino hacia el sur con parada en Yeghegnadzor

Después de un desayuno familiar y despierta desde que el gallo empezó a cantar… nos fuimos de nuevo al recinto llamado Vaticano de la iglesia apostólica de Armenia pero esta vez Vard me iba contando la historia de todo. Estudió Turismo y le encanta su profesión, así tuve una guía personal!

image

image

También hay otras pequeñas iglesias fuera de este recinto de las que visitamos dos. La verdad es que ya tengo un poco de saturación de iglesias! Las hay muy bonitas, como es la foto anterior, que es el interior de la Mayr Tachar, de la que hablé ayer. Pero la gran mayoría son muy sencillas y hay tantas! Creo que para visitar todo lo que hay en este lugar, con tres horas es suficiente y se puede hacer desde Yerevan, parando por el camino en Zvartnots. Con una mañana para todo es suficiente.

Decidí que no iba a ir a Sardarapat porque me dijo Vard que es una ciudad de la época rusa que no tiene nada de especial. Así que volví a su casa a por la mochila y me puse rumbo, otra vez, a Yerevan. Después de investigar un poco me enteré que los minibuses para Yeghegnadzor salen desde cerca de la estación del metro del sur, Gorzaranayin.

El bus salió a las 4 y fue una sauna, incluso claustrofóbico, un montón de personas apañidas con mucho calor llega a agobiar. Pero me puse mis cascos y estuve viendo unas series, la desconexión es el mejor sistema! Hizo una parada al cabo de una hora y allí empecé a hablar con dos chicas que sabían inglés y, a que no lo vais a creer?, una de ellas me invitó a dormir a su casa! Se lo agradecí muchísimo pero estaba cansada y me apetecía estar sola (y no hablar inglés 😉 ), además, mi chico está en tierra y aprovecharemos para hablar con skype. Pero me pareció sorprendente esa oferta.

Yeghegnadzor es lugar es muy bonito, es un verde valle rodeado de marrones montañas que recuerdan a Arizona. Di un paseo por el pueblo, compré algo de fruta y al hotel! Sí, hotel, ni B&B, ni GH, ni couch (es que la GH no tenía habitación y negocié el precio del hotel…). Hoy toca dormir pronto y descansar. Mañana toca ver los alrededores de este lugar!

Día 7. Yeghegnadzor y Tatev, del centro al sur de Armenia

Ayer finalmente acabé en un hotel, después de una negociación me salió por buen precio. Como para ir al Monasterio de Noravank no hay transporte público, cogí un taxi… un mercedes nuevecito! Qué diferencia con los viejísimos Ladas a los que estoy acostumbrada!

De camino vi una pareja haciendo autostop y le dije al conductor que parara, a mi me hubiese gustado que alguien lo hiciese cuando iba cargada con mis mochilas bajo un sol terrible. Pues resulta que eran españoles! Ellos hacían el mismo viaje que yo, pero alrevés.

image

Llegamos al monasterio y estaba llenísimo de gente, había una celebración y, por lo que me pude enterar, se nombraban a nuevos soldados del ejército. No se si eran ascensos o que era algo como la Jura de la Bandera en España.

image

image

image

Al poco terminó todo y pude recorrer este sitio tan bonito. A los españoles les perdí de vista cuando se fue toda la gente. Ya sin nadie aquí me quedé un buen rato pues este lugar me gustó mucho, es como el de Geghard, que además de ser bonito, el enclave es precioso.

image

Este conjunto de iglesias son del siglo XIII. El nuevo monasterio fue fundado por el obispo Hovhannes en 1105 y la última restauración es del año 1990. Por ahora, de todo lo que he visto, me quedo con Geghard y este.
Volví al pueblo por el estrecho cañón por el que habíamos venido y donde grabé unos pocos vídeos…

image

Cogí mi mochila en el hotel y me disponía a irme a pie hasta la carretera principal para coger un minibus hasta Goris, cuando una pareja francesa-colombiana iban en taxi por el mismo camino. Me ahorré una buena caminata!
En la carretera tuve que esperar una media hora pero menos mal que había la sombra de un árbol porque el sol era mortal. En el minibus íbamos apiñados con la música de discoteca a todo volumen, en una parada para estirar las piernas dos chicos polacos se unen a nosotros, era la primera vez que me encontraba en transporte público a turistas. Yo me preguntaba cómo íbamos a ir… Y fuimos! Unos casi sobre otros, pero fuimos, en eso que vemos a una pareja haciendo autostop y paró!! La gente estaban unos enfurecidos y otros divertidos, yo solo lo flipaba…. 21 personas dentro de una minivan donde hay asientos para 14!

Al cabo de dos horas llegué a Goris, o mejor dicho, a la carretera que va a Goris. Vi un taxi y esta vez no me lo pensé, estábamos a más de 2 km y eran las 4 de la tarde, por 500 AMD (1 euro) no me iba a romper el presupuesto! Me fui a un GH que recomendaba la LP pero no había nadie, así que empecé a andar y me topé con un taxista que hablaba inglés y me dijo de un buen sitio. Y si que lo fue! Una casa super limpia y agradable con desayuno includo, 5.000, lo más barato que he pagado hasta ahora. Encima el chico me llevó sin cobrarme.

Como era temprano y, después de enterarme que mañana es sábado e iba a estar lleno de gente, decidí ir hoy mismo hasta el Monasterio de Tatev. Hay dos formas de ir, por carreteras mortales o por teleférico, este último dicen que es el más largo del mundo (?) pues tiene más de 5 km. Es recomendable reservar los tickets porque siempre hay grandes colas. A la hora a la que yo iba, las 5 de la tarde, no iba casi nadie.

El trayecto es precioso, pagas 4.000 por ida y vuelta (3.000 solo un camino), pero las vistas son preciosas.

image

Una vez allí me encontré con el que sería mi tercer lugar preferido de Armenia! (o primero!) Este monasterio está en la cumbre de una montaña sobre un impresionante cañón. Este es uno de los lugares más visitados de Armenia y os puedo asegurar que merece mucho la pena. La iglesia principal fue construida en el siglo IX y se fue ampliando hasta hacer una fortificación en el siglo XVII albergando a 600 monjes. Las murallas tienen muchas estancias y, en algunos casos, parecen auténticos laberintos.

image

image

image

Me despido de este lugar y me vuelvo a Goris, donde después de comprar algo de fruta, me voy a descansar a la casa. Mañana empieza la salida hacia Iran.’

Día 8. De Armenia a Irán

Hoy ha sido un día muy largo y agotador. A pesar de que sabía que el minibús para Kapan salía a las 12, a las 10 estaba allí por si había gente para compartir taxi, pero no… Después de más de dos horas de interminables curvas por carreteras de montañas y paisajes espectaculares, llegamos a Kapan, el minibús para la frontera de Meghri salió a las 14.30, tiempo para comprar fruta e ir al baño. Dos horas más de curvas y paisajes espectaculares llegamos a la frontera.

image

image

Pues a cruzar casi un kilómetro a pié bajo el sol torturador. Justo a mitad del puente es el límite y es a partir de entonces cuando tuve que ponerme el pañuelo (por indicación de dos simpáticos iranís que venían en el bus).

image

Los trámites tardaron más de una hora, en la salida de Armenia miraron con lupa (literalmente) mi pasaporte durante 10′ y en Irán se dedicaron a hacerme preguntas “raras” como a cuantos kilómetros está la ciudad donde nací en Venezuela de Caracas… en fin, que mis compis de viaje iranís con los que había quedado compartir el taxi a Tabriz (80.000 tomans/800.000 riales/30 $/ 23 euros) me tuvieron que esperar bastante. Cambié algo de dinero y allá nos fuimos los tres, con otro piloto de rally que no bajaba de 120km/h en curvas… En tres horas estábamos en Tabriz, para entonces ya eran más de las 8 de la noche.

image

Uno de los dos iranís me ofreció ir a su pueblo con su familia, mujer e hijos, rechacé amablemente y me quedé con el otro, un empresario del mundo de las alfombras que también buscaba hotel para esa noche. Y después de 6 intentos, conseguimos un hotel sencillo y caro, pero buen situado que tuviese dos habitaciones. Agotados y hambrientos nos fuimos a cenar y no me dejó pagar! Así, sin más, me invitó a cenar.
Mañana decidiré que haré, hoy solo quiero dormir…

El viaje continúa en el Diario de Irán.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Pingback: Diario de viaje a Irán

  2. Pingback: A dónde viajar 8 días, 5 destinos diferentes para desconectar

  3. Pingback: Qué ver en Armenia en 7 días de viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com