Diario de Irán_ Día 33. Visitando Kerman y Mahan

Esta mañana he salido a visitar la ciudad de Kerman que esperaba fuese más calurosa y que por suerte es fresquita. Mehri me llevó a los sitios más importantes en coche, por lo que en una mañana ya estaba casi todo visto.

Una de las curiosidades fueron los neveros que hay en la ciudad que en invierno se llenaban de agua para utilizarla en las estaciones más calurosas.

image

Tiene una plaza y bazar bonito y mezquitas sencillas. En realidad esta ciudad es punto base para las visitas a: Mahen, Rayen, Bam, los kaluts (figuras de rocaen el desierto) y Shahdad, un oasis en el desierto. Desde aquí también se puede ir hasta Meymand, poblado que vive en cuevas.

A la tarde me cogí un bus que me llevó hasta Mahan, pueblo situado a 35 km al sur con un mausoleo con pinturas sufís (Astan-e-Shah Nematallah-e-Vali). Tiene un jardín bonito y 7 puertas en línea. El interior, salvo las pinturas, no es bonito.

Desde allí me pidieron un taxi una familia a la que le pregunté como llegar al Jardín Shazdeh, me acompanñaron y esperaron a que llegara. Como siempre, la amabilidad iraní no deja de sorprenderme.

El trayecto es más largo de lo que esperaba, ya que está a las afueras. De camino recibo un mensaje de Mehri de que vienen hasta aquí con su familia para luego ir a cenar todos juntos.

El jardín de Shahzde es un auténtico oasis artificial. Hay varias cascadas en los diferentes niveles y una casa en la parte alta. Esperé en la entrada a que llegaran mientras se iba haciendo de noche y el jardín se iba llenando de gente. La verdad es que es muy agradable estar allí a esas horas. Dimos un paseo y tomamos un té mientras esperábamos que llegase el resto de la familia que estaba en camino.

Al final fuimos diez a cenar a un restaurante al aire libre con alfombras como mesas. La vedad es que cada vez me gusta más este sistema. La cena fue simpática porque la suegra de Mehri me hizo un auténtico interrogatorio, incluso le pregunté entre risas si era una espía, pregunta que le hizo mucha gracia y estuvo riendo un buen rato. Fue una noche agradable, lo malo s que yo estaba cansada y con dolor de espalda y barriga…
image

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -