Diario de Georgia_ Día 6. Gori y las cuevas de Uplistsikhe

Después de un desayuno familiar en la cocina de Marina del “Hotel California” fuimos a visitar el famoso Museo de Stalin. A mi la verdad es que no me gustó, tal vez porque me perdí la explicación de un guía (luego nos enteramos que está incluido en el precio, 10 GEL, pero a nosotros no nos lo ofrecieron). El museo consta de 3 salas con fotografías y documentos todo en georgiano y ruso, salvo los pies de foto. A simple vista es un recorrido biográfico pero no hubo nada que me ayudara a entender el por que están tan orgullosos de que Stalin naciera aquí, ese gran hombre.
image
Pegado al museo está su casa, o mejor dicho, el museo se construyó rodeando su casa, para lo cual derribaron todas las casas pobres que afeaban el entorno.
Pero el verdadero motivo de visitar Gori es para ir hasta Uplistsikhe, a 10 km. Para llegar allí hay buses por 1 GEL que te dejan a poco más de 1 km del asentamiento y vale la pena el paseito por este lugar tan bonito, como se puede ver en la foto de abajo. La entrada cuesta 3 GEL, 2 si haces grupo de 10 personas, como hicimos nosotras.
image
En el bus hicimos un nuevo amigo, un arquitecto polaco fascinado con todo esto.
Esta ciudad de cuevas data del siglo VI aC y hasta el I dC este era el centro político y religioso de la era precristiana donde adoraban, principalmente, al sol. En estas cuevas (y en las que siguen bajo tierra) llegaron a habitar 200.000 personas.

En la parte alta hay una pequeña iglesia que, se supone, se construyó sobre lo que sería el más importante templo pagano de la ciudad. Data del s X.
image

Hay un tunel que se cree pudo ser una salida de emergencia del monte y el lugar por donde transportar agua desde el río. Me encantó este lugar, los alrededores, la historia, todo!
image
Aquí puedes perderte una o dos horas fácilmente, las vistas son geniales y a nosotros nos tocó un día con viento, lo que aligeró el fuerte sol.
Para volver a Gori cogimos un taxi por 3 GEL y la pequeña aventura empezó cuando buscamos transporte hasta el siguiente sitio, Borjomi. No hay buses directos, la posibilidad era ir hasta la autopista para parar los buses que vienen de Tbilisi. Y allá fuimos! Pero en vez de esperar por el bus hicimos autostop y en dos minutos ya estábamos en el coche de un periodista de investigación especializado en corrupción! Al rato de ir en el coche este se apagó… salió de la carretera y pudo volver a encenderlo… así hasta tres veces, que ya no arrancó más. Se había quedado sin gasolina! Y nada, allí nos quedamos esperando a que el fuera a por algo de gasolina, menos mal que estaba a unos 500 m. Pero siguió apagándose… el problema es que se había quedado sin GAS! Pues sí, la mayor parte de los coches funcionan a gas. Esta vez dio tiempo a llegar a una gasolinera que tuviera gas.
image
Este encantador y amable chico no iba hasta Borjomi, sino que se desviaba un poco antes, así que volvimos a hacer autostop, en cinco minutos estábamos sobre un cochazo conducido por un chico joven que ayudaba a sus padres en la gestión del hotel que tenían allí. Él mismo hizo las llamadas necesarias para encontrarnos el sitio más barato de la pequeña ciudad y nos llevó hasta la puerta. Lo dicho, son muy muy amables!
image
Y una vez instaladas en nuestra habitación-apartamento, nos fuimos a dar un paseo por este pueblo conocido por su agua mineral. Empezó a construirse en 1829, cuando unos soldados soviéticos descubrieron estas aguas medicinales, que, por cierto, saben fatal! Está rodeado de montañas que alcanzan los 2.600 m con muchos abetos, es como estar en Suiza!
Hay un parque enorme (Parque del Agua Mineral) donde se encuentran las fuentes y parece el lugar preferido por todos para pasar el día. Este pueblo lo consideran un resort para los rusos, uno de sus principales destinos, con encantadores hoteles de categoría y otros más modernos en construcción.
Algo común en Georgia es que no hay muchos restaurantes ni cafés… es más, aquí solo vi tres!
Me está gustando mucho este país!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.