Diario de un viaje a Jordania_ Día 4. El impresionante desierto de Wadi Rum

Wadi Rum, Jordania

Wadi Rum, Jordania

Otra vez un madrugón para llegar temprano al desierto de Wadi Rum desde Aqaba aunque está relativamente cerca. Al llegar al centro de visitantes te abordan muchos hombres ofreciéndote recorridos en 4×4 siguiendo unos itinerarios preestablecidos y que se pueden ver claramente en un tablón que tienen dentro del recinto.Después de un buen rato para decidirnos, nos comentan que es posible que en nuestra reserva de campamento esté incluido el 4×4, así que pagamos los 5 dinares de la entrada (no llegamos a ver ningún ticket) y nos llevaron hasta un pueblo.

Nos llevaron hasta una casa donde había más personas esperando a hacer el tour que acabaría en el campamento. Éramos 8 personas, 4 japoneses, una pareja española con la que hicimos muy buenas migas y nosotras. En el recorrido van haciendo paradas por puntos destacados de este maravilloso desierto (según itinerario) y con tiempo suficiente para hacer un pequeño trek, sacar fotos, tomar un té o relajarse. El precio del tour con cena, alojamiento y desayuno fue de 30 dinares por persona (en un principio eran 35).

El Punte, Wadi Rum

El Punte, Wadi Rum

Nos gustó muchísimo y, a pesar de que te vas encontrando con pequeños grupos, no resulta tan turístico como me lo había imaginado. El paisaje es digno de ver y disfrutar.

Campamento de Wadi Rum

Campamento de Wadi Rum

 

Cerca de las 5 de la tarde nos llevaron al campamento (haimas). Aquí coincidimos con otra pareja de españoles que habíamos conocido en la carretera y que volvimos a ver en Petra así que después de tomar un té nos subimos a un alto para disfrutar de una bonita puesta de sol.

La paz  del desierto es muy relajante y realmente engancha, cuando estás ahí no te quieres ir. Te quedas mirando al horizonte y pierdes la noción del tiempo.

Puesta de sol en Wadi Rum

Puesta de sol en Wadi Rum

Volvimos al campamento para cenar una riquísima comida cocina a la manera beduina, enterrando las verduras y carne en una plataforma y cubriéndolas de carbón.

Ahora toca descansar pues mañana nos vamos a Dana, la reserva natural que no pudimos ver el primer día pero ahora somos 4! nuestros amigos del tour se vienen con nosotros!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com