Diario de un viaje a Myanmar_ Etapa 5. Lago Inle

Día 10. de Bagan a Lago Inle en bus

Hoy nos pasamos 8 horas en el autobús de las cuales, las últimas fueron por carretera de montaña con muchas curvas pero con unas vistas preciosas. Nos dio mucha pena pasar de largo Kalaw, lugar desde donde empieza la travesía de dos días hasta el lago por medio de densa vegetación y de la que todo el mundo dice que es preciosa. Pero nosotros no teníamos tiempo, así que nos quedó pendiente.

Al llegar nos fuimos directos al hotel y a dar un paseo por el pequeño pueblo. Mañana haremos nuestra incursión al lago, hoy toca descansar del palizón de viaje.

Día 11. Lago Inle

Lago Inle

Pescador en Lago Inle

Y allá fuimos! en busca de la barca que nos llevara al lago. Pero como el precio no nos pareció muy barato (18.500 k), decidimos intentar compartirla (vienen preparadas para 4 personas y algunas tienen sombrillas). Y así lo hicimos pero con una pareja extraña, él australiano y ella tailandesa. En la ruta tienen previsto hacer paradas a fábricas artesanales de orfebrería, telares, tabaco,…, pero simplemente son tiendas donde hacen la parada todos los turistas.

Inthein

Stupas en Inthein, en el Lago Inle

Nosotros habíamos contratado 4 horas que incluía ir hasta Inthein, lugar que recomendaban por su mercado y sus restos de stupas. La verdad es que el paseo es muy bonito pero al llegar allí y ver tal cantidad de turistas, desanima un poco. Dimos una vuelta, subimos por un interminable corredor cubierto con decenas de puestos de venta hasta una Pagoda bastante sencilla. A la vuelta fuimos por la parte de afuera y descubrimos las stupas abandonadas que, para mi gusto, fue lo más bonito.

Casas en Lago Inle

Casas en Lago Inle

El regreso estuvo genial, porque nos llevaron por el medio de un pueblo donde pudimos visitar otra Pagoda que estaba entre canales. Entre una temperatura más baja y lo no turístico de esta zona, el regreso fue lo que más me gusto.

Esa tarde volvimos a dar paseos y descansar y yo me di un homenaje de pizza y creppe, ya tenía ganas de comer algo que no fuera fruta, arroz o noodles!

Día 12. Lago Inle

Spa en Kaung Daing

Spa en Kaung Daing

Hoy nos alquilamos una bici para ir hasta un “spa” que estaba a 7 km. De camino paramos en un monasterio donde pudimos apreciar la austeridad con la que viven. Seguimos el paseo, aunque a mi se me hizo algo duro y tuve que empujar la bici porque las cuestas no se me dan muy bien, pero las vistas compensan mucho. A llegar nos encontramos con que hay dos tipos de estancias, las mixtas y las de mujeres por un lado y hombres. Las primeras son más caras y tienen 3 tipos de piscina diferenciándose en la temperatura y el precio fue de 8$ cada uno. A esas fuimos nosotros. Allí estuvimos varias horas, teníamos pensado volver para ir a recibir un masaje birmano y celebrar así el fin de año.

Camino desde Nyaungshwe hasta Kaung Daing

Camino desde Nyaungshwe hasta Kaung Daing

Al llegar nos enteramos que hay que pedir cita… así que, decepcionados, nos fuimos de paseo y beber unas cervezas. Fuimos a recoger nuestros “billetes” de avión que habíamos reservado en una oficina de ventas de billetes de todo tipo de transporte. Nos sorprendió que todo fuera hecho a mano y con nuestros billetes manuscritos nos fuimos a cenar otra pizza en este 31 de diciembre de 2012. Como ya es costumbre, muy temprano nos fuimos a dormir proque había que madrugar al día siguiente.

Día 13. Lago Inle- Yangon

Hoy nos movemos en avión porque queríamos aprovechar la estancia en Yangon y hacer algunas compras.

Callejeando por Yangon

Callejeando por Yangon

Después de dejar las mochilas en el hotel nos fuimos directos al mercado en busca de nuestras marionetas y demás recuerdos de este viaje.

Comimos allí mismo y seguimos de paseo entre calles llenas siempre de vendedores de todo tipo.

Yangon

Nuestra última cerveza Myanmar en Yangon

Es una ciudad con mucha mucha vida en las calles. Así que nos fuimos a beber la que sería nuestra última cerveza en Myanmar

Día 14. De Yangon a Bangkok

Nuestro avión salía a las 8.30, así que, una vez más tocó madrugar. En Bangkok mi amigo Álvaro y yo nos despedimos, él se quedaba unos días allí y yo me iba hasta Camboya, para hacer un primer contacto con este país maravilloso. Así que mi viaje continúa con el diario de Camboya!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com