Diario de un maravilloso viaje en solitario por el centro de la India

Día 1. Vuelo Santiago-Madrid-Doha-Delhi

Aviso a navegates, si compráis un vuelo por internet con Qatar, llevad la tarjeta de crédito con la que habéis pagado. Vaya susto que llevé!

Cuando voy por el mostrador y me piden la tarjeta de crédito la busco y entrego tranquilamente… bueno, pues como había pedido que me enviaran otra porque se había desmagnetizado (Citibank, cuando pides una nueva te cambian el número, cosa que descubrí hoy), pues me dicen que no es válida y que llame a la compañía de la tarjeta. Es obligatorio presentarla… empecé a sudar! Faltaba 1 hora para el embarque! EL chico me dice que solo necesita los números de la tarjeta, pero claro, yo no los tenía. Allí me puse a llamar a estos eternos números de miles opciones de números hasta que finalmente sale la  opción de “para hablar con un operador”, bueno, pues le explico la situación al chico en cuestión y me dice que no m puede dar esa información.

Allí vuelvo con el chico del mostrador y le digo que yo tengo pagado ese billete, que no me pueden dejar en tierra. Él me dice que son las normas… que hable con otra chica, esa chica me dice que hable con él otra vez y así me paso de pelota de ping-pong hasta que una me dice que como hace más de 130 días del pago, pues que me la pueden desbloquear, así que llaman a la compañía a Qatar y después de eternos minutos me dicen que SÍ, PUEDO SUBIR AL AVIÓN. Pensé que me daba algo!

DSC00003

Lo bueno es que estos aviones son geniales, los últimos vuelos los había hecho con Air Asia y claro, no hay color! El vuelo de 6 horas 30 se me hizo corto, realmente estaba muy cómoda. Pero lo mejor vino después… cuando llego a Doha y después de quedarme de última en la cola me dicen que me cambian el sitio… a Bussines Class!! Así que si antes fui cómoda, en primera clase es ya lo más! Es mi primera vez y lástima que el vuelo solo dura 3 horas 30! es una pasada esto de tener posición “cama”, en fin, una maravilla.

En el aeropuerto no me funcionaban las tarjetas para retirar dinero, así que tuve que cambiar lo poco que llevaba. Un taxista enviado por el albergue me fue a recoger, cuando llegué allí eran las 4.00 de la mañana.

Día 2. Delhi

A pesar de todos los ruidos a mi alrededor por las obras, me quedé en cama hasta las 12 (hora local…). Fue cuando descubrí en el albergue que me había metido y lo lejos que estaba de todo. Pero esto lo dejaré para el apartado de albergues que estoy haciendo.

DSC00019

Mi primera idea era ir a la Tumba de Humayun, construida a mediados del s. XVI para su primera esposa, de arquitectura mongola, resulta un lugar muy agradable para escapar del ruido y del mogollón. Para ir hacia allí cogí un risckshaw pero el pobre se rompió a medio camino… así que me dejó en medio de una avenida a la espera de conseguir otro. Ahí fue cuando descubrí que estaba engañada al pensar que la mayoría hablan inglés, pues no. Menos mal que un chico me ayudó a poder explicarles donde quería ir (y lo tenía escrito en inglés y en hindi) y a regatear.

A la salida del recinto me dejé engatusar por un hombre que me ofrecía hacer un itinerario por un módico precio (15€) con vuelta a mi albergue, que descubrí que estaba a 30 km de New Delhi. También me llevó a buscar algún cajero que admitiera mis tarjetas y poder tener algo de dinero. Al llegar cerca del Fuerte Rojo, mi próxima parada, me dejó cerca y cogí una bici (que no se como se llaman), lo que fue muy divertido, sobre todo a ellos les pareció muy divertido verme allí! En las afueras aproveché para comer por primera vez en el día, algo así como masa de patatas fritas con salsa agridulce que estaba buenísimo.

DSC00053

Es una enorme fortaleza hecha con arenisca que tiene un diámetro de 2 km y una altura de entre 18 a 33 metros. Fue construido entre 1638 y 1648 por el mongol Shah Jahan y tiene un foso de 10 m de profundidad. Lo malo ha sido que al llegar acababan de cerrar las taquillas, eran las 5 de la tarde. Así que de vuelta en bici hasta el taxista y desde esa hora hasta las 8 que llegué estuvimos metidos en el coche en un eterno atasco, y claro que son casi 30 km de traslado en una gran ciudad un viernes tarde. Hicimos una corta parada para cenar rápidamente muy rico (ni idea de lo que era)  por 3 €. Una media hora ya la pasamos buscando el lugar, porque es tan pequeño y está tan apartado que era misión imposible.
Han prometido una fiesta de navidad! yo solo quiero dormir!!!! ya os contaré mañana como es una fiesta de navidad en India!

Día 3. Delhi-Jaisalmer

Me fui en metro hasta la estación de tren de Old Delhi para intentar arreglar lo de mi billete y dejar la mochila hasta las 5.30, que es la hora de salida del tren. Me dijeron que hasta 3 horas antes de la salida del tren no podrían darme número de asiento, así que dejé la mochila y volví al Fuerte Rojo.

DSC00100

Es una construcción que nada tiene que ver con las fortalezas europeas, aparte del muro de 2 km, dentro tiene pequeñas estancias separadas por jardines. Estaba abarrotado de gente y volvimos al tema de sacarme fotos con todo el mundo. Al principio era divertido, pero cuando ya llevaba más de 20 fotos decidí ir diciendo que no photos (vamos, como las celebreties!!!).

DSC00116

A la salida cogí una bici y me llevó a dar un paseo por el bazar hasta la Mezquita de Jama Masajid, que es la más grande de India, con una capacidad para 25000 personas. Tiene 3 puertas y 4 torres y 2 alminares, es bastante bonita. La entrada con cámara son 200 rupias, más 10 rupias el préstamo de una bata para las mujeres.

Afuera me esperaba mi ciclista (con el que había regateado el paseo por 30 rupias) y me llevó por callejuelas de Chandni Chowk, una locura de lugar de ruidos, olores y personas. Solo tenía tiempo para un paseo rápido, así que espero volver para ir al bazar de las especias. Llegué a las 2.30 a la estación y me asignaron número, la lista de espera para primera clase había descendido, pero estar en el número 3 no me daba derecho a nada, así que a sleeper class, pero con cama asignada.

DSC00202

No me arrepiento para nada, me ha tocado al lado de una familia de 9 personas encantadoras, nos hemos echado unas risas, me han ofrecido muchísima comida (que casi me ahogo con el picante!) y hemos pasado un rato muy agradable. Me han puesto un bindi (el círculo rojo en la frente) y pintado una línea al comienzo del pelo, símbolo de mujer casada. Sobre todo he conectado con una de ellas que, además de ser guapísima, es encantadora y me ha estado contado sus costumbres, como cambió su vida al casarse (nada de jeans, pelo atado y cubierto, nada de internet, nada de estudios,…) pero me ha dicho que ella es afortunada porque eligió a su marido. Me enseñó el vídeo de la celebración de el séptimo de mes de embarazo del primer hijo, alucinante! Como estoy disfrutando este viaje!  La gente está siendo muy amable conmigo, incluso protectora. Esta mañana un hombre de unos 30 años se ha sentado a mi lado en el metro y después de charlar un rato me dio su tarjeta (trabaja en una gran empresa y ha viajado mucho) y me dijo que le llamara si me surgía algún problema, que él intentaría ayudarme. Me dio unos consejos y deseado un buen viaje. Admirable.

Ahora ya se está acostando todo el mundo, a mi me ha tocado pasillo, cama de arriba, así que tengo ajetreo constante a mi lado. “Mi familia”” me ha ofrecido una manta y cualquier cosa que necesite. Es una lástima que se bajen antes y no vayan a Jaisalmer…

Día 4. Jaisalmer

DSC00204

Otra noche sin dormir! Ya contaba con que no pudiese pegar ojo en el tren, entre el ruido, el trasiego de gente y el terrible frío, no hubo manera. Y toca despedida de la familia, después de varias fotos y de intercambiarnos correos electrónicos, bajan 2 horas antes que yo. Me dio pena, pero me dijeron que ellos venían a Jaisalmer en 2 días, así que es posible que nos volvamos a ver.

DSC00221

Luego estuve hablando con un chico que es lo contrario a esta familia; estudia ingeniería y vive en la ciudad más moderna, Chandigerh. Me estuvo explicando el sistema de castas y la flexibilidad que hay dependiendo de ellas. Por ejemplo, si se casase, su mujer podría seguir usando vaqueros y seguir estudiando, vamos, como Europa. Es genial encontrar gente dispuesta a responder preguntas que no sabía si podrían ser “incómodas”.

DSC00243

Puntualmente a las 11 de la mañana llegamos a Jaisalmer, en pleno desierto un castillo de arena con 99 bastiones. Es alucinante encontrarte con unas construcciones (residencias familiares llamadas “havelis” con unas fachadas muy elaboradas. Una vez dentro del fuerte te encuentras con un montón de callejuelas que tienes que atravesar evitando las motos y las vacas. También hay 7 palacios jainíes (que visitaré mañana) y el Palacio de Marajá.

DSC00299

Hoy solo he dado un corto paseo porque estoy realmente cansada y tengo día y medio para visitar todo esto, así que aquí estoy, en la terraza del hotel, disfrutando de una puesta de sol y disfrutando tranquilamente de las vistas que ofrece mientras escribo en el blog. Todo un lujo!

Día 5. Jaisalmer

DSC00310

Después de un sueño reparador de 12 horas me voy a visitar el Palacio del Marajá que se encuentra en la plaza principal del fuerte. Está bastante bien conservado y dispone de audioguía, con lo que es muy ameno ir escuchando la historia que envuelve cada rincón.

DSC00324

Muy cerca del palacio están los Templos Jainistas y es de las religiones que conozco más bondadosa, más equilibrada y con unas normas que son reglas morales, más que nada. No creen en ningún dios y la ley esencia es tener una actitud de respeto hacia cualquier criatura viva y evitar la violencia a toda costa.

DSC00344

Estos templos fueron construidos entre el siglo XV y el XVIII. Están exquisitamente decorados con tallas preciosas con diferentes tipos de representaciones: leones, guerreros, mujeres danzando, … en la mayoría de ellos la entrada a extranjeros está limitada de 11 a 12 de la mañana.

DSC00359

Fuera del fuerte, callejeando por calles comerciales, llegué al Moti Mahal, construida en el siglo XVIII es el más bonito y alto de la ciudad, tiene 6  pisos aunque no está nada bien conservado. La parte más bonita es el último piso y sus 38 balcones.

DSC00377

Calle abajo fui hasta la represa de Garsisar, construida en 1369. Tiene 4 templos hindús en sus cúpulas y la puerta principal fue construida con el dinero de una prostituta, más adelante el rey mandó derribarla, pero en el último momento la mujer mandó poner en la cúspide la puerta una estatua del dios Satyanarayan, el dios de la verdad, por lo que el rey tuvo que anular la orden de derrumbe. Es curioso la cantidad de pequeñas historias que tiene cada rincón.

Después de un paseo por el lago artificial entré en un mini museo de la historia de Jaisalmer y fue todo un acierto. Este hombre encantador sirvió de guía y me estuvo contando miles de historias durante casi 2 horas! El museo en sí es muy pequeño y dotado de pocas cosas, pero si tienes la suerte que el dueño te acompañe, es un auténtico lujo! Lo malo es pensar que todo lo que me contó (sobre matrimonios, viudas, colores, … un poco de todo) dejó de ser actualidad apenas hace 10 años.

DSC00402

Después de ésta explicación tan buena y con tan buena disposición por su parte, me fui al centro de información turística para contratar la visita al desierto en la puesta de sol. Y con mi racha de buena suerte, cuando fui a comer al restaurante más cercano a este… había un grupo de 4 familias comiendo en la terraza y venga a invitarme a comer con ellos, a probar de todo, a hacernos fotos, a darme el correo electrónico, de verdad, que personas más amables!

DSC00446
A las 3 salimos hacia las dunas, junto con cientos de coches, motos y autocares! es una gran atracción y estaba abarrotado, no había una duna libre! Amenizaban, a cambio de unas rupias, gente de una tribu nómada gitana. En el coche (que íbamos 11 personas…) estaba un hombre de Suecia que también estaba solo, así que nos hicimos amigos e hicimos el recorrido por las dunas juntos, así como filosofamos un poco de la vida, de las relaciones,… en fin, el lugar era propicio para profundizar, hicimos buenas migas y quedamos para mañana dar el último paseo por la ciudad.

DSC00440

En el camino nos encontramos unas monjas que nada más verme vinieron directas hacia mí y al poco preguntarme si era cristiana. A las pobres las decepcioné… pero fueron muy amigables. Por supuesto, más fotos para los indios, hay muchas familias que tienen una foto mía! Curioso, porque no soy ni rubia ni de ojos azules! más bien podría camuflarme un poco con ellas, pero bueno, se que es por educación, pero todos, al final, me decían que tenía una “cara bonita”!. Todos muy amables, insisto, esperaba cordialidad, pero esto supera mis expectativas.

DSC00285

Ahora, para mostrar toda la realidad, voy a poner una foto de una calle de la ciudad, una cualquiera, ni la mejor ni la peor… entre estas casas preciosas, palacio, muros y demás preciosidades, están estas calles, llenas de gente, coches, tuc tucs, vacas, perros y mucho, mucho ruido.

Día 6. Jaisalmer-Jodhpur

DSC00484

Había quedado a las 10.30 con Stephan, el sueco que había conocido en el viaje al desierto y puntualmente apareció. Yo quería ir a ver una biblioteca y un par de havalis grandes que me quedaban por ver y como él todavía no había visto nada, pues se añadió a mi plan. De camino a la biblioteca escucho que alguien me llama, cuando me vuelvo, ahí está toda la familia del tren! Fue una gran alegría, allí nos dimos abrazos y besos todos entusiasmados y como ellas estaban sin las chaquetas, lucían sus preciosos sharis lo que aproveché para hacerles unas cuantas fotos. Estuvimos más de media hora haciéndonos fotos! Stephan se acopló bien y cuando la familia me dijo que iban a los templos, les dije que no me importaba volver a ir con ellos, así que descubrí que ellos son jainistas! esa religión tan bonita sobre la que he estado leyendo! Me llevaron con ellos e hicieron ofrendas conmigo, yo les iba siguiendo y copiando lo que hacían. Fue muy interesante.

DSC00015

Mi amigo Stephan, como buen nórdico, no paraba de ver el reloj… y estaba super estresado porque quería comer e ir al hotel (tenía más casi 5 horas por delante…) así que me despedí de la familia y fuimos callejeando, non sin ir casi corriendo… hacia el lugar donde quería comer, al menos pude hacer algunas fotos a las havelis por las que íbamos pasando. Este hombre es alpinista y está acostumbrado a darse mucha caña, a ir a prisa a todas partes y a no entrar en ningún sitio, solo ver desde afuera. Entre andar a correr, el estrés del reloj y tantas horas hablando en inglés, acabé agotada!!

A las 17.15 salía mi tren para Jodhpur, donde me esperaban más de 5 horas y donde volví a tener suerte de sentarme al lado de una familia peculiar. Estuvimos hablando de política… era comunista!! en fin, un viaje muy, muy interesante, sí señor.

Al llegar a la estación cogí un tuc tuc que me llevó al Cosy Guest House que está apartado, fuera de la zona comercial, por lo que es tranquilo y pude descansar, para entonces eran casi las 12 de la noche.

Día 7. Jodhpur

DSC00174 (2)

Cuando planifico un viaje suelo comprar la guía Lonely y dejarme orientar un poco por ella, procuro no ver fotos de los sitios a donde voy a ir o ver solo alguna para hacerme una idea, luego, de camino o en el mismo día voy viendo los sitios que voy a visitar, de esta manera, casi todo es sorpresa. Así que esta mañana cuando me levante y fui a la terraza…. flipe! resulta que tenía en frente de mí una enorme fortaleza con un castillo precioso y a mi izquierda, un pueblo con casi todas sus casas pintadas de azul intenso. Luego leí que es llamada “la ciudad azul”.

DSC00059 (2)

Después de lavar mi ropa salí del “hotelito” y me encuentro con una cruda realidad, la suciedad! Parece ser que es una de las ciudades más sucias de India, el sistema de alcantarillado no es subterráneo, así que todas las aguas de la casa, todas, van directamente a un canal que circula por ambos lados de las calles.

DSC00114 (2)

Me fui directa al fuerte, llamado Mehrangarh, que se alza en la colina con 7 puertas y encierra un complejo palaciego de color terracota y preciosas celosías. El precio de la entrada para extranjeros es de 150 rupias con derecho a audioguía que te va contando, a parte de la descripción del lugar, historias y leyendas interesantes. No tienen acceso ni los coches, ni motos ni tuc tucs, así que es un lugar tranquilo.

DSC00020 (2)

En la foto que acompaño es simplemente una pequeña esquina de uno de los patios. También dispone de un museo muy bueno y la primera tienda de museo que es igual que las de Europa, carísima! Eso sí, todo muy bonito y de calidad.

DSC00120 (2)

Desde ahí me fui caminando hasta el Jaswant Thada, un monumento de mármol blanco hecho en memoria del marajá Jaswant Singh II, tiene un jardín y un lago donde se respira muchísima paz, es un lugar relajante.

DSC00151 (2)

Desde ahí cogí un tuc tuc para irme a la otra punta de la ciudad e ir a ver el Palacio y Museo de Umaid Bhawan, también llamado palacio de Chittar, por la piedra caliza que se usó en su construcción en el año 1929 y tardó 15 años en finalizarse.

Dentro solo pueden verse las fotografías del interior, así como planos y en el museo vajilla y decoración inglesa. Una parte del edificio es el Museo, otra es un gran hotel y la otra residencia de su sucesor.

DSC00165 (2)

Vuelta a coger un tuc tuc y rumbo a la torre del reloj. Éste es un símbolo del casco antiguo y está rodeado de un gran y variado mercado. Al rededor suyo hay laberínticas y bulliciosas calles llenas de bazares donde se vende de todo. Después de deambular un poco, decidí volver al hotelito a descansar y relajarme.

DSC00169 (2)

Por lo que he visto, la mayoría de la gente solo está aquí medio día, menos los españoles (me lo dijo un local) que están entre 3 y 4. Yo tengo previsto 2 y medio… y en el primer día ya lo vi todo… así que igual mañana me voy de excursión a algún pueblo cercano.

Y como había leído que esta ciudad es famosa por sus masajes… pues venga a pedir uno… en fin, solo decir que es el peor masaje que me hayan dado… hasta se me hizo eterno y aburrido, me lo di en el mismo hotel, en mi misma habitación por el dueño y la verdad es que fue bastante subrealista e incluso incómodo…

Ahora voy a intentar comer solo chapati, porque hoy me tomé la licencia de comer normal (aunque era lo más suave que vi: rollos de chapati rellenos de verdura sin especies, que, como ya sabéis, esto es un decir) y ha vuelto el estómago a arderme un poco. A ver si se acostumbra, que no me quiero perder esta comida!

Día 8. Jodhpur

DSC00191 (2)

Hoy ha sido una jornada tranquila y de shopping total! Resulta que para hacer las excursiones por los pueblos tiene que haber un mínimo de dos personas, así que después de intentar adelantar mi vuelo para hoy, sin éxito porque no había luz, por lo tanto, internet, y como siempre siguiendo mi buena suerte, apareció una joven alemana que sabía español! y que me dijo que se apuntaba a mi plan de callejear. Así que, relajadamente callejeamos por la zona de los bazares y caí en la tentación de comprar! Había decidido esperar al último día en Delhi, pero… en fin, que ya he empezado a comprarle a mis sobris los regalos de reyes!

DSC00179 (2)

Después de una deliciosa comida, como siempre, seguimos entrando en bazares, tiendas y deambulando por las laberínticas calles. Es increíble ver fachadas con una talla preciosas y totalmente abandonadas en medio de un montón de basura, es una pena que no se puedan conservar, es un patrimonio alucinante. Entre casas totalmente deterioradas aparece la entrada a un templo, es una sorpresa constante, lo dicho, un lugar de contrastes constante.

Día 9. Jodhpur-Udaipur

DSC00197 (2)

Cuando el primer día en Delhi me subí a un ricksaw (tuc tuc) no me imaginé que días más tardes iba ir relajadamente sentada mientras veía como nos dirigíamos contra un autobús y era esquivado en el último segundo y seguidamente serpenteaba entre decenas de motos, vacas y el guardia de tráfico. Todo fluye, de una forma casi increíble, y ves como hay unas “normas” dentro del caos.

Me despido de esta ciudad y me voy al aeropuerto, pero mi vuelo a Udaipur se retrasó 2 horas aunque siguiendo con mi buena suerte, allí estaban una pareja americana que había conocido ayer en la comida. Son de San Francisco y muy buena gente, así que estuve muy entretenida con ellos hasta poco antes de la hora del vuelo. Como llegué tarde (sobre las 17.30) decidí quedarme ya en el hotel y disfrutar de la terraza y una buena lectura. Hoy es fin de año, pero aquí solo hay 2 personas más, cada uno en una mesa, y no parecen muy habladores… así que será algo sencillo, cenaré e iré para camita como un día cualquiera.
Ya tengo programado mi día de mañana… como solo voy a estar un día aquí, me cojo un ricksaw por 150 rupias que me llevará a todos los sitios más importantes (sobre unas 5 horas). Aquí se respira mucho relax, se está tan a gusto. La temperatura ya es algo más alta, al igual que en Jodhpur, ya no es necesario estar con el forro polar, con camiseta de manga larga es suficiente.

Feliz año nuevo a todos y todas, espero que este año que se avecina nos suba los ánimos a todos para afrontar con más ilusión y más fuerza este futuro inmediato que parece seguir siendo difícil pero que seguro sabremos torear muy bien.

Mil besos y mil abrazos para todos.

Día 10. Udaipur-Ajmer (Pushkar)

Amanece en Udaipur, dicen que la ciudad más romántica de Rajastán. Fue fundada en 1559 por Udai Singh II y está rodeada de pequeñas colinas y a las orillas del lago Pichola, antiguamente su nombre era Mewar.

DSC00212 (2)

Empiezo mi recorrido por el norte, visitando Ahar, que contiene más de 250 cenotafilos de los marajás de Mewar construidas a lo largo de 350 años. A pesar que no se pueden hacer fotos, por 10 rupias el guardia se va a dar un paseo. Prácticamente todas están construidas en mármol y tienen unas tallas preciosas.

DSC00223

Luego mi hablador y amable conductor del tuc tuc (que por cierto, lo tenía impecable) me llevó a ver el lago Fath Sa gar, el lugar de visita de los enamorados y que fue construido en 1678. Desde allí ascendimos a una colina para entrar al Maharana Pratap Memorial, donde hay unos jardines bonitos y una escultura del Maraha subido a su caballo preferido, pero lo realmente bonito son las vistas.

DSC00234 (2)

Desde ahí nos dirigíamos hacia Saheliyon-ki-Bari, un pequeño jardín diseñado por 48 sirvientas y que es un lugar tranquilo para descansar, pero antes mi amable amigo hizo una parada en casa de su cuñado que es pintor… solo para ver… nada más… en fin, que allá fuimos y… pequé! que trabajo más bonito! daba ganas de comprarlo todo!

Como parte del recorrido estaba una fuente que está en una rotonda (Sukhadia Circle) y lo único que me pareció peculiar es que en una fuente tan pequeña hubiese gente en barcas de pedales con forma de pato… Una vez visto los alrededor me llevaría por fin a conocer la que dicen ciudad más bonita! y una cosa me llamó la atención en todo el recorrido que hice, estaba muy limpio todo, no se veía basura por ningún sitio e incluso no había casi vacas, vamos, en toda la ciudad, una poquitas.

DSC00249 (2)[4]
Así que me dejó a las puertas del Palacio de la Ciudad, el más de Rajastán. En realidad es un complejo que tiene varios palacios construidos por varios marajás y que todos ellos suman 244 m de fachada y llegan a tener 30 m de altura. Está a orillas del lago con unas vistas impresionantes. Prácticamente todo el complejo es un museo y para verlo todo necesitas bien un par de horas.

La entrada no incluye la Galería de cristal que es carísima (500 rupias) pero es muy curiosa. Está en el palacio más nuevo y se expone todas las piezas que el marajá Sajjan Singh encargó en exclusiva a Osler (Inglaterra) y que incluye hasta una cama de cristal, varios sillones, mesas,… lámparas de una tonelada de peso… todo hecho a medida y que no llegó a ver, ya que murió antes de que llegara el cargamento. Parece ser que todas las piezas se conservaron en las cajas originales durante más de 100 años. Están prohibidas las fotografías.

DSC00280 (2)

Nada más salir del complejo del Palacio te encuentras con el Templo de Jagdish. Como siempre, en cada piedra de mármol encuentras una talla preciosa.
Después me fui a visitar el museo de Bagore-ki-Haveli. Sinceramente, no es nada del otro mundo… está en plena rehabilitación y es interesante sino has entrado en ninguna haveli. Aquí lo interesante es venir a ver un espectáculo de marionetas que suele haber a las 7 de la tarde y que es típico en todo Rajastán. Todavía no he visto ninguno!

A las 5 he decidido retirarme al guest house para descansar y esperar allí hasta las 12 de la noche, hora que sale mi tren para Ajmer. No cuento con dormir mucho, así que estoy acumulando una falta de sueño bastante grande. Menos mal que Pushkar es un sitio para relajarse, prácticamente no hay nada que ver, solo de relax y yoga.

Esta ciudad, considerada la más bonita, y que reconozco tiene un palacio alucinante con un lago muy bonito, me parece en exceso turística, sobre todo por occidentales. Se ve mucho nivel aquí, el turismo es de otro tipo, y supongo que es por ello que es el lugar donde más dinero gasté con mucha diferencia. Menos mal que solo he estado día y medio, de los cuales, el medio de uno y el medio de otro los he pasado en el guest house! Aquí hay cafeterías para occidentales, no se, es bonita pero no me ha impresionado.

Día 11. Pushkar

DSC00302 (2)

Después de cinco horas y media en el tren (AC1) (salí a las 00.30 y llegué a las 6.00) y de tener un compañero roncón e intentar dormir con los cascos puestos escuchando a Joni Mitchel, llegué agotada y dormida a Ajmer, donde tenía que coger el bus para Puskhar, así que a eso de las 7 de la mañana ya estaba en mi destino. A última hora hice cambio de hotel, ya que un dueño de un hotel me hizo cambiar de idea y así pude entrar a dormir a las 7.30 hasta las 10.30, que me levanté para conocer un poco esto. Para que os hagáis una idea de lo económico que es viajar por India, este hotel, que está bastante bien (pondré las fotos en la sección que haré sobre Hoteles en India) en el que entro a las 7 am de hoy y saldré a las 4 pm de mañana voy a pagar 3 euros. El desayuno sale más o menos por 1,50 y la comida y la cena cerca de 2 euros cada una. El total de un día aquí es menos de 10 euros al día, dormir y comer, no está mal!! con respecto a los traslados, los trenes son super baratos y andan sobre los 4 euros unos 300 km.

DSC00307 (2)

Pushkar es una ciudad de peregrinaje donde, cuenta la leyenda, Brahma dejó caer sobre la tierra una flor de loto y apareció esta ciudad con su lago sagrado. Hay cientos de templos (dicen que más de 500), siendo el más famoso el de Brahma, uno de los pocos que hay en el mundo. Alrededor del lago bajan hay 52 ghats (escaleras), donde los peregrinos se bañan en las aguas sagradas.

DSC00317 (2)

Esta ciudad, al ser de peregrinaje, también es turística, pero te encuentras a pocos occidentales, más bien aquí vienen a cursos de yoga o como yo, a descansar en un lugar plácido. Mi idea de esta visita es hacer un parada, tener dos días muy tranquilos ya que aquí hay poco que ver, solo callejear y relajarse mirando al lago o a las pequeñas colinas de alrededor. Se pueden hacer excursiones y subir a los templos que hay en lo alto de la colina… pero va a ser que será para otra vez…

DSC00315 (2)

Por ahora me he dedicado a pasear, ver, comer, leer… además, la temperatura es buena. Como en este hotel ahora no tienen internet, se ofrecieron a llevarme a otro sitio gratis, lo que no sabía es que íbamos en moto! pues nada, a relajarse y a veces, a cerrar los ojos… es increíble el cálculo exacto de las distancias. El chico me esperó allí 2 horas! y de vuelta en moto, pero ahora ya de noche, vuelta a cerrar los ojos y confiar en el piloto y sus cálculos, sobre todo cuando cruzamos una calle delante de un camión. Esta familia, la de este modesto hotel, es gente muy cordial y servicial, se preocupan por todos los detalles y quieren que te sientas como en casa, eso lo dicen a menudo, y es verdad, son acogedores y bueno, el que cocina es un profesional! que comida más rica prepara! Hoy, para cenar, he pedido ensalada, estoy engordando mucho con tanta comida, así que hoy toca sin salsas (una pena…). Me voy muy pronto a dormir a ver si recupero un poco.

Día 12. Pushkar-Jaipur

DSC00354 (2)

Tras un  dulce desayuno me voy a deambular por la calle principal que es todo un bazar, pero a estas horas de la mañana es muy tranquila. Después de entrar en un par de templos, bajo por un ghat al lago. Es increíble la paz que se respira aquí, a estas horas empiezan a llegar algunas personas a bañarse y realizar sus rituales.

DSC00360 (2)

Le di la vuelta al lago haciendo alguna parada para ver algún templo interesante. No deja de sorprenderme ver tantas personas con tanta fe.
En este pueblo existe bastante turismo occidental, pero suelen ser personas que vienen aquí a clases de yoga, de masajes o simplemente a sentirse tranquilo. La estética del occidental es, digamos, muy hippy alternativo. La gran mayoría son jóvenes, aunque así son en general los que me he encontrado, gente de entre 20 a 30 años como mucho, aunque aquí he visto alguna pareja de unos 70 años con sus tattoos y piercings.

DSC00365 (2)

Creo que hoy por hoy estoy más pendiente de las horas de comer que de ver templos… estoy enganchada! así que puntualmente aparecí en mi hotel para comer y dejarme sorprender por el cocinero (suelo pedir su especialidad). Después me llevó el hermano otra vez en moto hasta el otro sitio de internet… pero esta vez iba con dos mochilas, lo dicho, creo que le he perdido el miedo… (esto es una terapia de choque, que le llamarán algunos). Como no funcionaba me llevó hasta un ciber para poder conectarme un par de horas y luego ya irme a la “estación” de autobuses para ir hasta Ajmer, que es desde donde sale el tren. El trayecto de unos 30 km cuesta 0,15 €, realmente económico. Lo incómodo son las miradas sin cortarse un pelo de todo el mundo, no me puedo imaginar como lo llevarán las rubias de ojos azules!

Ahora estoy en el tren, viajando en AC1, que está muy bien, es espacioso y hasta tengo conexión para cargar el ordenador. Llegaré sobre las 11 de la noche a Ajmer.

Día 13. Jaipur

Pues será cierto que este número no es bueno… vaya día más enrevesado! Ya empezó anoche cuando llegué con un pequeño problema con el conductor del tuc tuc, que me había dicho un precio y al legar a destino (una hora más tarde porque no sabía donde quedaba) me pedía más del doble porque no acepté contratarlo para el día siguiente. Primer mini problema que tuve desde que estoy aquí. Pero al llegar al hotel me dicen que solo hay wifi en una sala (triste y oscura) y la habitación, aunque limpia, era más triste todavía. Vengo acostumbrada a guest house con decoración alegre y terrazas con vistas y esto es un triste hotel de una gran ciudad. Por motivos personales… necesitaba estar conectada toda la tarde de hoy y de mañana´y s olo pensar de estar metida ahí… no se, por otra parte, yo me retiro pronto, pero me gusta estar en la terraza leyendo, tomando un te… no estar encerrada en una triste habitación, así que nada, a la mañana decidí cambiarme. Vaya odiosea! Tardé 2 horas en conseguir cancelar los dos días que me quedaban, después hice un par de llamadas y en el primero no había sitio y el segundo sí, así que allá voy! llamo un tuc tuc y me dice que 100 rupias… le pregunto que por qué tanto y me dice que está a 10 km!!

Sinceramente no sabía que hacer, entrar al hotel del que me había ido a pedirles internet y buscar otro… no me parecía muy correcto, además, ellos habían sido muy amables que fueron quienes hicieron las llamadas. Pues nada, allá voy, media hora después me encuentro en una casita muy mona (menos mal!) pero en el que el precio se dispara y lo doblaron. Me mosqueo y llaman al jefe, me pongo al teléfono con el jefe y a regatear! cuando ya consigo un precio razonable (800 rupias habitación doble con baño, grande, desayuno, cena y wifi) me pasan a otra habitación, con lo que ya en un gesto de cansancio, le digo al chico que nada, que adiós, que desde que había llegado a esta ciudad todo era “confuso” así que me dijo que no había problema y me llevó a la habitación que había acordado. Como ya eran las 12 del mediodía y había quedado de conectarme a las 4…  casi no tenía tiempo, así que vino un tuc tuc a recogerme y media hora después me recorrí los bazares a toda prisa para entrar, también rápidamente al Palacio de la ciudad. Y nada más!!

DSC00382 (2)

Pero bueno, aquí estoy, en Jaipur, una gran y caótica ciudad llamada también “la ciudad rosa”. Esto se debe a que en 1876 el marajá Ram Singh hizo pintar toda la ciudad de rosa, ya que es un color asociado a la hospitalidad, para recibir al Príncipe de Gales. En realidad la ciudad rosa es la ciudad antigua, que está amurallada y dentro está todo lleno de bazares, es enorme e imagino que será el paraíso del shopping. Las calles van por oficios y es un caos de motos, bicis, gente, coches…

DSC00397 (2)

El Palacio de la Ciudad fue construido, una vez más por Jai Singh, y tiene mezcla de arquitectura rajastaní y mongol. Está muy bien conservado y tiene diferentes galerías con un interesante museo textil, entre otros. Como siempre, dentro de estos patios se respira la paz y no se escucha el bullicio que hay a tan solo unos metros fuera de la muralla.

DSC00398 (2)

Tengo que decir que un guardia me preguntó si quería una foto con él, le dije que sí, sacaron la foto y luego me pidieron dinero (que no di) y más adelante, al sacar dinero de un cajero, el guardia también me pidió dinero (que tampoco di). Esto de las grandes ciudades es lo que tiene, la pillería es mayor y la todo el mundo anda al negocio. Está claro que prefiero las ciudades pequeñas.

No obstante, la ciudad antigua es muy bonita, tiene unas havelis preciosas, aunque la mayoría abandonadas. Mañana volveré a entrar en el Hawa Majal, el alminar y luego me acercaré a Amber, un pueblo que está a unos 15 km.

Al final del día tan raro y estresado, al llegar me di una buena ducha, me conecté unas 3 horas con mi chico, cené y ahora ya estoy relajada, por fin! Un raro día 13!

Día 14. Jaipur

Amanece un nuevo día y con él nuevos ánimos! Para hoy decidí hacer un recorrido con un tuc tuc hasta Ambers, haciendo antes unas paraditas en la ciudad antigua y ver lo que ayer no pude. Y menos mal que mi amable y sonriente conductor me dijo, entre bromas, que me tenía que quedar un día más aquí… porque si quería ver el Taj Mahal tenía que esperar a el sábado ya que los viernes cierran! Pensé que era broma, pero no, no era broma, así que allá me fui a conectarme y cambiar mis trenes y el itinerario, me voy mañana por la tarde a Agra (donde está el Taj Mahal) para llegar por la noche y estar todo el sábado allí, el domingo me voy directa a Khajuraho saltándome Orccha. Y menos mal que este chico me avisó! vaya frustración llegar allí y no poder entrar… Pues parece ser que cierran todos los viernes, que es el día de oración de los musulmanes y solo a ellos se les permite la entrada para orar.

DSC00410 (2)

La primera visita fue al Hawa Mahal que ayer solo vi la fachada. La primera es la foto del interior y la segunda es la fachada, como se puede ver está construido en plantas escalonadas.

DSC00431 (2)

Fue construido para que las mujeres del Maraha pudieran ver la ciudad sin ser vistas y disfrutaran aquí “encerradas” de un patio precioso mientras se entretenían pintando, bailando, jugando a las cartas… hasta que llegaba el maraha a “descansar”. En fin, esta es la historia que cuentan en la audioguía, El sitio es realmente bonito y tiene unas vistas de la ciudad increíbles.
Parece ser que esta es una de las pocas ciudades en India que fue planificada y es por ello que todas sus calles (en la ciudad antigua) son paralelas y tienen todas las misma distancia.

DSC00420 (2)

La segunda parada fue Jantar Mantar, un observatorio astrológico que es como un parque lleno de esculturas que en realidad son instrumentos de medición del tiempo. Hay un reloj de sol que su gnomon tiene 27 m de altura.

DSC00418

Después de un rápido recorrido (no me cogí la audioguía y no me enteré casi de nada….) me fui a ver el Iswari Minar Swarga Sal, que realmente se ve desde casi cualquier parte de la ciudad. Fue construido por el hijo de Jai Singh que cuando fueron invadidos por los mongoles prefirió morir envenenado por la picadura de un serpiente y sus 21 mujeres y concubinas cometieron jauhar en su pira funeraria. Ya os podéis imaginar qué significa la palabra.
Se puede subir a la cima, pero la verdad es que no me apetecía mucho porque últimamente estoy teniendo un poco de claustrofobia…. así que no vi las vistas desde arriba.

DSC00451 (2)

No estaba muy convencida de ir al Museo Central, porque ya entré en unos cuantos y no deja de ser todo lo mismo, pero este vale la pena sobre todo por su arquitectura. Es un edificio precioso con unos patios con fuentes y celosías. En el interior hay un poco de todo, trajes, instrumentos musicales, telas, esculturas,…

La entrada a todos estos sitios, incluido el Fuerte de Amber y el de Nahargarh cuestan conjuntamente 300 rupias y el mismo precio por cada uno si vas de uno en uno, así que importante comprar la entrada COMPOSITE.

DSC00463 (2)

Y vuelta al tuc tuc y recorrer 12 km dando saltos sin parar (es que no ves baches y vas dando saltos…  y cuando los hay toco el techo!) y llegamos a Amber con su impresionante fuerte y murallas. Es una subida muy corta, pero te ofrecen subir en elefante o todo terreno. Por supuesto que yo fui con mis piernitas no sin antes comer “algo” en un puesto en la entrada y como siempre… “no spicy”, es decir, que me ardía la boca y al final pedí azúcar para tener en la boca disolviéndose y se fuese calmando.

Al llegar arriba entras en una inmensa plaza y partir de ahí es un laberinto de pasadizos que te llevan a diferentes estancias, patios, la verdad es bastante raro, lo malo es que no está señalizado y te pierdes un poco yendo y viniendo buscando nuevos sitios.

DSC00484 (2)

A la vuelta hicimos una parada obligatoria para ver el Palacio de Agua, construido por Jai Singh II para poder estar tranquilo. Tiene una planta por debajo del agua y está situado en un pequeño lago entre Ambers y Jaipur. Está vacío y no se puede visitar, pero contemplarlo es muy relajante.

DSC00500 (2)

Por último, una visita a los Cenotafios reales de Gaitor. Es un conjunto de monumentos con una talla muy delicada. También es un sitio muy tranquilo, no había nadie y puedes pasear y sentarte a admirarlos a la vez que un poco más lejos ves una impresionante muralla (continuación de la de Ambers).

Mi “taxista” me invitó amablemente a una cerveza pero, a pesar de que me apetecía conocer un poco el ocio local, estaba agotada, como podéis ver fue un día intenso. Está claro que contratar un taxista es una forma de ahorrar mucho tiempo (y por solo unos 8 €). Así que allá me llevó, a mi hostel que está a … me di una ducha y a relajarme esperando la cena recalentada de ayer.

Esta ciudad tiene cosas muy bonitas, pero es demasiado grande para mi gusto, muy ruidosa y con mucha gente. Creo que el plan de hoy, es decir, estar un día aquí y moverte a los sitios principales, es suficiente para no saturarte y acabar sorda. Aunque bueno, ahora voy con los cascos puestos mientras voy en el tuc tuc…

Día 15. Jaipur-Agra

Hoy decidí tomarme el día de auténtico relax. Como lo más importante de la ciudad ya lo vi y no tengo interés en ir de shopping… mi taxista Yash vino a recogerme a las 10.30 y llevarme a un masaje Ayurveda. Así que estuve 70 minutos recibiendo un masaje con muchísimo aceite caliente aromático y el resultado fue genial. Después me llevó a comer a una terraza, como lo que yo estaba acostumbrada hasta ahora, con buenas vistas y buena comida.

DSC00505

Y así ha pasado mi día, muy relajado. Ahora voy en el tren acompañada de un chico de NY y un hombre de negocios indio muy hablador y que ha viajado por todo el mundo. Un hombre muy interesante. Llegaré sobre las 21.30 a Agra y espero que mañana a primera hora poder entrar en el Taj Majal! APUNTE MUY IMPORTANTE: El TAJ MAHAL CIERRA LOS VIERNES.

Desde aquí quiero hacer una recomendación de este chico, Yash, se portó realmente bien, es muy paciente, risueño, habla perfecto inglés y conoce bien la ciudad. Para mi fue una suerte dar con él, dejo sus datos por si a alguien le puede interesar: Yash: +91 9887573687, mail: yashsinghrajawat@gmail.com
Ya estoy en el hostel, una ducha, a descansar y mañana a las 8.00 vienen a recogerme para ver, por fin, el TAJ MAHAL!!!!

Día 16. Agra-Khajuraho

Con la emoción de visitar el Taj Majal me pasé toda la noche soñando con él! Había quedado a las 8 de la mañana para ir para allá y cuando me dejó el tuc tuc en la calle que te leva hasta él… iba nerviosa y emocionada! y después de pasar los controles de seguridad (no puedes llevar en el bolso ni tabaco, ni galletas, chocolate,… ni tijeras, navaja, ni mi silbato! que al final la chica me lo dejó pasar siempre y cuando no lo sacara) me dirigí toda nerviosa a atravesar la puerta y.. ahí estaba el mausoleo!! dios!! que bonito! hasta me emocioné!!

DSC00598

Después de sacar cientos de fotos, me perdí por sus jardines durante 2 horas, lo único malo es que había neblina y para las fotos no es muy bueno, pero bueno, la belleza se aprecia igual.

Y que contar de este monumento, pues que fue construido en 1631 por Sha Yan en memoria de su segunda esposa Mumtaz Mahal que murió en el parto de su 14º hijo. Tardaron más de 20 años en terminarlo, poco después fue destronado por un hijo y confinado en el fuerte desde donde simplemente podía verlo. Una cosa que me resultó curiosa es que las torres que rodean al mausoleo están ligeramente inclinadas hacia afuera, pero ópticamente no se aprecia y en las cámaras salen totalmente rectas debido a la distorsión de la óptica. Habría mucho que contar sobre este monumento declarado Patrimonio Mundial, pero espero que lo descubráis vosotros…

Me costó mucho decidirme a marcharme… me daba pena salir de ahí, creo que estuve en la puerta 20’ antes de salir. Me fui caminando hasta el fuerte que está a unos 2 km y seguía pensando en él.

DSC00632

La verdad es que este fuerte es verdaderamente bonito y sorprendente, tiene un perímetro de 2,5 km y todos sus muros están construidos en arenisca roja. Pero luego llegas a dentro y te encuentras con un palacio de mármol! Tiene varios patios y jardines y casi todas las salas están hechas en mármol con una cantidad de detalles en la talla que son preciosos, como se aprecia en la foto de abajo.

DSC00648

Su fue inicia por el emperador Akbar en 1565 y fue su nieto Sha Yahan quien lo convirtió en palacio, que como dije antes, y fue su cárcel durante sus últimos 8 años. Como dato anecdótico, Akbar tenía 500 mujeres en su harén…

DSC00690

Después de esta visita me fui a ver la tumba Itimad-Ud-Daulah, que increíblemente bonita. Es pequeña, que después de ver el Taj Mahal, todo queda enano, pero tiene una gran exquisitez pues todo está hecho en mármol tallado, incluso las enormes celosías que son de una sola pieza. Fue construida en 1622 y tardaron 6 años en acabarla.

DSC00694

En esta foto se puede apreciar el trabajo, es todo muy delicado y perfecto, aunque por dentro es más sencillo, es también muy bonito.
Allá me cogí a mi par de conductores de tuc tuc (uno tenía 70 años y el otro casi casi) para ir hasta otra tumba menos conocida. Aquí no hay mucho más que ver, a no ser que te vayas a las afueras para ver otras tumbas, lo que es la ciudad de Agra es muy fea, ruidosa y al ser tan turística, hay más mendicidad.

DSC00714

El Chini-Ka-Rauza está bastante deteriorado, aunque en el exterior se puede ver los restos de los diseños en azulejos que tenía. En el interior hay unos frescos muy bonitos, aunque, como digo, en mal estado de conservación. Todos estos monumentos son de estilo mongol y tienen pequeñas mezquitas en sus esquinas.

Mi par de conductores me tenían reservado una pequeña jugarreta… llevarme a 2 bazares! Con el primero cedí, me lo pidió por favor porque con la comisión podía llenar el depósito, pero con el segundo ya no. Esto es algo muy usual, los conductores te llevan a hoteles, restaurantes y bazares donde tienen comisión, pero bueno, es una forma de buscarse la vida.

Hoy mi estómago también está resentido, así que a eso de las 3 y después de haberles dicho que no iba a ir al restaurante que ellos querían, me fui en busca de una pizzería o similar. Bien, encontré algo similar y, una vez más, al decir una pizza NO SPICY fui ingenua al pensar que así sería. En compensación el dueño me invitó a un postre sentado en mi mesa hablando del tema de las comisiones y demás… por supuesto, como es habitual, estaba yo sola en el local.
Ahora estoy en el hostel mientras espero a las 20.00 para irme a la estación e intentar conseguir mi cama en AC para poder dormir algo y no pasar frío (aquí hace bastante, llevo 2 camisetas, forro polar, parka, chaleco y tengo frío). El tren sale a las 23.00 y tengo 7 horas por delante hasta llegar a Khajuraho.

Día 17. Khajuraho

DSC00730

No sabéis que sensación tan desconcertante es estar viendo una película en el ordenador mientras esperas tu tren y que levantes la cabeza y a 2 metros tengas una vaca mirándote. Mi cabeza necesitó unos segundos para reubicarse…

Después de una noche sin casi dormir gracias a mi, como no, vecino de litera roncón, llegamos a Khajuraho con una hora de retraso. En la estación conocí a una pareja brasileña que tampoco tenían el hotel buscado, así que al llegar marchamos los tres en un busca de uno y dimos en el clavo! Aquí estoy sentada en frente de un conjunto de templos preciosos. El sitio es en la línea de los sitos a los que estoy yendo, pero las vistas son inmejorables.

DSC00798

En este pequeño y tranquilo pueblo hay unos grupos de templos preciosos y que son conocidos por tener esculpidas figuras del Kamasutra. En un principio había 85 templos de lo que hoy en día hay 25 y comenzaron su construcción en el 950 y el último fue en el 1050, momento en el que los Chandales (dinastía que los construyó) cambiaron la capital.

DSC00769

El grupo más grande (y el único por el que hay que pagar para visitarlos) es el más bonito. Son 11 templos diferentes y cada uno con sus esculturas más o menos eróticas. Es un placer caminar tranquilamente y observar cada detalle (posturas acrobáticas…) en un parque muy bien cuidado y sin mucho turismo.
Visitar este sitio es hacer una parada tranquila para descansar del ruido y de la gente.

DSC00827

Creo que ya he comentado que los indios son muy habladores, mucho, mucho. A veces resulta cansado responder al mismo interrogatorio una y otra vez… pero bueno, son muy abiertos y supongo que tienen curiosidad. Así que, ya no se en que momento, un chico me acompañó a visitar los otros grupos de templos mientras hablábamos de religión y fe… no sin antes responder el cuestionario habitual. La verdad es que parece un buen chico pero quería quedar más tarde a tomar algo, enseñarme el día a día real de India y seguir hablándome de su cultura. Esto se repite mucho, lo que me sorprende es que lo hagan chicos tan jóvenes (van unos 4 de unos 20 años), no me quiero imaginar lo que les pasará a las jóvenes viajeras solitarias!

El resto de la tarde, después de una buena ducha, fue dedicada a descansar y pasear. Estoy cogiendo energías para estos días en Benarés, que me han hablado tan mal los indios de ella, que le estoy cogiendo miedo! Ya os contaré!

Día 18. Khajuraho-Varanasi

Estoy escribiendo desde una terraza con vistas al Ganges viendo una larga procesión de barcas con muchas velas en el río mientras que de fondo se escucha cánticos desde diferentes sitios. Uno de los trabajadores del guest-house está rezando y deja tras de si el olor de las varas de incienso…

Hoy ha sido el día muy tranquilo, mi avión salió con hora y media de retraso, así que llegué aquí sobre las 3.30 de la tarde. Como el taxi desde el aeropuerto es muy caro, decidí esperar para compartir y justo llegan una pareja española! Ellos tampoco tenían el hotel reservado pero querían la misma zona que yo, así que los 3 nos pusimos rumbo a la ciudad y luego en busca del hotel más barato, esto sucedió al tercer intento. La habitación es básica y sin baño, pero las vistas desde la terraza están genial.

No se si es porque esperaba algo “terrible” después de todos los comentarios que he leído referente a esta ciudad, pero lo que ha sido el camino hasta aquí ha sido interesante. Un montón de gente, estrechas calles, templos pequeños cada 5 pasos, vacas… creo que me va a gustar.

He quedado mañana con esta pareja para ir por la noche en una barca en la procesión y por la mañana decidiremos si hacemos o no la de la mañana, ya que dicen que no se ve nada por el humo (de las incineraciones…).

Hoy no tengo imágenes, solo sensaciones!

Día 19. Varanasi

DSC00878

Después de haber escuchado tantas historias sobre esta ciudad, estaba un poco tensa… pero salí esta mañana a dar un paseo por el río atravesando ghats tras ghats, incluido el de incineración, y oye, estuve todo el tiempo con una sensación muy tranquila. Al poco de salir del Guest house conocí a un chico indio que muy amablemente me acompañó todo el rato y me fue explicando lo que era cada cosa.

DSC00859

La guía Lonely define esta ciudad como uno de los lugares más coloridos, implacablemente caótico y descaradamente indiscretos de la tierra. Y creo que es una buena definición. Fue fundada sobre el 1.200 a.C. y es uno de los lugares más sagrados de la India. Diariamente llegan cientos de peregrinos para liberarse de sus pecados bañándose en sus aguas o para incinerar a los difuntos.

DSC00870

Sobre este agua… decir que para que el agua sea apta para el baño debe tener menos de 500 bacterias coniformes fecales por litro, bien, pues aquí hay 1.5 millones!!!!
En mi paseo matutino pude ver como después del ghat de incineración hay otro donde la gente está bañándose o bebiendo sus aguas.

DSC00894

Un poco más adelante hay decenas de hombres, mujeres y niños lavando muchísima ropa (para los hoteles) y que ponen a secar en el suelo o esperan unos minutos a que se sequen con los brazos levantados. Todo con el mismo agua.

A la vuelta del paseo me acompañó otro chico, en este caso el primer indio que conozco que no es creyente. La pena es que le entendía muy mal, pero un chico muy filosófico (universitario e hijo de periodista). Después de comer con los Ariadna y Juan, los chicos de Madrid, nos fuimos a la barca para ir a ver la ceremonia diaria que hacen por la noche, que estuvo bastante bien. Vuelta para cenar y largas charlas en la terraza.

Solo estuve una media hora dentro del pueblo y me pareció excesivamente caótico, así que mañana seguiré mi paseo por el río hacia el otro lado, es la zona más tranquila de esta bulliciosa ciudad. En general esto me gusta, es muy intenso, chocante, pero me gusta.

Día 20. Varanasi

DSC01005

El paseo por los ghats de la zona sur ha sido más dura. He visto personas con enfermedades y deformidades que me han encogido el estómago y me han dejado con una sensación de bajón muy grande. Así que después de haberme perdido por el laberinto de calles de esta ciudad en busca de un cajero y mi paseo demodelor por los ghats, me fui pronto a la terraza del guest house. Necesitaba descansar y reubicarme un poco, hoy se me hizo dura esta visión.

DSC01023

Desde las terrazas puedes observar las vida de decenas de familias que hace su vida cada una en las suya y ver a un montón de niños jugar con las cometas, casi que de cada terraza sale una cometa. El cielo está lleno de pequeños “pájaros”, da igual hacia donde mires, hay cometas en el cielo, cientos de ellas.

DSC01019

Esta es una ciudad muy poblada y muy visitada por peregrinos, por lo que caminar por las estrechas calles se hace muchas veces difícil. Sobre todo porque este es el camino de todos los que llegan a la ciudad, atraviesan descalzos todas estas sucias calles hasta llegar al río. No se que criterio seguirán para el elegir el ghas donde se van a bañar, pero hay gente en todos ellos. Es por este mismo camino por donde vienen las familias de los difuntos a cuestas con él en una camilla de bambú (cubiertos por una tela: rojo: mujer, blanco: hombre, naranja: anciano). Suelen ser unos 6 hombres los que cargan llevando detrás una comitiva orando, tu te tienes que apartar para que puedan pasar todos. Al llegar al ghat de incineración el marido, hijo mayor, hermano mayor,… se afeita la cabeza y negocia el precio de la madera. Luego el cuerpo es mojado en el río, se seca para más tarde ser incinerado y sus cenizas llevadas nuevamente al río.

Finalmente me quedé toda la tarde en el guest house, tengo algo de fiebre y me siento muy cansada, creo que ha sido una pequeña insolación… menos mal que ha sido al final del viaje!

Día 21. Varanasi-Delhi

No se si pudo ser la ensalada de tomate que me comí el martes por la noche o si sería una insolación ya que ayer por la mañana estuve caminando una hora al sol y me encontré fatal, me dolía mucho la cabeza, el agua mineral de aquí, el cansancio acumulado o todo junto… que hoy ha sido un día terrible y encima tenía que desplazarme.

Primero tuve que caminar 30’ con la mochila y creí que me quedaba por el camino, me sentía muy débil (para entonces ya había ido al baño unas 4 veces por la mañana), luego mi “taxi” pinchó de camino al aeropuerto pero tuve la suerte de que me recogiera un monje tibetano, luego allí empecé a tomar agua con el suero hiposódico, pero era beber un poco e ir inmediatamente al baño, así que dejé de tomarlo. Tenía la espalda con un dolor terrible, no me llegaba a las rodillas…. y también dolor de lumbares, vamos, un trapito. Siguiendo con mi buena suerte, en el aeropuerto conocí a una pareja de yoguis muy majos que venían de hacer meditación con el Dalai Lama (y Richard Gere…) y estuvieron pendientes de mi. En resumen, tenía fiebre, diarrea, dolor de cabeza, dolor de espalda y de riñones, un trapito…

En el avión me quedé dormida en seguida (me había tomado un relajante muscular) pero me despertó la azafata para darme comida… mal momento! fue beber un poco de agua y probar un sandwich de queso y tener un bajón de tensión de vomitar! pedí una bolsa pero nada.. que no vomitaba pero me sentía fatal, encima yo estaba en ventanilla, así que les pedí a mis compañeros que me dejaran pasar (con las bandejas de comida por el medio) y de camino al baño pensé que me quedaba en el sitio. Que mal lo pasé! llegué justo para no irme por “la pata abajo”. Jamás me había pasado tal cosa!. Después de ponerme toallas frías en la frente y tomar limón con sal, me fui a mi asiento algo recuperada. Pero estaba sin fuerzas.

Decidí irme al mismo hotel de esta pareja, no me apetecía ponerme a regatear ni a buscar nada, no podía con mi alma y la cabeza me iba a estallar. Lo malo es que en ese hotel, que estaba muy céntrico y muy bien, no había sitio, pero tenían otro a “10 minutos”, es decir, 40 minutos más tarde estaba en el otro hotel. El hotel está bien, es un tipo Ibis, pero con mucho ruido y pedí cambio de habitación… y fue a peor, pero para entonces eran las 10 de la noche y yo estaba a punto de desmayarme. Me tomé fortasec, paracetamol, relajante muscular y suero y a dormir!

Día 22. Delhi

Recuperada tras el descanso, medicacíón y buen desayuno, decidí cambiar de hotel e irme al centro, al lado de la estación de metro y del bazar. Me metí en el primero que encontré y está bastante bien, no es el de anoche… pero el precio tampoco! Esto es cómodo para una noche y está muy bien situado.

DSC01028

A mediodía ya estaba totalmente recuperada, ni fiebre, ni ningún otro síntoma, así que allá me fui a hacer mis compritas y a pasear por el bazar y ver cientos de cosas bonitas. Menos mal que no aceptan tarjeta! Y por cierto, es increíble el tema del cambio, nunca tienen cambio. Vas a una tienda, cualquiera, y compras algo por 200 y pagas con un billete de 500 y no tienen cambio… lo mismo en los restaurantes y no digamos ya con los tuc tuc. Hay que andar con billetes de 10 o 20, sino igual toca dejar propina o esperar a encontrar a alguien que te de cambio.

Delhi es una ciudad, para mi gusto, bastante fea, pero a pesar de ser ruidosa, resulta ser menos agobiante que otras más pequeñas (p.e. Agra). Al menos yo siento que tengo “más espacio” y hay menos ruido (y ojo, no quiere decir que no se pasen el día pitando). Hay gente que vienen para estar aquí 4 días, pero el 90% de la gente que he conocido solo está 2 días como mucho y muchos ni visitan la ciudad, solo vienen al aeropuerto. Yo creo que una visita de un día es suficiente, hay pocos sitios que visitar y lo puedes hacer todos en el día. Lo demás son barrios enormes de edificios bajos y feos, nada interesante. Bueno, esta es mi opinión.

Mañana estaré en Doha, espero conocer la ciudad y que el calor no me mate! Ya comienza el regreso a casa.

Día 23. Delhi-Doha

DSC01033

Salí sobre las 9.30 de Delhi y después de 5 horas de un vuelo cómodo aterrizo en Doha. Como estoy totalmente descansada decido ir a la ciudad, que está a 10 minutos y vaya contraste!!! Delhi a y Doha puede que sean de las ciudades más opuestas que he visto.

Me habían dado unas indicaciones de sitios a visitar y el primero era una zona de bazares, pero claro, este es otro nivel, la mayoría de la gente de esta ciudad se dedican a altos negocios y el resto es sector servicios para este movimiento.

DSC01089

El tema es que es una ciudad muy pequeña, después del bazar fui al Museo de Arte Islámico que está en un edifico muy bonito y las exposiciones son muy buenas. De ahí lo que queda es ir de shoppig al City Center, que es un macro centro comercial con pista de hielo. Entré 10 minutos y salí a pasear por los altos edificios, ero es algo solitarios, porque en realidad la mayoría de los edificios están en construcción. Hay un gran proyecto (que está expuesto en un edificio moderno sobre el agua) para terminar un barrio comercial con fecha de 2060.

Así que cambié el rumbo y me fui a un paseo marítimo donde había un montón de gente, los occidentales haciendo footing y los árabes sentados en familia. La gran mayoría de las mujeres aquí usan velo completo, o como se llame el que solo deja ver los ojos, y van de negro, esto es algo que me incomodó bastante. Total, que para las 6 de la tarde lo había visto todo y tenía 2 opciones (siendo ya de noche) o irme a ver la periferia en un taxi o irme al aeropuerto. Escogí la opción 2 porque el dinero que saqué no era suficiente. Por lo que aquí estoy, en el aeropuerto de Doha esperando a mi vuelo ala 1.00 de la mañana (me faltan 4 horas). Estoy entretenida con el ordenador, además, aquí hay wifi gratis.

Con este día en Doha se termina mi viaje de fin de año… pero ya tengo en la cabeza el siguiente!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Yo quiero ir en Agosto a la India y quería saber cuanto te gastaste en todo el viaje. Sin contar el vuelo claro. Muchas gracias por el block y mostrar desde tu experiencia las sensaciones de tu viaje

  2. Pingback: INDIA 2014: Gastos y Datos de Interés (Tierras Insólitas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

  • Reserva tu vuelo

  • Booking.com