Sensaciones en Rumanía

Este no pretende ser un diario al uso, simplemente unas escuetas impresiones de los lugares que he visitado por el país.
Quiero hacer una mención especial a la enorme amabilidad con la que nos han tratado en todos los sitios y en diferentes situaciones. Nos han acompañado a los lugares, nos han asesorado, hecho llamadas para buscar más información,… en fin, que ha sido una sorpresa muy grata sentir tanta cordialidad.

Si tuviera que resumir el viaje, diría que es un país de contrastes, de grandes maravillas y de grandes lugares abandonados, de altas y verdes montañas y de secas llanuras. Encuentras rincones increíbles en el sitio menos esperado y tanto castillos totalmente abandonados, como lujosamente conservados.

Creo que uno de los grandes problemas es el sistema de la red viaria, son carreteras estrechas muy parcheadas y con grandes baches, lo que hace tener que hacer recorridos de 100 km en más de 2 horas. También es cierto que están haciendo muchas obras, así que espero que en pocos años este problema haya disminuido.

Hay muchos pueblos y, fundamentalmente en Bucarest, que están en plena rehabilitación, lo que ha hecho nuestra visita menos atractiva, pero con la seguridad de que en pocos años estas obras ´dejarán ver las joyas arquitectónicas que ahora están olvidadas.

A continuación detallo nuestro itinerario e imágenes e impresiones personales de cada lugar. Para hacer este recorrido alquilamos un coche en Timisoara y lo devolvimos en Bucarest ya que nos coincidía en domingo la llegada a Constanta y estaba la oficina cerrada. La conducción es bastante tranquila y pronto te acostumbras a adelantar en línea contínua…

Día 1. Santiago-Barcelona-Timisoara

Debido a las combinaciones de vuelos, llegamos a la 1 de la mañana a Timisoara.

Día 2. Timisoara

Timisoara. Es una ciudad universitaria con muchísimas zonas verdes y calles muy amplias. Tiene los grandes contrastes que descubrimos en Rumanía en general, edificios impresionantes, iglesias, plazas, callejuelas, invadidas de nuevas construcciones. Vale la pena perderse por su calles e ir de plaza en plaza y de parque en parque. Tiene una bonita catedral ortodoxa entre otras grandes construcciones.

Día 3. Timisoara – Hunedoara – Alba ilui

Hunedoara.  Tiene una fortaleza llamada Castillo de Corvin, del siglo XV.  No está muy bien conservado y es pequeño.

Alba lulia. Tiene una ciudadela que está en proceso de rehabilitación y que fue construida por los Habsburgo. Tiene dos catedrales, la cristiana y la ortodoxa; la muralla está muy bien conservada, pero supongo que se apreciará todo mejor cuando terminen las obras.

Sibiu. Para mí, la ciudad más bonita de las que visité en Rumanía. Llena de callejuelas, es una ciudad medieval con mucho encanto y muy bien conservada. Tiene los tejados característicos de la zona con pequeñas ventanas a las que lleman “los ojos de Sibiu”. Vale la pena perderse un par de días en esta ciudad.

Día 4. Sibiu – Slimnic – Sighisoara

Castillo de Slimnic. Realmente solo hay la muralla exterior y poco más. No es una parada imprescindible pero si estás de camino, se puede parar ya que se ve en 5 minutos, en el interior solo hay los restos de una torre.

Sighisoara. La ciudadela (en la que hay que pagar para entrar y conservar el ticket para sailr…) es una fortaleza del siglo XIII dedicada en exclusivo al turismo. Es bastante bonita aunque es pequeña y en proceso de rehabilitación. Está declarada Patrimonio de la Humanidad.

Día 5. Sighisoara – Targu Mures – Suceava

Targu Mures. Solo tiene una plaza rodeada de algunos edificios de interés, pero que realmente, a nuestro parecer, no merece la pena.


Suceava. No visitamos la ciudad ya que era nuestro punto de salida para ir a ver los Monasterios de Bucovita. En la foto de abajo, el paisaje que se disfruta antes de llegar a Suceava.

Día 6. Suceava  – Brasov

Monasterios de Bucovina. Hay muchísimos por toda la Moldavia rumana e impresionantes todos ellos. Nosotros solo vimos 5: Voronet, Dragomirna, Humor, Vatra Moldovitei y Sucevita. Creo que es una visita obligatoria en Rumanía. Los frescos son maravillosos.

Nos quedamos a dormir en un albergue muy barato (10 €) llamado Irene’s es sencillo pero confortable. Lo mejor del lugar es que el dueño es guía y tiene itinerarios por los monasterios por buen precio. Cuando fuimos hacía 2 días que había sido padre y compartió con nosotros una gran botella de vino de Moldavia, un encanto de hombre.

Día 7. Brasov – Bran (Castillo de Drácula) –  Ciudadela de Rasnov – Fortaleza de Prejmer

Brasov. Pequeña ciudad medieval con un casco viejo muy bonito y con mucha gente joven. Es un punto de partida para diferentes excursiones culturales y deportivas.

Castillo de Drácula (Bran). Situado a unos 30 km de Brasov está el castillo más famoso de Rumanía y, por supuesto, muy turístico. Es sobrio y respetuoso con la historia real. Recomendamos y a primera hora porque la afluencia de turistas es masiva.

Fortaleza de Rasnov. Ciudadela muy mal conservada y con escasos paneles informativos que te ayuden a entender su historia. Prescindible.

Fortaleza de Prejmer. Situado a unos 20 km al sur de Brasov se encuentra esta curiosa fortaleza  del siglo XIII, consistente en una iglesia evangélica rodeada de cerca de 400 habitáculos que hacían la función de refugio para las familias del pueblo en momentos de invasión. Una muy grata sorpresa.

Día 8. Brasov – Sinaia – Bucarest

Palacio de Peles (Sinaia). Con una inspiración que recuerda al Imperio austro-húngaro, nos encontramos con este fabuloso y admirable castillo de principios del siglo XX. Ha sido la entrada más cara con diferencia pero es justificado ya que el estado de conservación es increíble. Hay 3 tipos de entrada, la básica, que es la planta baja (+- 5 €), la del segundo piso (+- 12 €) y la completa, que incluye el tercero (+-18 €). Nosotros compramos la intermedia y nos quedamos con ganas de seguir. Para esto se necesitan unas 2 horas.

Al lado hay otro castillo más pequeño, que no visitamos, con una colección de arte decorativo.

Bucarest. Íbamos con pocas expectativas y nos llevamos una agradable sorpresa al comprobar la cantidad de rincones fabulosos con los que nos fuimos topando. Es una ciudad en plena rehabilitación, por lo que dentro de pocos años será muy recomendable su visita.

Día 9. Bucarest – Constanta – Milán

Constanta. Después de 4 horas de tren, llegamos a Constanta con la única idea de ver el edificio del Casino y callejear un poco. En primer el casino está abandonado y en segundo lugar, la ciudad no invitaba al paseo. Nuestra impresión general no fue grata, creo que este es simplemente un punto de enlace con otros lugares.
El traslado en autobús al aeropuerto fue una odisea. Recomendamos coger un taxi.

Día 10. Milán – Santiago de Compostela

Milán.Pasamos solamente una mañana en la ciudad y la impresión fue bastante buena. Coincidió con día festivo, por lo que supongo que la vimos en un día normal de tráfico y gentío. Tiene muchos lugares interesantes y callejuelas para perderse por ellas.

Marcar como favorito enlace permanente.

7 comentarios

  1. Hola sabela, nosotros acabamos de volver también de Rumania y coincidimos contigo en que la ciudad que más nos gustó fue Sibiu. ¡Un saludo y feliz viaje a las antípodas!

  2. HolaEs verdad que Rumanía es un país lleno de maravillosas ciudades y gentes. A mí Timisoara me impactó mucho por su abandono.

  3. Pingback: A dónde viajar 8 días, 5 destinos diferentes para desconectar

  4. Las fotos y el relato que haces del viaje son muy bonitos, me ha encantado leerte y sin lugar a dudas seguiré tus relatos a partir de ahora. A mi también me gusta escribir sobre mis viajes y me alegro de encontrar gente que relate sus experiencias con la calidad que lo haces. Si quieres pasar por mis relatos de mis experiencias por Transilvania, puedes seguirlas en: http://www.viajarportransilvania.com , sin más, decirte que gracias por brindarme esta bonita lectura. Un saludo y nos vemos por el mundo.

  5. Pingback: Itinerario de 8 días en Rumania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres humano ;) -

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.